Exasesor de seguridad: John Kerry perjudicó a Trump en las conversaciones con Irán sin aprobación

Comparte este artículo:

El exsecretario de Estado John Kerry socavó repetidamente la política exterior del presidente Donald Trump hacia Irán durante conversaciones no autorizadas con altos funcionarios iraníes, según Keith Kellogg, el exjefe de Gabinete del Consejo de Seguridad Nacional de la era Trump.

“Lo hizo todo el tiempo”, dijo Kellogg a Just the News cuando le preguntaron si Kerry enviaba un mensaje contradictorio a Irán. “Por el mero hecho de que fuera allí, y el hecho de que hablara con [el ministro de Asuntos Exteriores iraní, Mohammad Javad] Zarif, envió un mensaje contrario muy, muy fuerte hacia lo que estábamos tratando de hacer allí”.

“Leemos los cables y entendemos lo que está pasando”, añadió Kellogg. “Hablamos de ello en el Despacho Oval varias veces. No era útil lo que estaba haciendo, porque básicamente estaba contrarrestando todos los mensajes que estábamos lanzando, y estaba tratando de empujarlos a algún tipo de negociación”.

Trump volvió a imponer duras sanciones a Irán tras salir del acuerdo nuclear multilateral con el régimen islamista. Las medidas paralizaron a la nación rica en petróleo en un intento de forzar a Irán a comprometerse con la desnuclearización.

“Estuve allí muchas veces cuando el presidente se acercaba a gente como Macron de Francia, se acercaba a Boris Johnson en EE. UU., e intentaba que fueran intermediarios con los iraníes para que entráramos en algún tipo de negociación. Y siempre tuvimos un rechazo”, dijo Kellogg. “Porque teníamos a gente como Kerry hablando con Zarif y otros”.

Parece que la Administración Trump no hizo nada para frenar a Kerry, lo que causó un dolor de cabeza a Kellogg y a otros.

“Sabíamos lo que estaba haciendo y la frustración que teníamos es que básicamente todo el mundo lo reconocía y nadie se preocupaba de si uno de nosotros había [sic] hecho eso”, dijo Kellogg.

A finales de 2016, el nuevo asesor de seguridad nacional del presidente electo Donald Trump, Michael Flynn, estuvo bajo el escrutinio del FBI por discutir las sanciones de Estados Unidos contra Rusia con el embajador ruso Sergey Kislyak. El buró contempló la posibilidad de acusar a Flynn por una ley arcaica que prohíbe a las personas realizar actividades diplomáticas no autorizadas.

Kerry, que ahora es el enviado especial del presidente Joe Biden para el clima, defendió recientemente haberle contado a Zarif el número de veces que Israel atacó objetivos iraníes. Kerry dijo que la información era de dominio público. El mensaje de Kerry citaba un mensaje de Twitter de un periodista que había señalado una noticia en la que un alto funcionario israelí decía que Israel había atacado 200 veces los intereses de Irán en Siria, el mismo número que Kerry reveló a Zarif. No está claro si la conversación de Kerry con Zarif fue anterior a la publicación del artículo.

La Casa Blanca no respondió a una solicitud de comentarios.

Kellogg dijo que incluso la divulgación de información clasificada sigue siendo ilegal aunque salga a la luz pública.

“Aunque sea de dominio público, nunca se reconocen las operaciones clasificadas. La prensa puede obtenerlas, pero no las reconoces”, dijo Kellogg.

Las noticias sobre la revelación de Kerry a Zarif surgieron después de un reportaje sobre una entrevista filtrada de Zarif realizada en marzo.

En el audio filtrado, Zarif, el principal diplomático de Irán, se queja de que la élite de la Guardia Revolucionaria tenía más influencia en los asuntos exteriores y en el programa nuclear del país que él.

“Nunca he podido decirle a un comandante militar que haga algo para ayudar a la diplomacia”, dijo Zarif.

Ivan Pentchoukov – La Gran Época (The Epoch Times en español)


Comparte este artículo: