Autoritarismo en Michigan: Solo recuperarán la libertad si el 70% decide vacunarse, amenaza la gobernadora

Comparte este artículo:

Gobernadora de Michigan Gretchen Whitmer, dando un discurso en marzo de 2011, como Senadora por Michigan (Flickr/austin_slack-CC BY-SA 2.0)

🔴 Evada la censura, síganos en Rumble y Telegram.

Redacción BLes– Ante la negativa de miles de ciudadanos a recibir la vacuna contra el virus PCCh, la gobernadora demócrata de Michigan Gretchen Whitmer, anunció que las estrictas restricciones impuestas en el estado, solo las irá limitando a medida que la población decida inocularse, de lo contrario continuarán los encierros.

En un anuncio al mejor estilo fascista, Whitmer declaró que los bloqueos en el estado no terminarán hasta que al menos el 70% de los mayores de 16 años del estado acepten vacunarse, reportó el Detroit Free Press.

El plan anunciado, vincula los niveles de vacunación específicos con la revocación de las restricciones contra el virus PCCh. El objetivo final es vacunar al 70% de la población y a medida que los porcentajes de vacunación se vayan acercando al objetivo, se irán eliminando paulatinamente las restricciones, anunció la gobernadora.

“En nuestro camino para vacunar al 70% de los habitantes de Michigan de 16 años en adelante, podemos tomar medidas para volver gradualmente a la normalidad mientras mantenemos a las personas seguras”, dijo Whitmer en un comunicado.

“Si aún no lo ha hecho, le animo a que esté a la altura del desafío y sea parte de la solución para que podamos continuar con nuestra recuperación económica y tener el verano que todos anhelamos”, Continuó diciendo Whitmer.

Teniendo en cuenta sus palabras, pareciera una perversa estrategia para intentar responsabilizar a la sociedad sobre la ausencia de libertades que están padeciendo, cuando en verdad se debe a puras decisiones políticas promovidas por la agenda izquierdista llevada a cabo por los dirigentes demócratas.

Whitmer describió cuatro pasos para aliviar gradualmente las restricciones:

  • 55% de los habitantes de Michigan vacunados: se permitirá el trabajo en persona para todos los sectores de negocios.
  • 60% de los habitantes de Michigan vacunados: la capacidad interior en estadios deportivos, centros de conferencias, salones de banquetes y funerarias aumentará al 25%; la capacidad en las instalaciones para hacer ejercicio y los gimnasios aumentará al 50%; y se levantará el toque de queda en restaurantes y bares.
  • 65% de los habitantes de Michigan vacunados: se eliminarán todos los porcentajes de límite de capacidad en interiores, lo que solo requiere el distanciamiento social entre las partes. Los límites a las reuniones sociales residenciales se relajarán aún más.
  • 70% de los habitantes de Michigan vacunados : se levantarán las órdenes de recolección y mascarilla, y el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Michigan ya no empleará medidas de mitigación amplias a menos que surjan circunstancias imprevistas, como la propagación de variantes resistentes a las vacunas.

Bajo esta regla tiránica e ilegal, la única forma en que los ciudadanos de Michigan puedan ver restauradas sus libertades es aceptar que se le inyecte una intervención médica experimental y con graves denuncias respecto a sus efectos adversos que incluye la muerte de miles de personas en el mundo.

Paralelamente la gobernadora Whitmer, fue noticia durante los últimos, días luego de que trascendiera que viajó a Florida por motivos particulares, sin estar vacunada, mientras instaba a los ciudadanos de Michigan a encerrarse en sus casas.

Andrés Vacca – BLes


Comparte este artículo: