Casa Blanca responde mientras suministro de carne en EE.UU. está bajo presión tras ciberataque a JBS Foods

Comparte este artículo:

La secretaria de prensa adjunta de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, responde a preguntas durante su primera rueda de prensa diaria en la Casa Blanca, el 26 de mayo de 2021, en Washington, DC. (Win McNamee/Getty Images)

La Casa Blanca informó el martes que el ciberataque que afectó a los sistemas de la empresa de productos cárnicos JBS Foods parece tener su origen en Rusia y dijo que la administración está ofreciendo ayuda.

“JBS notificó a la administración que la demanda de rescate provenía de una organización criminal, probablemente con sede en Rusia”, dijo a los periodistas la secretaria de prensa adjunta de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, quien añadió que la Administración de Biden está “en contacto directo” con Moscú y ha enviado un “mensaje de que los Estados responsables no albergan a los criminales del ransomware”.

El lunes, JBS confirmó en un comunicado que sufrió un ataque de ciberseguridad. Los servidores de la empresa en Australia y Norteamérica se vieron afectados durante el incidente.

“Los servidores de respaldo de la compañía no se vieron afectados, y está trabajando activamente con una empresa de respuesta a incidentes para restaurar sus sistemas tan pronto como sea posible”, decía el comunicado, que añadía que la empresa con sede en Brasil “no tiene conocimiento” de que se hayan obtenido o violado datos de empleados, clientes o proveedores.

El FBI está investigando el ciberataque, mientras que la Agencia de Ciberseguridad y Seguridad de Infraestructuras del Departamento de Seguridad Nacional está prestando apoyo técnico, dijo Jean-Pierre.

“La Casa Blanca ha ofrecido asistencia a JBS, y nuestro equipo y el Departamento de Agricultura han hablado con sus directivos varias veces en el último día”, añadió Jean-Pierre a los periodistas. “Estamos evaluando cualquier impacto en el suministro, y el presidente ha ordenado a la administración que determine lo que podemos hacer para mitigar cualquier impacto cuando sea necesario”, dijo Jean-Pierre, según The Hill.

The Greeley JBS meat packing plant

La planta empacadora de carne JBS de Greeley está inactiva en Greeley, Co, el 16 de abril de 2020. (Matthew Stockman/Getty Images)

Tras el ciberataque, las plantas de carne de cerdo y res de JBS en Iowa, Minnesota y Texas anunciaron en Facebook que cancelaban este martes varios turnos de trabajo por un periodo de tiempo no revelado.

“El 1 de junio no habrá cosecha de 1&2 y no habrá corte de tocino de 1&2. Todos los demás departamentos comenzarán en el horario habitual”, decía un posteo de Facebook de la planta de carne de cerdo de JBS en Ottumwa, Iowa.

Según la planta de Cactus, Texas, “No operaremos mañana. Los autobuses no funcionarán. SOLO MANTENIMIENTO, MANIPULACIÓN DE MATERIALES, y CONGELADORES ESTÁN PROGRAMADOS PARA TRABAJAR. La orientación para el 6/1 también se cancela”.

Debido a los cortes, casi una quinta parte de la producción de carne de vacuno de Estados Unidos se ha detenido, según Bloomberg. JBS Foods es el productor número 1 de carne de vacuno en el país, mientras que su rival Tyson Foods es el número 2, según el reporte.

Scott Payne, un portavoz del sindicato United Food and Commercial Workers Canada Local 401, dijo a Bloomberg News el martes que una planta en Brooks, Alberta, en Canadá, fue cerrada. “Efectivamente, las operaciones de la planta han cerrado por el día”, dijo.

El mes pasado, Colonial Pipeline, un importante sistema de transporte de combustible a lo largo de la costa este de Estados Unidos, sufrió un ataque de ransomware que los funcionarios del FBI creen que se originó en Rusia y Europa del Este. El oleoducto no funcionó durante aproximadamente una semana, lo que provocó un aumento de los precios del gas y la escasez de combustible en varios estados del sureste.

Jack Phillips – La Gran Época (The Epoch Times en español)


Comparte este artículo: