Pedro Castillo proclamado presidente: peligra la libertad en Perú

Comparte este artículo:

Pedro Castillo.

Castillo es un profesor sindicalista que ahora liderará el Ejecutivo bajo un modelo de Gobierno de más controles estatales, nacionalizaciones y rupturas en materia de política exterior.

Tras semanas llenas de incertidumbre, impugnaciones y denuncias de fraude electoral, el Jurado Nacional de Elecciones de Perú definió que el comunista Pedro Castillo de 51 años ganó los comicios y será el próximo presidente del país. Con una diferencia de 44,263 votos, Castillo obtuvo el 50.12 % y Keiko Fujimori el 49.87 %.

Castillo es un profesor sindicalista que ahora liderará el Ejecutivo bajo un modelo de Gobierno de más controles estatales, nacionalizaciones y rupturas en materia de política exterior.

Castillo, líder del partido “Perú Libre”, desde hace unos años ejerce como profesor y fue uno de los líderes del paro sindical de maestros de 2017. De hecho, se le vincula con el Movimiento por la Amnistía y los Derechos Fundamentales (Movadef), la rama política de Sendero Luminoso, una organización terrorista marxista-leninista-maoísta en Perú.

Según el analista político Jaime de Althaus, «el plan de Gobierno de Perú Libre es de lejos el más radical, es castrismo puro».

pedro castillo

El comunista Pedro Castillo ganó la presidencia de Perú. (EFE)

Pedro Castillo: adiós al libre mercado

«Actualmente vivimos en un sistema capitalista aparentemente renovado, en un neoliberalismo económico, llamado Economía social de mercado, impuesto desde el año 1993 y desde entonces ha ido en contra de los intereses de las grandes mayorías del país. Para cambiar esta triste realidad, es necesario plantear ajustes en el campo económico, la mayoría de manera drástica», asegura el plan de Gobierno de Perú Libre llamado Economía popular con mercados.

Castillo ha dicho públicamente que regulará la inversión privada y reducirá las importaciones en el país. Según su plan de Gobierno, el objetivo es que el 80 % de las utilidades de las compañías extranjeras queden en manos del Estado.

Las propuestas de Castillo recuerdan a las acciones implementadas por Hugo Chávez en Venezuela y que causaron las crisis económica y humanitaria en ese país.

El próximo presidente peruano propone una nueva Constitución para pasar a un «Estado nacionalizador» que se reserve el manejo de recursos estratégicos.

Además, anuncia una estatización masiva de la economía peruana y de los principales servicios como los corredores aéreos, aeropuertos, ferrocarriles, puertos, carreteras, servicio de pensiones, entre otros.

El electo presidente comunista confeso se dice enemigo de Estados Unidos y del «imperialismo», mientras que su plan advierte que no aboga por la libertad de prensa, sino «por la prensa comprometida con la educación y la cohesión de su pueblo».

En materia de política exterior, Castillo ha afirmado públicamente que considera que en Venezuela hay democracia, por lo que se prevé que reconozca a la tiranía de Nicolás Maduro, expulse a los funcionarios del presidente interino Juan Guaidó y retome relaciones con el régimen.

Apoyará también a la tiranía cubana y a la mayoría de los gobiernos considerados como enemigos de Estados Unidos.

Sabrina Martín Rondon – El American


Comparte este artículo: