Alcaldes demócratas desfinancian a la policía mientras gastan en sus dispositivos de seguridad

Comparte este artículo:

La alcaldesa de San Francisco, London Breed, en San Francisco el 12 de julio de 2018. (Justin Sullivan/Getty Images)

Los alcaldes demócratas de 20 de las 25 ciudades más grandes del país recortaron los presupuestos y los puestos del departamento de policía, incluso cuando gastaron millones de dólares de los impuestos en sus propios dispositivos de seguridad, según datos obtenidos por un organismo de control del gobierno.

“En 25 grandes ciudades de Estados Unidos, los funcionarios han propuesto recortar —o en 20 casos ya han recortado— los presupuestos de la policía. Sin embargo, lo que los auditores de OpentheBooks.com descubrieron fue que los alcaldes y los funcionarios municipales siguen disfrutando de la protección personal de un destacamento policial dedicado que cuesta millones de dólares a los contribuyentes”, dijo Adam Andrzejewski, director general y fundador de Open The Books (OTB), en un comunicado en el que se anunciaban los nuevos datos.

“Esto es ‘protección policial para mí (las élites políticas), pero no para ti (los ciudadanos)’”, dijo Andrzejewski.

El grupo, con sede en Chicago, es una organización sin ánimo de lucro que utiliza las leyes sobre el derecho a la información pública y la libertad de información para mantener cientos de bases de datos sobre el gasto federal, estatal y local a disposición del público, con el objetivo de ofrecer “cada céntimo en internet en tiempo real”.

En San Francisco, por ejemplo, los costes del dispositivo de seguridad que protege a la alcaldesa London Breed y a otros funcionarios de la ciudad se dispararon de 1.7 millones de dólares en 2015 a 2.6 millones en 2020.

Breed ha propuesto trasladar 120 millones de dólares del departamento de policía de la ciudad a programas de salud mental y de formación. Los funcionarios de la ciudad se negaron a decir cuántos policías están asignados a los dispositivos de seguridad, según OTB.

En Chicago, la alcaldesa Lori Lightfoot afirmó que se oponía a desfinanciar a la policía, pero la OTB descubrió que los funcionarios suprimieron discretamente 400 puestos del departamento de policía el año pasado.

Esos puestos se eliminaron incluso cuando los “costes de los dispositivos de seguridad de la ciudad alcanzaron su punto máximo en 2020, con un aumento de 700,000 dólares en cinco años: 2.7 millones de dólares gastados en 16 agentes (2015); 2.9 millones de dólares para 16 agentes (2016); 2.7 millones de dólares para 20 agentes (2017); 2.8 millones de dólares para 16 agentes (2018); 2.8 millones de dólares para 17 agentes (2019); y 3.4 millones de dólares para 22 agentes (2020), un máximo histórico”, dijo OTB.

En la ciudad de Nueva York, el alcalde Bill DeBlasio recortó 1000 millones de dólares del presupuesto anual de 6000 millones de dólares del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD), incluyendo 354 millones de dólares transferidos a servicios de salud mental, sin hogar y educación.

Pero el alcalde, que aspiró brevemente a la nominación presidencial demócrata el año pasado, sigue disfrutando de protección policial pagada por los impuestos para él, su esposa y su hijo.

Los funcionarios de la ciudad aún no han accedido a revelar los costes o el número de agentes asignados a los múltiples dispositivos de seguridad de DeBlasio, según OTB.

En Baltimore, la administración del alcalde Brendon Scott gastó 3.6 millones de dólares en un destacamento de seguridad que incluía 14 agentes para proteger al jefe del Ejecutivo, así como a la fiscal del Estado Marilyn Mosby y al comisario de policía Michael Harrison, según los datos recopilados por OTB. El presupuesto del Departamento de Policía de Baltimore se ha reducido en 22 millones de dólares.

“La protección del alcalde incluía seis agentes y un sargento, con un coste de casi 2 millones de dólares”, dijo OTB en el comunicado. “El fiscal del estado tiene tres agentes y un sargento, con un coste de 1.3 millones de dólares. El destacamento de seguridad del comisario de policía incluye dos agentes y un sargento, con un coste de 464,948 dólares”.

Baltimore lleva una década sufriendo un aumento constante de las tasas de delitos graves, como asesinatos, robos y agresiones. La ciudad también ha visto cómo dos de los predecesores inmediatos del actual alcalde, Catherine Pugh y Sheila Dixon, dimitían y eran condenados por diversos cargos de corrupción.

En San Diego, la administración del alcalde Todd Gloria presupuestó 2.6 millones de dólares para que 12 agentes a tiempo completo le protegieran a él y a los miembros del consejo municipal durante las reuniones y el ayuntamiento.

“Sin embargo, el presupuesto del alcalde pide que se recorten 4.3 millones de dólares del presupuesto de horas extras de la policía y que se gaste más de un millón de dólares en la creación del nuevo organismo de supervisión policial, la Comisión de Prácticas Policiales”, dijo OTB.

Entre las otras ciudades examinadas por la OTB destacan:

  • Mineápolis, donde fue asesinado George Floyd, recortó 8 millones de dólares del presupuesto policial para poner en marcha un equipo de salud mental que responda a determinadas llamadas al 911.
  • Los funcionarios de Oakland recortaron del presupuesto policial 14.6 millones de dólares. Se esperan recortes aún mayores en un futuro próximo.
  • A pesar de dos años de disturbios casi continuos protagonizados por activistas de Antifa y Black Lives Matter (BLM), los funcionarios de Portland recortaron 15 millones de dólares del presupuesto policial y disolvieron una unidad de reducción de la violencia con armas de fuego y un equipo de tránsito que había sido acusado de vigilar en exceso a las comunidades negras, entre otros recortes.
  • Los funcionarios de Milwaukee están recortando 120 puestos de policía, a partir del presupuesto del año en curso. Las reducciones se producirán principalmente al no sustituir a los agentes que se jubilen. El año pasado se eliminaron 60 puestos.
  • En Seattle, los miembros del ayuntamiento declararon en un momento dado el año pasado su intención de recortar el presupuesto de la policía a la mitad, pero finalmente se conformaron con una reducción del 20 por ciento.
  • Los funcionarios de Los Ángeles han aprobado un recorte presupuestario de 150 millones de dólares de su proyecto de presupuesto de 1860 millones de dólares.
  • En la capital del país, los funcionarios redujeron el presupuesto del Departamento de Policía Metropolitana en 15 millones de dólares.
  • Los residentes de Filadelfia han visto cómo los funcionarios locales han transferido 33 millones de dólares de la policía a otros programas.
  • Los funcionarios de Austin recortaron unos 20 millones de dólares del departamento de policía y trasladaron 80 millones de dólares en servicios que antes prestaban las fuerzas de seguridad a otros departamentos.

Mark Tapscott – La Gran Época (The Epoch Times en español)


Comparte este artículo: