Presidente de Perú designa a ministros ligados al terrorismo, a la guerrilla y a Fidel Castro

Comparte este artículo:

Pedro Castillo, Presidente de Perú.

Pedro Castillo sorprendió con el nombramiento de Guido Bellido como primer ministro. Un ingeniero electrónico investigado por estar presuntamente ligado al terrorismo.

El nuevo presidente de Perú, Pedro Castillo nombró a su gabinete ministerial. Una decisión que generó polémica y preocupación en el pueblo peruano debido a los prontuarios de los nuevos funcionarios: un ministro acusado de terrorismo y otro es un exguerrillero del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

En su primer día como mandatario, el izquierdista Pedro Castillo sorprendió con el nombramiento de Guido Bellido como primer ministro. Se trata de un ingeniero electrónico de 41 años sin experiencia previa en un cargo de representación popular y que además afronta una investigación por el presunto delito de apología del terrorismo.

La Fiscalía investiga a Bellido tras la difusión de un video en el que le costaba definir como “terroristas” a los miembros de Sendero Luminoso, un grupo terrorista en Perú.

La designación de Bellido generó de inmediato el rechazo de la mayoría de bancadas parlamentarias, incluidas agrupaciones izquierdistas y liberales. De hecho, miembros que serían parte del gabinete de Pedro Castillo decidieron retirarse ante la decisión.

“Exigimos al presidente Castillo que rectifique su accionar y cumpla con lo que se comprometió en la segunda vuelta y lidere un Gobierno de consenso que combata las desigualdades y promueva el desarrollo, las libertades y el ejercicio de la plena ciudadanía”, concluyó el comunicado del partido Morado tras la designación de Bellido.

Además de designar como primer ministro al ingeniero ligado con el terrorismo, Castillo también designó a Héctor Béjar como su canciller, un sociólogo y exguerrillero de los años ’60 a quien identifican como “admirador” de Fidel Castro.

A Béjar se le conoce por su vinculación a la guerrilla en Cuba en 1962, donde conoció a Ernesto “Che” Guevara. A su regreso al Perú, participó en el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR). y fundó el ELN (un grupo terrorista y guerrillero).

En 1965 dirigió el ELN. En 1966 fue detenido en Lima y estuvo preso por sedición. En 1970 fue liberado por una amnistía general otorgada por el general Juan Velasco Alvarado.

Como si fuera poco, Pedro Castillo también decidió nombrar al juez y catedrático universitario Walter Ayala como nuevo ministro de Defensa, quien recientemente presentó una denuncia contra periodistas de la oposición argumentando un supuesto crimen organizado.

Los periodistas opositores acusados, Milagros Leiva, Beto Ortiz y Phillip Butters, aseguran que la denuncia de Ayala no tiene “ningún sustento jurídico o legal”, y solo busca hostigar y amedrentar la libertad de opinión.

Así inició el Gobierno de Pedro Castillo en Perú, con un discurso a favor de más controles estatales, un gabinete con ministros de dudosa credibilidad y tomando acciones legales contra la libertad de prensa en el país.

Sabrina Martín Rondon – El American


Comparte este artículo: