Los CDC afirman que la variante Delta es peligrosa, más contagiosa, pero los vacunados no se mueren

Comparte este artículo:

La variante Delta tiene circulación comunitaria en EEUU y representa el 20% de los casos de COVID-19, por lo que los especialistas están preocupados (REUTERS/Brendan McDermid)

“Los funcionarios de salud deben reconocer que la guerra contra el COVID-19 ha cambiado”, asegura un informe revelador de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos. “Ninguna persona vacunada murió, pero sí tuvo síntomas”, agregó el documento.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos consideran que la variante Delta del coronavirus es tan contagiosa como la varicela y podría causar enfermedad grave, pero los vacunados no corren riesgo de muerte, según un documento de los CDC que había sido anticipado ayer por diarios estadounidenses.

Este hallazgo es preocupante y fue un descubrimiento fundamental que llevó a la recomendación de máscara actualizada de los CDC”, agregó Rochelle Walensky, directora de los CDC. “Creo que la gente debe entender que no estamos llorando lobo aquí. Esto es serio. Es uno de los virus más transmisibles que conocemos como el sarampión o la varicela“, agregó.

La variante también tiene más posibilidades de superar las protecciones otorgadas por las vacunas, según el informe, y agrega que la marcha atrás de la agencia el martes sobre las recomendaciones de uso de las máscaras o tapabocas para todas las personas, incluso para los estadounidenses completamente vacunados, se basó en este documento.

Un informe interno de los CDC asegura que la variante Delta es tan contagiosa como la varicela

Un informe interno de los CDC asegura que la variante Delta es tan contagiosa como la varicela

Sin embargo, las datos de los CDC indican que las vacunas son altamente efectivas para prevenir enfermedades graves, hospitalización y muerte en personas vacunadas. Una nueva investigación mostró que las personas vacunadas infectadas con la variante delta portaban enormes cantidades del virus en la nariz y la garganta.

El documento tiene una nota urgente al pie, insistiendo en que la agencia sabe que debe renovar su mensaje público para enfatizar la vacunación como la mejor defensa contra una variante tan contagiosa que actúa casi como un nuevo virus diferente, saltando de un objetivo a otro más rápidamente que el ébola o el virus del resfriado común. Para ello cita una combinación de datos obtenidos recientemente de investigaciones de brotes y estudios externos que muestran que los individuos vacunados infectados con Delta pueden transmitir el virus con la misma facilidad que los que no están vacunados. Las personas vacunadas infectadas con Delta tienen cargas virales mensurables similares a las que no están vacunadas y están infectadas con la variante.

“Durante julio de 2021, se identificaron 469 casos de COVID-19 asociados con múltiples eventos de verano y grandes reuniones públicas en una ciudad del condado de Barnstable, Massachusetts. La cobertura de vacunación entre los residentes elegibles de Massachusetts fue del 69%. Aproximadamente tres cuartas partes (346; 74%) de los casos ocurrieron en personas completamente vacunadas (aquellas que habían completado un ciclo de 2 dosis de la vacuna de ARNm [Pfizer-BioNTech o Moderna] o habían recibido una dosis única de la vacuna Janssen [Johnson & Johnson] ≥14 días antes de la exposición). La secuenciación genómica de muestras de 133 pacientes identificó la variante B.1.617.2 (Delta) del SARS-CoV-2, el virus que causa COVID-19, en 119 (89%) y el sublinaje Delta AY.3 en uno (1 %). En total, 274 (79%) pacientes vacunados con infección irruptiva fueron sintomáticos. De los cinco pacientes de COVID-19 que fueron hospitalizados, cuatro estaban completamente vacunados; no se informaron muertes”, publicaron los CDC.

La variante delta es más transmisible que los virus que causan el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS), el síndrome respiratorio agudo severo (SARS), el ébola, el resfriado común, la gripe estacional y la viruela, según el informe. El próximo paso inmediato para la agencia es “reconocer que la guerra ha cambiado”, dice el informe citando el documento, que en realidad fue una presentación de diapositivas interna de los CDC en la que muestra la lucha de la principal agencia de salud pública del país para persuadir al público de que adopte medidas de vacunación y prevención, incluido el uso de máscaras, a medida que aumentan los casos en los Estados Unidos.

EEUU sigue sumando infectados y muertes por COVID en su tercera ola (REUTERS)

EEUU sigue sumando infectados y muertes por COVID en su tercera ola (REUTERS)

“La infección con la variante Delta produce cantidades de virus en las vías respiratorias que son diez veces más altas que las que se ven en personas infectadas con la variante Alfa, que también es altamente contagiosa”, prosigue el informe y destacó que la cantidad de virus en una persona infectada con Delta es 1000 veces más que lo que se ve en personas infectadas con la versión original del virus. El documento de los CDC se basa en datos de varios estudios, incluido un análisis de un brote reciente en Provincetown, Massachusetts, que comenzó después de las festividades del 4 de julio en la ciudad. Para el jueves, ese grupo había aumentado a 882 casos. Alrededor del 74% fueron vacunados, dijeron los funcionarios de salud locales.

Terminé de leerlo significativamente más preocupado que cuando comencé”, escribió en un correo electrónico Robert Wachter, presidente del Departamento de Medicina de la Universidad de California en San Francisco. Los científicos de los CDC estaban tan alarmados por la nueva investigación que la agencia a principios de esta semana cambió significativamente la guía para las personas vacunadas incluso antes de hacer públicos los nuevos datos que desempeñaron un papel clave en las recomendaciones renovadas que exigen que todos, vacunados o no, usen máscaras en interiores en entornos públicos en ciertas circunstancias.

Una de las diapositivas indica que existe un mayor riesgo entre los grupos de mayor edad de hospitalización y muerte en comparación con las personas más jóvenes, independientemente del estado de vacunación. Otro estima que hay 35.000 infecciones sintomáticas por semana entre 162 millones de estadounidenses vacunados.

EEUU busca incentivar a sus ciudadanos a vacunarse, inclusive, pagándoles 100 dólares (EFE/Antonio Lacerda/Archivo)

EEUU busca incentivar a sus ciudadanos a vacunarse, inclusive, pagándoles 100 dólares (EFE/Antonio Lacerda/Archivo)

El documento describe los “desafíos de comunicación” alimentados por casos en personas vacunadas, incluidas las preocupaciones de los departamentos de salud locales sobre si las vacunas contra el coronavirus siguen siendo efectivas y un “público convencido de que las vacunas ya no funcionan / se necesitan dosis de refuerzo”. También deja en claro que la vacunación proporciona una protección sustancial contra el virus. Pero también establece que los CDC deben “mejorar las comunicaciones sobre el riesgo individual entre los vacunados” porque ese riesgo depende de una serie de factores, incluida la edad y si alguien tiene un sistema inmunológico comprometido.

El documento incluye datos de los CDC de estudios que muestran que las vacunas no son tan efectivas en pacientes inmunodeprimidos y residentes de hogares de ancianos, lo que aumenta la posibilidad de que algunas personas en riesgo necesiten una dosis adicional de la vacuna. La presentación destaca la abrumadora tarea que enfrenta el CDC. Debe continuar enfatizando la eficacia probada de las vacunas para prevenir enfermedades graves y la muerte, reconociendo al mismo tiempo que las infecciones de avance más leves pueden no ser tan raras después de todo, y que los individuos vacunados están transmitiendo el virus. La agencia debe mover los postes de la meta del éxito a la vista del público.

Los CDC aseguran que la vacunación es clave para enfrentar a esta nueva variante de coronavirus (EFE/EPA/DANIEL POCKETT/Archivo)

Los CDC aseguran que la vacunación es clave para enfrentar a esta nueva variante de coronavirus (EFE/EPA/DANIEL POCKETT/Archivo)

Aunque es raro, creemos que a nivel individual, las personas vacunadas pueden transmitir el virus, por eso actualizamos nuestra recomendación. Esperar incluso días para publicar los datos podría resultar en un sufrimiento innecesario y, como profesionales de la salud pública, no podemos aceptar eso”, según un funcionario federal de salud, quien habló bajo condición de anonimato porque no estaban autorizados a hacerlo en público. La presentación se produjo dos días después de que Walensky anunciara el cambio en la recomendación de sobre el uso de tapabocas o barbijos entre las personas vacunadas.

El 13 de mayo, se les dijo a las personas que ya no necesitaban usar máscaras en interiores o exteriores si habían sido vacunadas. Pero ahora, la nueva guía refleja cambio estratégico frente a la irrupción de la variante Delta. Incluso las personas que están vacunadas deben usar máscaras en interiores en comunidades con una propagación viral sustancial o cuando estén en presencia de personas que son particularmente vulnerables a infecciones y enfermedades, dijeron los CDC esta semana.

Infobae


Comparte este artículo: