El régimen de Irán profundiza la tensión con Occidente: anunció que no entregará imágenes de sus instalaciones nucleares a la ONU

Comparte este artículo:

El presidente iraní Hassan Rouhan, en el Día Nacional de la Energía Nuclear de Irán en Teherán, Irán 10 de abril de 2021 (Reuters)

El presidente del Parlamento iraní, el conservador Mohamad Baqer Qalibaf, anunció que las grabaciones de las plantas persas no serán entregadas al Organismo Internacional de la Energía Atómica, la agencia de Naciones Unidas. EEUU y Francia advirtieron días atrás que el tiempo para negociar se está agotando.

El presidente del Parlamento iraní, el conservador Mohamad Baqer Qalibaf, dijo este domingo que las imágenes grabadas de las instalaciones nucleares del país no serán entregadas al OIEA al haber vencido el acuerdo bilateral e interino el pasado día 24.

“Después de que ha expirado (el acuerdo), no se ha renovado nada y, por ello, ninguna de las informaciones registradas en Irán será entregado a la agencia (nuclear de la ONU)”, afirmó Qalibaf ante el Parlamento.

Las imágenes están “en posesión de la República Islámica de Irán”, explicó Qalibaf, quien subrayó que de esta forma la ley promulgada por el Parlamento en diciembre pasado “se está cumpliendo exactamente”.

El director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Rafael Grossi (Reuters)

El director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Rafael Grossi (Reuters)

La citada ley obligaba en uno de sus artículos a que Irán dejara de cumplir el llamado Protocolo Adicional, que permite inspecciones sin previo aviso del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) a cualquier instalación nuclear del país persa.

Conforme a esta ley, en febrero pasado se limitó el acceso de los inspectores internacionales pero el OIEA logró un acuerdo de verificación de tres meses de duración, que fue extendido en mayo por un mes y venció el 24 de junio.

 Las instalaciones de enriquecimiento de uranio de Natanz, a 250 km al sur de la capital iraní, Teherán, 30 de marzo de 2005 (Reuters)

Las instalaciones de enriquecimiento de uranio de Natanz, a 250 km al sur de la capital iraní, Teherán, 30 de marzo de 2005 (Reuters)

El director del OIEA, Rafael Grossi, anunció hace dos días que todavía no había recibido una respuesta de Irán sobre la eventual extensión del acuerdo interino y consideró “esencial” conocer la postura iraní al respecto.

El representante iraní ante la agencia nuclear de la ONU, Kazem Gharibabadi, respondió ayer que el acuerdo sobre las inspecciones “no debe considerarse una obligación” para su país. Ese acuerdo estipulaba que se mantendrían las grabaciones en los sitios nucleares iraníes pero que esas imágenes no serían entregadas al OIEA hasta que se levantaran las sanciones estadounidenses contra Irán.

Para conseguir el fin de esas sanciones y el retorno de EEUU. al acuerdo nuclear de 2015, JCPOA por sus siglas en inglés, así como el cumplimiento estricto de Irán de sus obligaciones, se desarrollan desde abril pasado negociaciones nucleares en Viena.

Se esperaba que en la próxima y séptima ronda de negociaciones se llegara a una conclusión final, pero las conversaciones se pueden ver obstaculizadas si Irán no renueva el acuerdo interino de verificación con el OIEA, algo que debe decidir el Consejo Supremo de Seguridad Nacional.

Ayer, el portavoz de Exteriores, Said Jatibzadeh, comentó en Twitter que Irán ha sido “la parte más activa” en las conversaciones nucleares de Viena pero “no negociará indefinidamente”.

“Irán sigue creyendo que es posible un acuerdo si Estados Unidos decide abandonar el legado fallido de (Donald) Trump”, agregó Jatibzadeh en alusión a las sanciones impuestas durante la Presidencia del republicano.

El tiempo de agota

Estados Unidos y Francia advirtieron el viernes a Irán que el tiempo se agota para volver a un acuerdo sobre el programa nuclear, a lo que Teherán replicó que les corresponde a ellos tomar una “decisión”.

El secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken, en una rueda de prensa junto al canciller francés, Jean-Yves Le Drian, en París. Jun 25, 2021 (Reuters)

El secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken, en una rueda de prensa junto al canciller francés, Jean-Yves Le Drian, en París. Jun 25, 2021 (Reuters)

En la primera visita de alto nivel a París de la administración del presidente Joe Biden, el secretario de Estado, Antony Blinken, y sus anfitriones franceses saludaron un nuevo espíritu de cooperación tras cuatro años de turbulencias bajo el mandato de Donald Trump. Pero las dos partes dijeron que una promesa clave de Biden -volver al acuerdo de 2015 sobre el pacto nuclear iraní que fue torpedeado por Trump- estaba en peligro si el régimen iraní no hace concesiones durante las conversaciones que se realizan desde hace meses en Viena.

“Llegará un momento en el que sí, será difícil regresar a los estándares” del acuerdo, dijo Blinken a la prensa. “No hemos llegado a ese momento, no puedo ponerle fecha, pero es algo de lo que somos conscientes”, añadió.

Blinken advirtió que si Irán “sigue haciendo funcionar centrifugadoras cada vez más sofisticadas” y aumenta el enriquecimiento de uranio, acelerará el tiempo de “ruptura” en el que estará cerca de la capacidad de desarrollar una bomba nuclear.

Francia -que al igual que Reino Unido, Alemania, Rusia y China se había mantenido en el acuerdo de 2015 a pesar de las presiones de Trump- también aumentó la presión sobre Irán para que regrese al pacto. “Esperamos que las autoridades iraníes tomen las decisiones finales, sin duda difíciles, que permitan concluir las negociaciones”, dijo el ministro de Asuntos Exteriores francés, Jean-Yves Le Drian, en una conferencia de prensa conjunta con Blinken.

Infobae (Con información de EFE y AFP)


Comparte este artículo: