El marido de Ashli Babbitt se muestra incrédulo ante la versión del tirador

Comparte este artículo:

(Izq): Teniente Michael Byrd, 27 de agosto de 2021. (NBC News/Screenshot vía TheBL/YouTube). (Der): Ashli Babbitt, 13 de agosto de 2021. (Tony Lafferty/Facebook)

🔴 Síguenos en Youtube y Telegram.

Redacción BLes– Aaron Babbitt, el marido de la veterana Ashli Babbitt, que recibió un disparo mortal en los disturbios del 6 de enero en el Capitolio, respondió a la entrevista de NBC News con el oficial que disparó a su esposa.

En declaraciones a Newsmax, el afligido marido se mostró incrédulo ante el teniente Michael Byrd. Byrd fue el agente que disparó y mató a Ashli Babbit cuando ésta intentaba trepar por una ventana que conducía al vestíbulo de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.

“No tengo una gran impresión de [Byrd]”, dijo Babbitt al medio después de leer la transcripción completa de la entrevista de Byrd. “Ha sido una entrevista guiada suavemente, a mano, bien ensayada. Todos lo sabemos”.

Durante meses, desde la muerte de Ashli Babbitt, sus familiares habían presionado para que se diera a conocer la identidad del agente como parte de la justicia que ella merece. Sin embargo, los medios de comunicación habían insistido en ocultar la información.

El teniente Michael Byrd finalmente se reveló a través de la charla con NBC News, no mucho después de ser declarado exonerado tras una investigación interna. El Departamento de Justicia también dijo que no había suficientes pruebas para procesar penalmente a Byrd.

“La Policía del Capitolio lo exoneró [a Byrd]. También lo hizo el Departamento de Justicia. La policía metropolitana de D.C. ya lo calificó de ‘bueno’, ya sabes, ‘está bien’”, se burló Aaron Babbitt de la sentencia. “Y luego se supone que tenemos que creer que el departamento de policía secreto que no responde tiene que responder a las solicitudes [de la Ley de Libertad de Información] que hizo una investigación real que se sostiene”.

En la entrevista, Byrd afirmó que advirtió a los manifestantes de que se retiraran antes de disparar, pero que sus advertencias fueron ignoradas, lo que condujo al disparo de Ashli Babbitt.

“Esperé y recé para que nadie intentara entrar por esas puertas”, dijo Byrd al medio. “Pero su incumplimiento me obligó a tomar las medidas oportunas para salvar la vida de los miembros del Congreso y la mía propia y la de mis compañeros”.

El teniente dijo que no pudo ver si Ashli tenía un arma o algo más en su mochila, “pero habían mostrado violencia hasta ese momento”.

Aaron Babbitt no pudo aceptar el razonamiento de Byrd.

“Dice que no pudo ver completamente sus manos, pero tampoco sabía qué había en su mochila. Sus manos estaban primero, amigo”, replicó el marido. “Así que no podías ver tus manos, pero estás preocupado por su mochila”.

Babbitt también arremetió contra la historia de Byrd de que la multitud ignoró los gritos de Byrd.

“Pero él dice que no podía entender lo que la gente decía al otro lado de la puerta. Entonces, ¿cómo se puede esperar que entiendan lo que está diciendo, si está gritando?”

“Se trata de una situación de vida o muerte”, dijo Babbitt, subrayando por qué no se quitó Byrd la máscara para que se le oyera mejor la voz antes de abrir fuego contra su mujer.

“Para que no se le oiga, no puede apretar el gatillo sin hacer una advertencia, y yo no la oí”, argumentó Babbitt.

Babbitt afirmó que también estuvo en el Cuerpo de Marines y que no podía comprender por qué Byrd disparaba contra la puerta de cristal rota incluso cuando no estaba seguro de que hubiera alguien detrás.

“Otra parte es que no tenía ni idea de lo que había al otro lado de la puerta, pero aun así disparó”, dijo Babbitt. “Si trabajara con este tipo, me aterraría estar cerca de él”.

El marido de Ashli Babbitt juró que seguiría luchando para que se haga justicia por su muerte, aunque la investigación oficial haya concluido.

“Sólo voy a seguir con lo que he dicho todo el tiempo… que creo que han sabido que ha sido un mal disparo todo este tiempo”, concluyó Babbitt. “Así que lo han mantenido en silencio y han intentado que desaparezca, pero nosotros no vamos a desaparecer”.

En respuesta a Byrd, un ciudadano negro, que afirmó que su vida había sido devastada con amenazas de muerte desde que su nombre fue filtrado por un sitio conservador, Babbitt dijo que había soportado una vida así, incluyendo la pérdida de su cónyuge desde el motín del Capitolio.

“Las estoy recibiendo desde el 7 de enero, y lo único que hice el 6 de enero fue quedarme viudo, y he tenido amenazas de muerte y las más odiosas porquerías que me han lanzado todos los días, a veces cinco o diez al día”, dijo Babbitt.

Laura Enrione – BLes


Comparte este artículo: