Antony Blinken advirtió que el Estado Islámico todavía aspira a realizar ataques a gran escala

Comparte este artículo:

Antony Blinken (Reuters)

El jefe de la diplomacia estadounidense destacó la necesidad de reforzar la coalición antiterrorista en Siria e Irak para impedir que los remanentes del ISIS se fortalezcan: “Queda mucho por hacer”.

El secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken, advirtió este lunes que, a pesar de su derrota, los elementos del Estado Islámico en Irak y Siria “todavía aspiran a realizar ataques a gran escala”, por lo que instó a sus socios de la coalición antiterrorista internacional a mantener los esfuerzos en el terreno.

Mientras Estados Unidos trabaja en su retirada militar de Afganistán, los miembros de la coalición mundial que lucha contra el grupo Estado Islámico se reunieron en Roma para trazar las futuras medidas contra el grupo extremista.

Juntos, debemos seguir tan comprometidos con nuestros objetivos de estabilización como lo hicimos con nuestra campaña militar que resultó en la victoria en el campo de batalla”, dijo el jefe de la diplomacia estadounidense.

Blinken anunció una nueva contribución de Estados Unidos de 436 millones de dólares para ayudar a los desplazados en Siria y en los países de su entorno y pidió un nuevo esfuerzo para repatriar -y rehabilitar o procesar- a unos 10.000 combatientes del IS que siguen encarcelados por las Fuerzas de Defensa sirias. “Esta situación es simplemente insostenible”, dijo Blinken. “Simplemente no puede persistir indefinidamente”.

Junto a su homólogo italiano, Luigi Di Maio, propuso la creación de un grupo de Trabajo sobre África para integrar a los países de ese continente, donde la expansión terrorista es evidente.

Antony Blinken y Luigi Di Maio (Reuters)

Antony Blinken y Luigi Di Maio (Reuters)

Ambos coincidieron en que a pesar de los avances logrados “queda mucho por hacer” y Blinken destacó, entre las prioridades, la lucha “contra los elementos residuales en Irak y Siria”,para evitar que el ISIS recupere terreno en el territorio en el que instaló su “califato” entre ambos países y que la coalición derrotó en 2019.

Los resultados obtenidos por la coalición internacional muestran “qué objetivos pueden alcanzarse juntos” y entre los que quedan insistió en la necesidad de luchar contra las células residuales del ISIS que permanecen en Siria (donde cifró en unos 10.000 los milicianos del ISIS) e Irak y su creciente amenaza en África.

La reunión se produjo justo un día después de que Estados Unidos lanzara ataques aéreos contra las milicias respaldadas por Irán cerca de la frontera entre Irak y Siria. “Esta acción en legítima defensa para hacer todo lo necesario con tal de prevenir más ataques envía un fuerte mensaje y muy importante”, dijo Blinken a la prensa tras reunirse con el papa Francisco.

Por su parte, Di Maio agradeció la presencia “como observadores invitados” de Ghana, Mozambique y Burkina Faso antes de proponer la creación de “un Grupo de Trabajo dedicado a África, que se enfrente la problemática en su conjunto (…) con la participación de los países africanos interesados en aportar su contribución. “

El ISIS ha sido derrotado en su dimensión territorial, pero no ha sido erradicado. Por eso Italia, con más de 800 unidades desplegadas entre Irak y Kuwait, seguirá en Irak, siempre respetando la soberanía iraquí”, añadió Di Maio.

Pero aunque “la amenaza en Irak y Siria sigue siendo central en el compromiso de la coalición, no podemos dejar de abordar sus ramificaciones globales, especialmente en el continente africano y, en particular, en el Sahel, cuya estabilidad es crucial también para Europa y el Mediterráneo ampliado” , añadió.

Infobae (Con información de AP y EFE)


Comparte este artículo: