Biden escucha a izquierdistas y no a los cubanos, reclaman congresistas

Comparte este artículo:

Con gritos de «¡libertad!», «¡no más muertes!» e «¡intervención militar!», un grupo de cubanos protestó el fin de semana frente a la Casa Blanca. (EFE)

El presidente Joe Biden anunció que evalúa un cambio en las políticas para garantizar que el dinero que se envía de EEUU a la isla llegue directamente a los cubanos. Los congresistas Marco Rubio, Mario Díaz-Balart y María Elvira Salazar le responden que las protestas no son por remesas, son para exigir libertad.

Miami, 20 jul (EFE).- Representantes y senadores republicanos por Florida criticaron duramente este martes al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, por haber anunciado que estudia medidas que cambiarían la política de mano dura de su antecesor en la Casa Blanca, Donald Trump, frente a la dictadura cubana.

«Presidente Biden escuche a la gente que está en #Cuba no a la gente pro régimen (cubano) de su Gobierno», escribió el senador Marco Rubio en sus cuentas de Facebook y Twitter, con relación a la posibilidad de que se autorice de nuevo el envío de remesas a Cuba y se dote de más personal a la embajada de EE. UU. en la isla.

Biden ha decidido explorar cambios en la política hacia Cuba a raíz de las protestas que estallaron en la isla el pasado 11 de julio, según detalló este lunes a EFE un funcionario estadounidense.

La fuente dijo que, entre otras medidas, se va a crear un «grupo de trabajo sobre remesas» que tendrá como objetivo «identificar la manera más efectiva» de que el dinero «llegue directamente a las manos del pueblo cubano» y se va a estudiar el traslado de personal a la embajada en La Habana.

«Los cubanos que protestan en las calles no está pidiendo remesas, están pidiendo libertad», escribió Rubio en las redes sociales.

Lo que el pueblo cubano necesita es libertad

Para el congresista Mario Díaz-Balart, es «inconcebible» que en este momento en que el pueblo cubano está siendo «masacrado» por protestar, Biden convoque a un grupo de trabajo de remesas «para debilitar las sanciones, como solicitó la dictadura».

«La mayoría del pueblo cubano, especialmente los afrocubanos, no tienen acceso a las remesas», dijo el integrante de la Cámara de Representantes, de origen cubano, al igual que Rubio.

A juicio de Díaz Balart, «lo que todo el pueblo cubano necesita es que Biden lidere a la comunidad internacional por su libertad inmediata y proporcione acceso a internet que no pueda ser bloqueado por la dictadura».

Desconfianza en la postura de relajación de Biden

La también congresista republicana y cubano-estadounidense María Elvira Salazar se dirigió al presidente Biden para decirle que los cubanos «no necesitan grupos de estudio».

«Necesitamos acción ya», subrayó Salazar, quien al igual que otros legisladores y dirigentes del exilio cubano en Miami ha pedido insistentemente a Biden que EE. UU. encabece una intervención militar para proteger a los cubanos de la represión desatada por las autoridades de la isla y ayudarles a recuperar la libertad y la democracia.

«No podemos confiar en que la postura de Biden sobre Cuba sea de apoyo a los luchadores por la libertad. Ha demostrado en el pasado que apoya una relajación de la presión sobre el régimen comunista, al permitir las remesas y levantar el embargo», dijo.

Además de las remesas y el personal diplomático, Biden también ordenó a su Gobierno trabajar con el sector privado y el Congreso para hacer «más accesible» el internet en Cuba, algo que el mandatario ya anticipó la semana pasada, según la fuente consultada por EFE.

Tanto Rubio como Díaz-Balart y Salazar apoyaron la política de mano dura contra la dictadura cubana seguida por Donald Trump cuando era presidente (2017-2021), una política respaldada también por los cubano-estadounidenses de Florida, que le ayudaron a ganar en este estado en las pasadas elecciones.

PanamPost (Con información de EFE)


Comparte este artículo: