Tribunal de Apelaciones levanta restricciones por COVID a cruceros de Florida impuestas por los CDC

Comparte este artículo:

El barco Odyssey of The Seas de la compañía Royal Caribbean llega a Port Everglades en Fort Lauderdale, Florida, el 10 de junio de 2021. (Joe Raedle/Getty Images)

Un tribunal federal de apelaciones decidió a última hora del viernes levantar las restricciones relacionadas con COVID-19 impuestas a los cruceros de Florida por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos.

En junio, Florida había conseguido inicialmente evitar la orden de los CDC sobre los cruceros en un tribunal de distrito, hasta que un panel de tres jueces del Tribunal de Apelaciones del 11º Circuito de EE.UU. bloqueó a principios de este mes esa decisión, dictaminando que las restricciones de los CDC sobre COVID-19 deben aplicarse a los cruceros con base en Florida.

Por su parte el tribunal con sede en Atlanta revocó a última hora del viernes su propia decisión en un fallo de dos páginas, dejando en pie la orden del tribunal inferior y rechazando la petición del gobierno federal, diciendo que “no había demostrado el derecho a una suspensión en espera de la apelación”.

La decisión se produjo horas después de que Florida presentara una petición de urgencia ante el Tribunal Supremo para que se levantara la orden del tribunal de apelación. La presentación decía que los CDC se habían excedido en su autoridad al imponer las normas y que Florida se ve “irremediablemente perjudicada” por la orden inicial del tribunal de apelación.

Una portavoz de la fiscal general de Florida, Ashley Moody, dijo a última hora del viernes que el estado está satisfecho de que el tribunal de apelación haya levantado “la orden anterior lo que permite que la junta preliminar tome su lugar”.

The Epoch Times se puso en contacto con los CDC para pedirle comentarios.

Los CDC suspendieron todos los cruceros a partir de marzo de 2020, en el inicio de la pandemia causada por el virus del PCCh (Partido Comunista Chino). A finales de octubre de 2020, la agencia emitió la Orden de Navegación Condicional que impone una serie de condiciones que las líneas de cruceros deben cumplir antes de poder reanudar sus operaciones.

Según la orden, las líneas de cruceros podrían reanudar sus viajes comerciales si cumplían ciertas condiciones. Aquellas que pudieran garantizar que el 95 por ciento de los pasajeros y casi toda la tripulación estuvieran vacunados podrían evitar lo que los CDC denominaron “viajes simulados” en el esfuerzo por reanudar gradualmente las operaciones.

El estado de Florida demandó al gobierno federal en abril por el cierre prolongado de los cruceros por parte de los CDC, y pidió al juez que impidiera a los CDC imponer sus condiciones a los cruceros que zarpan de Florida y otros puertos estadounidenses.

“No vamos a quedarnos sentados mientras su agencia administrativa decide cerrar toda una industria”, dijo entonces Moody.

El juez de distrito Steven Merryday falló en junio a favor de Florida, antes de que su orden fuera revocada por el Tribunal de Apelación del 11º Circuito de EE.UU. y finalmente restituida.

La Asociación Internacional de Líneas de Cruceros, un grupo comercial, no indicó el viernes si apoyaba la demanda de Florida, pero dijo antes de la orden del tribunal de apelación que los cruceros seguirán operando de acuerdo con los requisitos de los CDC.

Por otra parte, Norwegian Cruise Line Holdings demandó a principios de este mes a Florida por la ley del estado que prohíbe los pasaportes de vacunas, diciendo que la ley le impedía “reanudar con seguridad y solvencia las operaciones de cruceros con pasajeros” desde Miami a partir del 15 de agosto.

Con información de Tom Ozimek y Reuters

Mimi Nguyen Ly – La Gran Época (The Epoch Times en español)


Comparte este artículo: