¿Qué pasa si las auditorías favorecen a Trump?

Comparte este artículo:

Donald Trump.

Artículo de opinión, escrito por Andrew W. Coy y publicado el 13-JUN-2021 en el sitio web American Thinker. (Traducido por Divulgación Total)

Fue compartido por el General Flynn en su cuenta de Telegram y especula sobre lo que podría pasar luego de las auditorías de elecciones 2020 en EEUU.

¿Qué harán finalmente los militares, la Corte Suprema y la gente? ¿Cómo reaccionarán los militares, la Corte Suprema y las masas ante el resultado? ¿Cómo se moverán los militares, cómo fallará la Corte Suprema y, eventualmente, ¿las masas se levantarán y tomarán las calles?… si queda claro que las elecciones presidenciales del 2020 fueron comprometidas, robadas o, al menos, que tuvo demasiadas anormalidades e ilegalidades y, por lo tanto, posiblemente la persona equivocada esté sentada en la Casa Blanca? ¿Qué sucede si queda claro que el presidente Trump fue reelegido y los Progresistas realmente se robaron las elecciones? ¿Qué pasa si descubrimos que la elección fue manipulada? ¿Qué pasa si?

Podríamos descubrir las respuestas en los próximos meses. Quizás. ¿Qué pasa con las auditorías forenses de los votos populares en los estados clave en disputa?

Antes de las elecciones de noviembre, el presidente Trump predijo trampas como nunca antes se habían visto. El presidente Trump dijo que habría un fraude electoral como nunca antes en la historia de Estados Unidos. Mucha gente en la Casa Blanca creía y estaba segura de que algo criminal estaba a punto de suceder. A las 10:30 de la noche de las elecciones, el Presidente Trump ganaba por buenos márgenes en los estados clave. Luego, los estados clave cerraron las tabulaciones electorales de votos «por el resto de la noche». (Por cierto, la interrupción del recuento de votos por el resto de la noche nunca había sucedido antes en la historia presidencial). Y luego, cuando nos despertamos por la mañana, después que supuestamente se cerró el recuento de votos «por toda la noche», Joe Biden se había adelantado, quedó por delante y asumió la Casa Blanca. Al momento de escribir estas líneas, Biden tiene 306 votos del colegio electoral y el Presidente Trump tiene 232 votos. Doscientos setenta votos es el número mágico para ganar la presidencia.

Pero, ¿qué pasa con las auditorías forenses en los estados clave en disputa? Comenzando con Arizona, luego Georgia, luego Pennsylvania, luego…

La auditoría forense del voto popular en Arizona que se está llevando a cabo en este momento es intrigante y también un poco aterradora. La auditoría forense del voto popular debería poder detectar e identificar irregularidades en la votación, trampas, anomalías y acciones delictivas. ¿Qué sucede si no solo Arizona se voltea, sino también Georgia, Pensilvania y Wisconsin?

Los márgenes de ganancia de votos en esos cuatro estados fueron de alrededor del 1%, o incluso mucho menos. No se requieren muchas trampas y robos para cambiar el resultado en esos estados, si eso es lo que realmente sucedió históricamente. Con los 11 votos del Colegio Electoral de Arizona, los 16 de Georgia, los 20 de Pensilvania y los 10 de Wisconsin, si esos pequeños márgenes fueran para el presidente Trump en lugar de Biden, el voto del Colegio Electoral sería de 289 votos para Trump y solo 249 para Biden. Con Trump necesitando solo 270 para la victoria, tal vez es por eso que los Progresistas están tan decididos en insistir que las auditorías forenses no deberían ocurrir. Quizás es por eso que el cabal del Estado Profundo no quiere que la luz brille sobre los votos reales de noviembre pasado.

¿Qué pasaría después? ¿Qué hacen los militares? ¿Cómo dictamina la Corte Suprema? ¿Y luego cómo reaccionan las masas? ¿Cómo reaccionan tanto los ciudadanos patriotas como los progresistas? ¿Los militares ponen tropas y tanques en las calles, especialmente en Washington, DC, para mantener a Biden en la Casa Blanca? ¿Los militares arrestan a Trump por ganar? ¿Acaso la Corte Suprema finalmente «actúa» y escucha el caso de fraude electoral? ¿La Corte Suprema dictamina que el Presidente Trump es realmente presidente? ¿La Corte Suprema dictamina que Trump es el Presidente Trump, pero luego los militares vetan la decisión de la Corte y mantiene a Biden en la Casa Blanca?

Cada vez más parece que, pase lo que pase, el ejército se queda con Biden. Los militares parecen más «despiertos» que el campus de Berkeley mientras a la vez expulsan a cristianos, conservadores y constitucionalistas. El ejército está más preocupados por luchar contra una amenaza inexistente del calentamiento global y un goteo de «supremacía blanca», y parece indiferente ante una creciente amenaza comunista china.

En la Corte Suprema podría ser diferente. Hubo tres miembros de la Corte Suprema que realmente querían escuchar los casos de fraude en las elecciones presidenciales. Querían ver los hechos, pero se necesitan cuatro miembros de la Corte para acceder a escuchar un caso. Los dos miembros clave de la Corte Suprema serían Brett Kavanaugh y Amy Coney Barrett. Es probable que Barrett y Kavanaugh se sientan culpables e impotentes debido a su débil negativa a ser verdaderos miembros de la Corte Suprema y escuchar casos difíciles y políticamente cargados. Es posible que los dos hayan cambiado de opinión y se hayan endurecido y estén de acuerdo en escuchar los nuevos desafíos de las elecciones presidenciales del 2020, es decir, si, si, si los cuatro estados de Arizona, Georgia, Pensilvania y Wisconsin cambian sus votos del colegio electoral a Trump, y por lo tanto Trump supera el obstáculo de 270. ¿O la Corte Suprema volverá a acobardarse, como lo hizo en diciembre pasado?

¿Es difícil decir en esta fecha si todo esto se lee como un capítulo histórico de una elección celebrada en una república bananera al sur de la frontera, o se lee como una novela barata que nadie creería que podría desarrollarse en Estados Unidos? Los militares, la Corte Suprema y las masas tendrán mucho que decir de cualquier manera. ¿Los Patriotas simplemente esperan hasta 2022 o 2024 y dejan que Biden se quede, incluso si no fue elegido? ¿Los progresistas dicen que bajo ninguna circunstancia, incluido el encarcelamiento de opositores políticos, el presidente Trump regresará al lugar donde fue elegido legalmente?

Mantente atento a las auditorías que se están realizando ahora y durante todo el verano. ¿Qué sucede si, para el fin de semana del Día del Trabajo, más de la mitad del pueblo estadounidense cree que efectivamente hubo fraude electoral y criminalidad?

Puede que no sea bonito. Podría ponerse muy feo. Pero esas auditorías forenses profesionales son necesarias. Deben realizarse de forma profesional y precisa. Tendrán una gran voz sobre quién reside en 1600 Pennsylvania Avenue durante los próximos tres años. Quizás.

Tierra Pura


Comparte este artículo: