Informe de congresistas republicanos arroja nuevos datos sobre fuga del COVID-19 en laboratorio de Wuhan

Comparte este artículo:

En el informe se argumenta que los investigadores de Wuhan podrían haber manipulado genéticamente el COVID-19.

Un nuevo informe del Congreso de Estados Unidos reveló que antes del brote de COVID-19, el Wuhan Institute of Virology (WIV) solicitó presupuesto para renovar los sistemas de seguridad del aire y tratamiento de desechos para las instalaciones de investigación de las que pudo fugarse el virus que causó la pandemia.

La solicitud causa suspicacia porque dichas instalaciones solo tenían dos años de funcionamiento, por lo que «una renovación tan significativa tan pronto parece inusual».

«Los proyectos de desinfección del aire, desechos peligrosos y sistemas de aire acondicionado central plantean preguntas sobre qué tan bien funcionaban estos sistemas en los meses previos al brote de COVID-19», señala el informe de representantes republicanos de la Cámara al que tuvo acceso Fox News.

Utilizando anuncios de proyectos publicados en el sitio web de adquisiciones del régimen chino, junto con otros datos de fuente abierta, así como entrevistas con exfuncionarios de la administración y científicos, artículos de investigación e informes de prensa internacional, los congresistas republicanos en el Comité de Asuntos Exteriores afirman que el virus escapó del WIV «en algún momento antes del 12 de septiembre de 2019».

Los congresistas republicanos argumentan que los investigadores de Wuhan podrían haber manipulado genéticamente el virus y que «la preponderancia de la evidencia sugiere que el SARS- CoV-2 fue liberado accidentalmente de un laboratorio del Wuhan Institute of Virology».

De acuerdo con el informe, imágenes satelitales de Wuhan en septiembre y octubre de 2019 mostraron un aumento significativo en las visitas al hospital, así como las búsquedas en Internet de los síntomas del COVID-19.

El informe también afirma que los datos de mapeo sugieren que los investigadores del laboratorio probablemente usaron el autobús de enlace de Wuhan y el metro de la ciudad para su viaje diario de trabajo, propagando el virus por toda la ciudad.

Los investigadores republicanos aseguran que hay evidencia de que el virus se estaba propagando por todo el centro de Wuhan justo antes de los Juegos Militares Mundiales, que se realizaron en octubre de 2019 y se convirtieron «en un vector internacional, extendiendo el virus a múltiples continentes alrededor del mundo», debido a la asistencia de miles de militares.

Atletas de varios países se quejaron de síntomas similares al COVID y cuatro países que enviaron participantes confirmaron la presencia del virus en noviembre y diciembre de 2019, antes de que el brote se hiciera público, según el informe.

El pasado 15 de junio un grupo de senadores republicanos, todos miembros del Comité de Asuntos Gubernamentales y Seguridad Nacional, exigió acceder a una serie de documentos que están en custodia del Department of Health and Human Services (HHS) y de los National Institutes of Health (NIH), en donde se deliberó sobre el origen del COVID-19.

Los republicanos, tanto de la Cámara como del Senado, han presionado a la administración Biden para que divulgue más información sobre la posibilidad de que el régimen chino sea responsable de permitir que el coronavirus se escapara de un laboratorio. De hecho, presentaron un proyecto de ley que obligaría al presidente a desclasificar la inteligencia relacionada con la teoría de fuga del laboratorio y más.

Informe de congresistas republicanos arroja nuevos datos sobre fuga del COVID-19 en laboratorio de Wuhan

El régimen del Partido Comunista de China habría ocultado información sobre el origen y fuga del virus de uno de sus laboratorios en Wuhan. (EFE)

Anthony Fauci ocultó dudas sobre origen del COVID-19

A raíz de los correos expuestos por BuzzFeed a raíz de una demanda de libertad informativa, se descubrió que el reconocido doctor Anthony Fauci tenía conocimientos sobre los experimentos realizados en el WIV y recibió reportes de respetados científicos sobre la posibilidad de que el COVID-19 pudo ser creado por el hombre.

Diversos informes periodísticos vincularon a los NIH con un financiamiento de 600,000 dólares al WIV mediante una organización sin fines de lucro para que investigaran los coronavirus de murciélagos. Sin embargo, Fauci negó la relación del NIH con el controvertido experimento de ganancia de función.

En repetidas ocasiones Fauci ha negado que la financiación americana fuera para la ganancia de función, pero ha reconocido que los científicos chinos podrían haber utilizado el dinero para dicha investigación.

Sabrina Martín Rondon – El American


Comparte este artículo: