Simpatizante de BLM en el Capitolio dijo “traía mi megáfono para instigar” a partidarios de Trump: DOJ

Comparte este artículo:

John Earle Sullivan en una fotografía de archivo. (Cárcel del Condado de Utah)

El Departamento de Justicia (DOJ) presentó nuevos cargos contra el supuesto activista de Black Lives Matter, John Sullivan, por su papel en el asalto al Capitolio del 6 de enero, diciendo que Sullivan presuntamente dijo a otros más tarde que había traído un megáfono para incitar disturbios dentro del edificio.

Según los documentos judiciales presentados la semana pasada por los fiscales federales, Sullivan, de Utah, se enfrenta a nuevos cargos por posesión de armas. Sullivan, en declaraciones en internet y en otros artículos, dijo que asistió a varias protestas de Black Lives Matter el año pasado, publicó numerosas declaraciones contra la policía y contra Trump, y también supuestamente publicó en Twitter su apoyo a la revolución armada.

Después de salir del Capitolio el 6 de enero, Sullivan fue visto, según los fiscales federales, diciendo a un testigo que “traía mi megáfono para instigar [improperios]” y que quería “hacer que estos partidarios de Trump [improperios] todo esto” dentro del edificio del Capitolio.

Sullivan, dijeron, también se presentó como un periodista que estaba documentando el incidente. Sin embargo, dijeron que estaba participando activamente en el asalto, e incluso aparentemente rompió una ventana.

“Hay mucha gente. Vamos. ¡Esta [improperio] es nuestra! [improperio] yeah”, gritó supuestamente Sullivan después de que él y otros entraran en el Capitolio, según los documentos del DOJ.

Añadió: “Logramos este [improperio]. Lo hicimos juntos. [improperio] ¡sí! Todos somos parte de esta historia”, y “vamos a quemar esta [improperio]”, según los documentos judiciales. Los fiscales federales alegaron que intentó incitar a otros a quemar el Capitolio en varias ocasiones.

En un momento dado, el 6 de enero, también se le oyó decir supuestamente: “Estoy preparado, hermano. He estado en demasiados disturbios. He estado en muchos disturbios”, dicen los documentos.

Y en un momento dado, Sullivan supuestamente dijo a los agentes de la Policía del Capitolio que estaban en el edificio que “se retiraran”, dijeron los fiscales. “Hay demasiada gente, tienen que retirarse, las personas que intentaron hacer esa mierda, resultaron heridas, lo vi, me estoy preocupando por ustedes”, dijo supuestamente.

“Eh, chicos, tengo un cuchillo”, dijo también Sullivan, según los fiscales federales. “Tengo un cuchillo. Dejadme subir”.

Sullivan, en particular, grabó en video un enfrentamiento entre los alborotadores y la policía cerca del hemiciclo de la Cámara de Representantes que incluye el fatídico disparo que la policía del Capitolio efectuó contra la veterana de la Fuerza Aérea Ashley Babbitt y, según los expedientes judiciales, se jactó ante un testigo de que “mis imágenes valen como un millón de dólares, millones de dólares”.

Como resultado, el Departamento de Justicia dijo la semana pasada que había confiscado unos 90,000 dólares a Sullivan después de que éste vendiera las imágenes a varios medios de comunicación no identificados.

El abogado de Sullivan no hizo declaraciones el domingo cuando The Epoch Times se puso en contacto con él.

Según varios medios, Sullivan participó en la organización de algunas manifestaciones de Black Lives Matter en Utah. También fue acusado el pasado mes de julio de presuntos disturbios, amenaza de violencia y delito por su participación en una manifestación y disturbios que condujeron al tiroteo de un motorista.

“Como organizador de la protesta, se oye a John Sullivan hablar de que vio el tiroteo, que miró la pistola y que vio salir humo de ella. John no condenó el intento de asesinato ni intentó detenerlo ni ayudó en su investigación a la policía”, dijo la policía en una declaración jurada el año pasado.

Sullivan, que utilizaba el nombre “Jayden X” en internet —aparentemente en referencia a Malcolm X—, publicaba con frecuencia en Twitter su apoyo a Black Lives Matter y a la revolución armada. Los grupos de Black Lives Matter en Utah también le desautorizaron en enero, describiendo a Sullivan como un “bala perdida”.

Sullivan, según dijeron sus abogados en un escrito, vendió su material a la CNN por 35,000 dólares, vendió material a la NBC por 35,000 dólares y vendió más a otros medios de comunicación.

Sus abogados se opusieron a la confiscación de bienes y pidieron a un juez que el gobierno federal le devolviera el dinero.

“Para empezar, el acusado señala que necesita los fondos de la cuenta bancaria incautada para pagar su alquiler y las necesidades del hogar”, escribieron sus abogados. “Además, el producto de la cuenta bancaria incautada no es producto de la actividad delictiva alegada en la acusación. Que el acusado sea privado de sus bienes básicos es una violación de la Cláusula de las debidas garantías procesales de la Constitución de los Estados Unidos”.

Hasta la fecha, los fiscales federales han acusado a más de 400 personas en relación con el asalto al Capitolio del 6 de enero. Los demócratas de la Cámara de Representantes y un pequeño número de republicanos también están presionando para que una comisión al estilo del 11 de septiembre, respaldada por el Congreso, investigue el asunto.

Sullivan fue arrestado por el Departamento de Justicia el 14 de enero en Utah y acusado de estar en terrenos restringidos sin autoridad, entrada violenta y conducta desordenada, y de interferir con las fuerzas de seguridad. Fue puesto en libertad condicional sin fianza.

Jack Phillips – La Gran Época (The Epoch Times en español)


Comparte este artículo: