EEUU denunció al régimen de Irán por el ataque al buque petrolero Mercer Street y prometió una “respuesta apropiada e inminente”

Comparte este artículo:

Una foto obtenida por AFP de la televisión estatal iraní IRIB el 13 de junio de 2019 muestra humo que se eleva desde un buque petrolero que supuestamente fue atacado frente a la costa de Omán (Foto de HO / IRIB TV / AFP)

El Reino Unido e Israel también acusaron al país persa por el atentado ejecutado con un dron en el mar Arábigo cerca de Omán, que acabó con la vida de un británico y un rumano.

Estados Unidos acusó el domingo a Irán por el ataque mortal contra un petrolero gestionado por un multimillonario israelí frente a las costas de Omán, algo que Teherán niega.

“Tras la revisión de la información disponible, estamos convencidos de que Irán llevó a cabo este ataque”, dijo el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, en un comunicado.

El petrolero “Mercer Street” fue atacado con un dron el jueves en el norte del Océano Índico, en un operativo que mató a dos miembros de la tripulación, un británico y un rumano.

Estamos trabajando con nuestros socios para considerar nuestros próximos pasos y realizando consultas con los gobiernos dentro y fuera de la región sobre una respuesta adecuada”, agregó Blinken.

Por su parte, el Reino Unido se unió también a EEUU e Israel al afirmar que Irán perpetró el ataque mortal con dron contra el petrolero en el mar Arábigo cerca de Omán, lo que aumenta la presión a Teherán mientras niega su participación en el ataque.

Calificándolo de un “ataque ilegal y despiadado”, el secretario de exteriores británico Dominic Raab dijo que su país y sus aliados planeaban una respuesta coordinada al ataque de la noche del jueves contra el petrolero Mercer Street. Es el primer ataque con muertos del que se tiene noción tras años de agresiones al tráfico marítimo comercial en la región asociadas a las tensiones con Irán sobre su maltrecho acuerdo nuclear.

Aunque nadie se ha atribuido la responsabilidad del ataque, el régimen Irán y sus milicias aliadas han empleado drones “suicidas” en ataques anteriores.

Los comentarios del domingo en una reunión de gabinete del primer ministro israelí Naftali Bennett fueron más osados, cuando miró fijamente a la cámara y lentamente advirtió: “Sabemos cómo transmitir el mensaje a Irán a nuestra manera”.

Marineros preparan un helicóptero MH-60S Sea Hawk, adscrito a los "Halcones Dorados" del Escuadrón de Combate Marítimo de Helicópteros (HSC) 12, para despegar en la cubierta de vuelo del portaaviones USS Ronald Reagan (CVN 76), en respuesta a una petición de ayuda del Mercer Street. Navy/Handout via REUTERS

Marineros preparan un helicóptero MH-60S Sea Hawk, adscrito a los “Halcones Dorados” del Escuadrón de Combate Marítimo de Helicópteros (HSC) 12, para despegar en la cubierta de vuelo del portaaviones USS Ronald Reagan (CVN 76), en respuesta a una petición de ayuda del Mercer Street. Navy/Handout via REUTERS

El ministro de Exteriores de Israel, Yair Lapid, trató con su homólogo de EEUU, Antony Blinken, “el ataque al barco en el Golfo de Omán, la actividad conjunta contra el terrorismo iraní y la formulación de una respuesta internacional y efectiva” contra Teherán, informó dicho comunicado.

Según concretó, este organismo activó los canales diplomáticos “en todos los escenarios relevantes” y en varios países “para promover” una “condena y respuesta internacional” a la agresión del pasado jueves contra un buque cisterna que navegaba cerca de Omán. El barco, llamado “Mercer Street” y de propiedad japonesa, es gestionado por la empresa Zodiac Maritime, del israelí Eyal Ofer.

El ataque del dron abrió un agujero en la parte superior del puente del petrolero, donde el capitán y la tripulación dirigen el buque, indicó un funcionario estadounidense que habló bajo condición de anonimato porque la investigación seguía en marcha.

El mar de Omán se encuentra entre Irán y Omán y allí está el estratégico estrecho de Ormuz, por el que transita buena parte del petróleo mundial y donde también está presente una coalición dirigida por Estados Unidos.

Los barcos que navegan en la zona solían sufrir ataques de piratería hace una década, pero estos incidentes se redujeron de manera significativa en los últimos años, tras intensificarse las patrullas de las fuerzas navales de varios países.

Infobae (Con información de AFP y AP)


Comparte este artículo: