Cuestionan a los NIH sobre ONG de EEUU que ayudó a financiar el laboratorio de Wuhan: Rep. del GOP

Comparte este artículo:

El edificio del laboratorio P4 en el Instituto de Virología de Wuhan en Wuhan, China, el 13 de mayo de 2020. (Hector Retamal/AFP a través de Getty Images)

Un grupo de republicanos del Comité de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes de Estados Unidos envió el 10 de junio una carta a los Institutos Nacionales de la Salud (NIH), solicitando información que ayude a investigar los orígenes de la pandemia de COVID-19.

La representante Cathy McMorris-Rodgers (R-Wash.), la republicana de mayor rango en el panel, junto a otros 25 legisladores republicanos se unieron para firmar una carta dirigida al director de los NIH, Francis Collins, solicitando informes y documentos relacionados con EcoHealth Alliance (EHA), la organización sin fines de lucro que canalizó dinero al Instituto de Virología de Wuhan (WIV) con el fin de “comprender el riesgo de aparición del coronavirus del murciélago”.

El Instituto de Virología de Wuhan está situado en la misma ciudad donde se cree que surgió por primera vez el virus del PCCh (Partido Comunista Chino), causante del COVID-19.

Según correos electrónicos internos de funcionarios de los NIH y de una oficina dentro de la agencia, el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID) que dirige el doctor Anthony Fauci, las agencias enviaron un total de 826,777 dólares entre los años fiscales 2014 y 2019 al grupo de investigación médica sin ánimo de lucro con sede en Nueva York.

La cantidad total enviada es diferente a la que Fauci declaró a los miembros del Congreso que el laboratorio de Wuhan recibió del gobierno de Estados Unidos.

“El gobierno comunista chino no ha permitido todavía que los científicos chinos cooperen con una investigación sobre los orígenes de COVID-19 y admitió que destruyó muestras y registros pertinentes para dicha investigación”, escribieron los legisladores. “Por lo tanto, es imperativo que reunamos todos los datos y la información en poder de Estados Unidos sobre los experimentos de investigación del coronavirus de los murciélagos y los protocolos de seguridad de los laboratorios de todas las fuentes fuera de China, en particular de EcoHealth Alliance (EHA)”.

Los legisladores señalaron que EHA es un beneficiario de los NIH que participó en la investigación sobre el coronavirus de los murciélagos en China y concedió subvenciones al Laboratorio de Virología de Wuhan (WIV).

“También es esencial recopilar información sobre el WIV, el laboratorio que estaba realizando experimentos con coronavirus de murciélagos situado en Wuhan, China, el epicentro del brote de COVID-19”, escribieron a continuación.

La carta subraya que los NIH se encuentran en una posición única para compartir públicamente los informes de investigación detallados que obran en su poder, ya que son una agencia federal de concesión de subvenciones, la que financió a través de los subsidios a EHA la investigación sobre el coronavirus de los murciélagos en el Instituto de Virología de Wuhan.

“Es importante destacar que los NIH tienen pleno acceso a los registros de EHA y que ésta se negó a cooperar con nuestra investigación”, añadieron los republicanos. “Por lo tanto, es fundamental que los NIH cooperen con nuestra investigación objetiva mientras seguimos recopilando datos sobre la investigación de coronavirus de murciélagos financiada por Estados Unidos”.

Esta iniciativa surgió mientras la hipótesis de que el virus del PCCH podría haber sido manipulado artificial o deliberadamente en el Instituto de Virología de Wuhan de China está recibiendo un mayor reconocimiento.

Los informes iniciales sobre un brote del virus del PCCh aparecieron por primera vez en Wuhan a fines de 2019, cuando los medios de comunicación controlados por el Estado informaron de un grupo de casos vinculados a un mercado húmedo local. Más de un año después, los orígenes del virus siguen siendo desconocidos, aunque la posibilidad de que el virus se filtre desde un laboratorio del Instituto de Virología de Wuhan de China está ganando fuerza.

Wall Street Journal informó el 23 de mayo que tres investigadores del Instituto de Virología de Wuhan fueron hospitalizados en noviembre de 2019 con síntomas consistentes con la gripe estacional y COVID-19. El periódico citó fuentes del gobierno estadounidense no identificadas y familiarizadas con un informe de inteligencia estadounidense no revelado previamente.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ordenó a la Comunidad de Inteligencia de Estados Unidos (IC) que intensifique los esfuerzos para investigar los orígenes del virus.

Los republicanos del Comité de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes dieron a los NIH un plazo hasta el 24 de junio para que respondan a sus últimas preguntas, así como a las que plantearon en una carta fechada el 18 de marzo.

Isabel Van Brugen – La Gran Época (The Epoch Times en español)


Comparte este artículo: