La dictadura cubana rechaza la intención de EEUU de dar internet libre a la isla

Comparte este artículo:

El presidente-dictador de Cuba, Miguel Díaz-Canel. Reuters.

El ministro de Asuntos Exteriores de la dictadura cubana, Bruno Rodríguez, ha calificado este jueves de «agresión» la enmienda aprobada el miércoles en el Senado de Estados Unidos que busca llevar la señal de Internet libre a la isla.

«Denuncio agresión del Senado de Estados Unidos mediante una enmienda sobre Internet en Cuba, que contribuye al lucrativo negocio de la maquinaria política-subversiva en Florida», ha escrito Rodríguez en Twitter.

Asestando un golpe propagandístico comunista, Rodríguez ha asegurado que el bloqueo económico «es el obstáculo fundamental al acceso libre y soberano del pueblo cubano a Internet».

Entre las ideas surgidas por algunos políticos estadounidenses para permitir el acceso a Internet están el uso de redes basadas en satélites o globos a gran altitud, según trascendió.

Washington está haciendo énfasis en la importancia de Internet para los cubanos después de que La Habana limitó el acceso a las redes sociales y las plataformas de mensajería, tras la ola de protestas antigubernamentales de julio.

En una serie de inusuales manifestaciones, las mayores en décadas, miles de cubanos salieron a las calles el 11 y 12 de julio para protestar por la grave crisis económica, la escasez de alimentos, medicinas, los cortes de energía, el manejo de la pandemia y las restricciones a los derechos civiles.

El miércoles el Departamento del Tesoro de Estados Unidos que recordó que si bien «la mayoría de las transacciones entre personas sujetas a la jurisdicción de Estados Unidos y Cuba continúan estando prohibidas por el embargo», se permiten «ciertas actividades para apoyar el acceso del pueblo cubano a Internet«.

También el miércoles, la Cámara Alta del Congreso de Estados Unidos aprobó una enmienda presentada por los senadores republicanos por Florida Marco Rubio y Rick Scott para «facilitar» a los cubanos el acceso «libre y sin censura» a Internet, previa creación de un fondo de reserva.

La Gaceta


Comparte este artículo: