Afganistán: ataques con drones mataron a civiles en lugar de terroristas de ISIS, según investigación

Comparte este artículo:

MQ-9 Reaper, avión no tripulado de la Fuerza Aérea de los EE. UU., (Flickr/AvgeekJoe)

🔴 Síguenos a través de Youtube / Telegram / Newsletter

Redacción BLes– El gobierno de los Estados Unidos informó sobre un ataque con drones lanzado contra un presunto terrorista en Afganistán hacia el final de la retirada militar de Kabul, pero el hecho está siendo cuestionado por un informe que sugiere que la víctima real habría sido un trabajador humanitario junto con su familia.

Según una investigación publicada por el New York Times, un ataque con drones estadounidenses llevado a cabo durante los últimos días previo a la retirada militar de Afganistán, habría asesinado a un trabajador humanitario afgano y a su familia, no a un objetivo de ISIS en un coche bomba tal como reportó la administración Biden.

El Pentágono anunció a finales de agosto que el ataque con drones fue en respuesta a una amenaza inminente de presuntos terroristas suicidas, quienes planeaban atentar contra la multitud que se encontraba en inmediaciones del aeropuerto en busca de escapar de Afganistán tras la toma de poder de los talibanes.

Días antes, un atacante suicida de ISIS-K detonó un explosivo en el aeropuerto, matando finalmente a 13 militares estadounidenses y más de 170 afganos. Los líderes militares estaban en alerta máxima por la posibilidad de otro ataque mientras Estados Unidos completaba su evacuación.

El reportero del NY Times, Evan Hill, publicó una serie de videos en su cuenta de Twitter relatando los hechos y mostrando imágenes de Zemari Ahmadi, el presunto trabajador humanitario que habría sido asesinado injustamente.

“Ahmadi trabajó durante 14 años en Nutrition & Education International, una ONG estadounidense que lucha contra la desnutrición. Ayudó a poner en marcha fábricas de soja, reparar maquinaria, transportar a sus colegas y distribuir alimentos desde su Corolla a los afganos desplazados”, informa otro de los mensajes de Hill.

Según la investigación, el ataque además de asesinar a Ahmadi también mató a otros nueve civiles miembros de su familia, incluyendo a 7 niños.

Imágenes de seguridad obtenidas por el Times, muestran a Ahmadi estacionando su automóvil en el patio de su casa cuando sus hijos se acercaron al vehículo para darle la bienvenida. Testigos presenciales confirmaron que instantes después un misil golpeó el vehículo y provocó un incendio masivo, lo que resultó en la muerte de los presentes.

El Pentágono había estado rastreando el vehículo de Ahmadi durante todo el día, tras seguir la hipótesis que se había detenido en el área de un refugio de ISIS-K. Las imágenes de vigilancia lo mostraron a él y a otros hombres cargando bolsas sueltas y baldes de agua en su Toyota blanco.

Por otro lado, el general del ejército y presidente del Estado Mayor Conjunto, Mark Milley, aseguró que una explosión secundaria confirma que el automóvil del Ahmadi estaba lleno de explosivos. Pero el informe del Times también cuestiona esa afirmación.

“Un examen de la escena del ataque, realizada la mañana siguiente por el equipo de investigaciones visuales del Times y un reportero, y seguido con una segunda visita cuatro días después, no encontró evidencia de una segunda explosión más poderosa”, dijo el informe del diario.

Las autoridades del Pentágono no realizaron declaraciones sobre la investigación realizada, pero aseguraron estar investigando la situación.

Andrés Vacca – BLes


Comparte este artículo: