Cifra de muertes de inmigrantes ilegales se dispara a medida que comienza el calor

Comparte este artículo:

El alguacil Leon Wilmot en el desierto al este de Yuma, Arizona, cerca de la frontera entre Estados Unidos y México el 25 de mayo de 2018. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)

La Patrulla Fronteriza y los departamentos del alguaciles de Estados Unidos están registrando un alto número de muertes de inmigrantes ilegales a medida que comienza el calor del verano.

En junio, la Patrulla Fronteriza recuperó 109 cuerpos, frente a los 61 de mayo, según cifras preliminares obtenidas por Jaeson Jones, presentador de “Tripwires & Triggers“, de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP). Eso eleva a un total de 321 cuerpos recuperados en el año fiscal 2021 por la Patrulla Fronteriza, faltando tres meses para su término.

La mayoría de las muertes durante los meses de verano se deben a la deshidratación y la hipotermia cuando los inmigrantes ilegales atraviesan el desierto y los ranchos remotos para evitar los puestos de control de la Patrulla Fronteriza. El agua es escasa, no es difícil perderse, y los traficantes dejarán atrás a los inmigrantes ilegales si son lentos o se lesionan.

“Para evitar la muerte o lesiones por deshidratación severa, una persona que camina por el paisaje en el calor del verano debe consumir no menos de dos galones de agua por día”, declaró la CBP el 1 de julio. “La persona promedio no puede llevar suficiente agua para evitar una deshidratación potencialmente mortal en el transcurso de varios días en la maleza”.

El sector del Valle del Río Grande en el sur de Texas y el sector de Tucson en Arizona representan la mayoría de las muertes de verano, que generalmente aumentan en conjunto con el número de cruces ilegales. Durante los últimos 20 años, la CBP registró un máximo de 492 muertes en el año fiscal 2005 y una mínima de 251 muertes en 2015.

Una baliza de emergencia en el desierto cerca de la frontera entre Estados Unidos y México en Yuma, Arizona, el 25 de mayo de 2018. (Samira Bouaou/The Epoch Times)

El trabajo principal del ayudante del alguacil Don White en el condado de Brooks, Texas, es encontrar cuerpos muertos. Ese condado está a unas 70 millas al norte de la frontera entre Estados Unidos y México, pero también es donde aparecen muchos cadáveres.

La única forma de eludir el puesto de control de la Patrulla Fronteriza en la Ruta 281 de los EE. UU. es bajarse en el sur, caminar hacia el norte en un rancho privado, a veces durante días, y luego ser recogido nuevamente. El próximo destino suele ser Houston.

En junio, White registró la recuperación de 15 cuerpos. En lo que va del año, el condado ha encontrado 52, un aumento dramático con respecto a 2020, cuando se recuperaron 34 cuerpos durante todo el año.

“Junio ​​fue un mes frío con mucha lluvia”, dijo White a The Epoch Times el 11 de julio. “Julio y agosto serán los peores para el calor, y es muy posible que las 52 recuperaciones que tenemos hasta ahora aumenten drásticamente”.

White, quien opera a través de su organización sin fines de lucro, Remote Wildlands Search and Recovery, dijo que el recuento de cadáveres sería “considerablemente más alto de lo que es ahora” si no fuera por la rápida respuesta de los técnicos de emergencias médicas (EMTs) de la Patrulla Fronteriza a las llamadas al 911.

El alguacil Leon Wilmot de Yuma, Arizona, culpó de la crisis fronteriza al secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, por no hacer cumplir la ley de inmigración.

“En este momento, tuvimos 12 personas muertas en nuestro desierto bajo la vigilancia de Mayorkas”, dijo Wilmot a The Epoch Times el 11 de julio. “Yo personalmente le advertí lo que iba a suceder, y sus muertes son su responsabilidad”.

Aparte de las muertes, la CBP está rescatando a miles de extranjeros ilegales que se encuentran en peligro.

En mayo, la CBP realizó 7084 rescates a lo largo de la frontera. La agencia ha rescatado un 35 por ciento más de extranjeros ilegales en lo que va del año fiscal que en todo el año fiscal 2020.

De octubre a mayo, la Patrulla Fronteriza detuvo a casi 1 millón de extranjeros ilegales, según la CBP.

Charlotte Cuthbertson – La Gran Época (The Epoch Times en español)


Comparte este artículo: