228 legisladores republicanos instan a la Corte Suprema a anular Roe vs. Wade

Comparte este artículo:

Miembros de la Corte Suprema posan para una foto de grupo en la Corte Suprema en Washington el 23 de abril de 2021. Sentados de izquierda a derecha: Juez adjunto Samuel Alito, Juez adjunto Clarence Thomas, Presidente del Tribunal Supremo John Roberts, Juez adjunto Stephen Breyer y Juez adjunto Sonia Sotomayor. De pie, de izquierda a derecha: juez asociado Brett Kavanaugh, juez asociado Elena Kagan, juez asociado Neil Gorsuch y juez asociado Amy Coney Barrett. (Erin Schaff/Pool/Getty Images)

Cuarenta y cuatro republicanos del Senado y 184 de la Cámara de Representantes instaron a la Corte Suprema a anular el histórico fallo sobre el aborto Roe vs. Wade cuando los magistrados revisen una ley de Mississippi durante su próximo período.

“El Congreso y los Estados demostraron que están preparados y son capaces de abordar la cuestión de manera que se reflejen los diversos puntos de vista de los estadounidenses y se basen en la ciencia del desarrollo fetal y la salud materna”, escribieron los legisladores dirigiéndose a la Corte en un escrito amicus (pdf) con fecha del miércoles.

El caso trata de una ley de 2018 de Mississippi, que prohíbe la mayoría de los abortos después de la 15ª semana de embarazo. La ley de Mississippi fue impugnada por la Jackson Women’s Health Organization (Organización Jackson para la Salud de la Mujer) y los tribunales inferiores fallaron desde entonces en contra.

La presentación de los legisladores se produce una semana después de que la fiscal general de Mississippi, Lynn Fitch, pidiera al alto tribunal que anule el caso Roe v. Wade para que el estado pueda mantener su ley, argumentando que “la conclusión de que el aborto es un derecho constitucional no tiene ninguna base en el texto, la estructura, la historia o la tradición” y además caracterizó la sentencia de 1973 como “peligrosamente corrosiva para nuestro sistema constitucional”. El caso Roe v. Wade dictaminó que el aborto es legal antes de lo que, según ellos, era la viabilidad, o alrededor de la semana 24 de embarazo.

“El aborto es fundamentalmente diferente de cualquier derecho que este Tribunal haya respaldado”, escribió Fitch hace una semana. “Ningún otro derecho implica, como el aborto, ‘la terminación intencionada de una potencial vidal’”.

El líder de la minoría del Senado, Mitch McConnell (R-Ky.), el líder de la minoría de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy (R-Calif.), y otros miembros del liderazgo republicano firmaron el escrito. Varios días antes, un trío de senadores republicanos —Josh Hawley (Mo.), Mike Lee (Utah) y Ted Cruz (Texas)— presentaron su propio escrito.

“Los Estados”, según la presentación del miércoles, “han expresado el deseo de proteger la vida a través de un número cada vez mayor de leyes promulgadas para promover los importantes intereses de los Estados en la protección de las mujeres contra el peligroso aborto tardío, poniendo fin a la destrucción de la vida humana basada en el sexismo, el racismo, la discapacidad, en defensa de la integridad de la profesión médica contra la práctica bárbara de desmembrar a los seres humanos en el vientre materno y la protección de los bebés prematuros del dolor horrible de tales abortos”.

Durante décadas, los conservadores han luchado para anular el caso Roe vs. Wade y la siguiente decisión de la Corte Suprema de 1992, Planned Parenthood vs. Casey. Algunos creen que la actual Corte Suprema, que cuenta con seis jueces nombrados por presidentes republicanos, es su mejor oportunidad en décadas para anular o eliminar la sentencia.

El tribunal cuenta ahora con la incorporación de la tercera persona nombrada por el presidente Donald Trump, la jueza Amy Coney Barrett, que en septiembre de 2020 sustituyó a la jueza Ruth Bader Ginsburg, una antigua defensora del aborto.

La Jackson Women’s Health Organization debe presentar un escrito legal en contra, antes del 13 de septiembre. Anteriormente, la clínica dijo que 50 años de precedentes y sentencias judiciales han dejado el caso Roe v. Wade establecido.

“Primero que la viabilidad, los intereses del Estado, sean los que sean, no se pueden anular los intereses de una persona embarazada en su libertad y autonomía sobre su propio cuerpo”, escribió la clínica en 2020.

Jack Phillips – La Gran Época (The Epoch Times en español)


Comparte este artículo: