19 gobernadores y 2 fiscales generales se opusieron enseguida a la orden de vacunación de Biden

Comparte este artículo:

Una trabajadora sanitaria llena una jeringa con la vacuna COVID-19 de Pfizer en Los Ángeles, California, el 11 de agosto de 2021. (Robyn Beck/AFP vía Getty Images)

Más de una docena de gobernadores y dos fiscales generales estadounidenses emitieron a última hora del jueves declaraciones en las que desafían a las inminentes órdenes de vacunación del gobierno de Joe Biden para los trabajadores federales y el sector privado.

El presidente Biden firmó a primera hora del día una orden ejecutiva para exigir a todos los trabajadores federales que se vacunen contra COVID-19, la enfermedad causada por el virus del PCCh (Partido Comunista Chino). No habrá opción de excluirse a través de las pruebas de COVID-19. La orden también se aplica a los contratistas del gobierno y a sus empleados.

El presidente anunció posteriormente que daría instrucciones al Departamento de Trabajo para crear una norma que obligue a las empresas con más de 100 empleados a vacunarse o a someterse a pruebas semanales, una medida que afecta a más de 80 millones de trabajadores del sector privado.

Al menos 19 gobernadores y dos fiscales generales emitieron de inmediato declaraciones de desacuerdo con la medida del gobierno y varios prometieron impugnarla.

Entre ellos se encuentran los gobernadores de Arizona, Alabama, Alaska, Arkansas, Florida, Georgia, Idaho, Iowa, Missouri, Mississippi, Montana, Nebraska, Dakota del Norte, Oklahoma, Carolina del Sur, Dakota del Sur, Tennessee, Texas y Wyoming.

A los gobernadores se unieron al menos dos fiscales generales estatales durante la noche del jueves: Sean D. Reyes de Utah y Todd Rokita de Indiana.

“Apoyo plenamente los esfuerzos continuos para aumentar las tasas de vacunación en toda nuestra nación, pero las órdenes del gobierno federal sobre las empresas privadas no son la respuesta correcta”, dijo el gobernador de Arkansas, Asa Hutchinson, presidente de la Asociación Nacional de Gobernadores, en una declaración.

“He sido coherente con la libertad de las empresas para exigir a sus empleados que se vacunen y me he opuesto a que el gobierno diga que las empresas no pueden ejercer esa libertad”, añadió. “El mismo principio debería proteger al sector privado de las extralimitaciones del gobierno que les obliga a vacunar a todos los empleados”.

Varios gobernadores republicanos, entre ellos los de Arizona, Georgia y Dakota del Sur, insinuaron o anunciaron que buscarían vías legales para oponerse a las órdenes.

“Las vacunas COVID-19 son herramientas seguras y eficaces para prevenir la enfermedad, pero vacunarse es y debe ser una elección”, dijo el gobernador de Arizona, Doug Ducey, en una declaración. “Estos mandatos son escandalosos. Nunca se sostendrán en los tribunales. Debemos oponernos y lo haremos”.

“Yo recurriré a todas las opciones legales disponibles en el estado de Georgia para detener esta extralimitación manifiestamente ilegal de la administración Biden”, dijo el gobernador de Georgia, Brian Kemp, en Twitter.

La gobernadora de Dakota del Sur, Kristi Noem, posteó una declaración en Twitter, diciendo que “Dakota del Sur se levantará para defender la libertad. @JoeBiden nos vemos en los tribunales”. Más tarde compartió otro posteo en Twitter en la que decía que su equipo legal está preparado para enfrentarse a las órdenes de la administración Biden.

El gobierno de Biden no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, habla sobre la lucha contra la pandemia del coronavirus en el Comedor de Estado de la Casa Blanca el 9 de septiembre de 2021 en Washington, DC. (Foto de Kevin Dietsch/Getty Images)

Biden comentó a primera hora del día la cuestión de las órdenes de vacunación, incluso para las escuelas, diciendo que “si estos gobernadores no nos ayudan a vencer la pandemia, usaré mi poder como Presidente para sacarlos del camino”.

Las declaraciones de los restantes gobernadores y fiscales generales a última hora del jueves son las siguientes:

  • La gobernadora de Alabama, Kay Ivey (en parte): “Apoyo a la ciencia y animo a la gente a vacunarse. Sin embargo, estoy absolutamente en contra de una orden gubernamental sobre la vacuna, por lo que firmé la prohibición del pasaporte de vacunación como ley aquí en Alabama. Este no es el papel del gobierno”.
  • El gobernador de Alaska, Mike Dunleavy: “Esto es ridículo e inaplicable. Si alguna vez hubo un caso para la 25ª Enmienda…”
  • El gobernador de Florida, Ron DeSantis (en una rueda de prensa): “No creo que la gente deba perder su trabajo por este asunto y lucharemos contra eso. Si tratan de hacerlo a través de una norma como el Departamento de Trabajo, no creo que tengan la autoridad legal para hacerlo, así mismo nosotros obviamente querremos apoyar las protecciones para las personas que solo están tratando de ganarse la vida”.
  • El gobernador de Idaho, Brad Little: “Las acciones de hoy del presidente Biden equivalen a una extralimitación del gobierno. El gobierno debería mantenerse al margen de las decisiones que afectan a los empresarios y a sus empleados en la medida de lo posible. He defendido y defiendo que se reduzcan las regulaciones y las órdenes gubernamentales sobre las empresas”.
  • La gobernadora de Iowa, Kim Reynolds: “El presidente Biden está tomando medidas peligrosas y sin precedentes para insertar al gobierno federal aún más en nuestras vidas, al tiempo que desestima la capacidad de los habitantes de Iowa y de los estadounidenses para tomar decisiones sobre la atención sanitaria por sí mismos. El plan de Biden solo empeorará nuestra escasez de mano de obra y limitará aún más nuestra recuperación económica. Como he dicho todo el tiempo, creo y confío en los habitantes de Iowa para que tomen las mejores decisiones de salud para ellos y sus familias. Es hora de que el presidente Biden haga lo mismo. Ya es suficiente”.
  • El gobernador de Missouri, Mike Parson (en parte): “La vacunación nos protege de enfermedades graves, pero la decisión de vacunarse es una decisión de salud privada que debe permanecer como tal. Mi administración siempre luchará contra las tomas de poder federales y las extralimitaciones del gobierno que amenazan con limitar nuestras libertades”.
  • El gobernador de Mississippi, Mike Reeves: “El Presidente no tiene autoridad para exigir que los estadounidenses se vacunen a causa de su empleo en una empresa privada. La vacuna en sí misma salva vidas, pero esta medida inconstitucional es aterradora. Esto sigue siendo Estados Unidos y todavía creemos en la libertad frente a los tiranos”.
  • El gobernador de Montana, Greg Gianforte: “La orden de vacunación del presidente Biden es ilegal y antiestadounidense. Estamos comprometidos a proteger las libertades de los montaneses contra esta flagrante extralimitación federal”.
  • El gobernador de Nebraska, Pete Ricketts: “El anuncio del presidente Biden es una asombrosa violación de la libertad personal y un abuso del poder del gobierno federal. Este plan no tiene que ver con la salud pública, sino con el control del gobierno y la eliminación de las libertades personales”.
  • El gobernador de Dakota del Norte, Doug Burgum: “El plan erróneo del presidente Biden lleva a nuestro país por un camino peligroso que se aleja de los derechos de los estados y de la libertad de las empresas privadas para tomar sus propias decisiones sobre las vacunas. Nos oponemos a esta flagrante extralimitación federal”.
  • El gobernador de Oklahoma, Kevin Stitt: “No es función del gobierno dictar a las empresas privadas lo que deben hacer. Una vez más, el presidente Biden está demostrando su total desprecio por las libertades individuales y los derechos de los estados. Mientras yo sea gobernador, no habrá órdenes gubernamentales de vacunación en Oklahoma. Mi administración seguirá defendiendo los valores de Oklahoma y luchando contra la extralimitación federal de la administración Biden”.
  • El gobernador de Carolina del Sur, Henry McMaster: “El sueño americano se ha convertido en una pesadilla con el presidente Biden y los demócratas radicales. Ellos han declarado la guerra al capitalismo, se han burlado de la Constitución y han dado poder a nuestros enemigos en el extranjero”.
  • El gobernador de Tennessee, Bill Lee: “‘Esto no tiene que ver con la libertad’ es una frase que nunca debería salir de la boca de un presidente de Estados Unidos. Para una lucha que requiere trabajar juntos, hoy salieron de la Casa Blanca un montón de edictos cínicos y divisivos que enfrentan a los vacunados contra los no vacunados, a las empresas contra los empleados y al gobierno federal contra los estados”.
  • El gobernador de Texas, Greg Abbott: “La orden de vacunación de Biden es un asalto a las empresas privadas. Yo emití una orden ejecutiva para proteger el derecho de los tejanos a elegir si se vacunan contra la COVID y lo añadí a la agenda de la sesión especial. Texas ya está trabajando para detener esta toma de poder”.
  • El gobernador de Wyoming, Mark Gordon (en parte): “Yo pedí al Fiscal General que esté preparado para tomar todas las acciones para oponerse a la extralimitación inconstitucional del poder ejecutivo de esta administración. Esto no tiene lugar en Estados Unidos. Ni ahora ni nunca”.

Mimi Nguyen Ly – La Gran Época (The Epoch Times en español)


Comparte este artículo: