The Epoch Times de Hong Kong promete no rendirse nunca después del ataque a la imprenta

Comparte este artículo:

El editor de The Epoch Times, Stephen Gregory, habla mientras observa June Guo (derecha), directora de la edición de Hong Kong de The Epoch Times, durante una conferencia de prensa sobre el ataque a la imprenta de la edición de Hong Kong de The Epoch Times, en el National Press Club en Washington el 13 de abril de 2021. (Jenny Jing/Epoch Times)

Un día después de un violento ataque a la imprenta de la edición de Hong Kong de The Epoch Times, el medio dijo que nunca cedería ante la intimidación, la presión o los intentos de sabotaje del Partido Comunista Chino (PCCh), en una conferencia de prensa en Washington, el 13 de abril.

En la madrugada del lunes, cuatro hombres irrumpieron en el almacén de impresión de la edición de Hong Kong de The Epoch Times. Los perpetradores destrozaron el equipo de impresión con mazos y arrojaron escombros de construcción sobre él antes de huir del lugar en una furgoneta blanca. Además amenazaron al personal en el lugar para que no hiciera nada que los obligara a tomar medidas.

La planta de impresión sufrió importantes daños por el ataque, el cual afectó a varias computadoras, el transmisor y un CPU, y obligó a la edición de Hong Kong a suspender la impresión por el momento.

Una pantalla muestra imágenes del ataque a la imprenta de la edición de Hong Kong de The Epoch Times, durante una conferencia de prensa en el Club Nacional de Prensa en Washington, el 13 de abril de 2021. (Jenny Jing/The Epoch Times)

June Guo, directora de la edición de Hong Kong de The Epoch Times, dijo que el ataque fue el último de una larga serie de acciones destinadas a paralizar el medio.

“El Partido Comunista Chino ha utilizado todos los trucos del libro para suprimir The Epoch Times en Hong Kong en un intento de evitar que la gente de la ciudad reciba noticias independientes”, dijo Guo, y agregó: “The Epoch Times es una de las pocas voces que quedan en el panorama mediático de Hong Kong que no se doblega ante el PCCh”.

En noviembre de 2019, durante el apogeo de las protestas masivas prodemocracia en la ciudad, cuatro hombres enmascarados irrumpieron en la misma instalación de impresión y prendieron fuego al equipo. El incendio provocó daños estimados por 40,000 dólares. La imprenta ha sido atacada otras tres veces desde su fundación en 2006.

Si bien The Epoch Times Hong Kong aumentará las medidas de seguridad, eso en sí mismo no es suficiente para contrarrestar el efecto del declive de la libertad de prensa, dijo Guo.

Desde octubre del año pasado, los empleados del almacén han sido vigilados por vehículos desconocidos, dijo.

En marzo, una presentadora del medio de Hong Kong de los programas de temas de actualidad en Internet recibió un mensaje que la policía de China continental le había entregado a su pariente, de que debería dejar de transmitir o enfrentarse a un arresto en virtud de la nueva Ley de Seguridad Nacional. El pasado julio, el PCCh impuso una ley de seguridad nacional en la ciudad que castiga delitos vagamente definidos, incluyendo la secesión y la connivencia con fuerzas extranjeras, que según los críticos es una herramienta utilizada para reprimir la disidencia.

Guo prometió reanudar la publicación del periódico antes del viernes, fecha en que una corte de Hong Kong anunciará la sentencia de varios activistas prodemocracia clave.

“No daremos marcha atrás y nunca nos doblegaremos ante las fuerzas del mal”, dijo.
Declaración preliminar de la policía

El escuadrón de crimen organizado de la policía de Hong Kong se ha hecho cargo de la investigación. En un comunicado emitido durante la noche a la AFP, la policía dijo que recibió un reporte de que el ataque estaba relacionado con una disputa por una deuda.

“La policía recibió un reporte que decía que los sospechosos afirmaban que el personal de la empresa mencionada tenía préstamos y utilizó martillos para destruir cinco pantallas de computadora y una impresora”, dice el comunicado.

“Podemos decir que la versión es una artimaña, y lo más probable es que haya sido plantada para desviar la atención del culpable obvio aquí, que es el Partido Comunista Chino”, dijo Stephen Gregory, editor del periódico con sede en Estados Unidos, en la conferencia de prensa.

Guo confirmó que no ha habido deudas pendientes por parte del almacén o The Epoch Times de Hong Kong.

La declaración policial parecía referirse a una nota dejada por los atacantes en el lugar, dijo Gregory.

La directora de la edición de Hong Kong de The Epoch Times, June Guo, habla durante una conferencia de prensa sobre un ataque a la imprenta en Hong Kong, en el National Press Club en Washington el 13 de abril de 2021. (Jenny Jing/The Epoch Times)

“Para poder acceder a la imprenta, el primer hombre que bloqueó la puerta exigió ver al Sr. Chu, quiere ver al Sr. Chu de inmediato—no hay ningún Sr. Chu que trabaje en la imprenta de Hong Kong”, dijo. A pesar de que se lo dijo la mujer a la que se enfrentó, el hombre rápidamente dejó entrar a otros tres atacantes. Los cuatro dejaron una nota que la policía encontró afirmando el reclamo de la deuda, dijo Gregory.

Los organismos de control de los periodistas han pedido a la policía que lleve a cabo una investigación exhaustiva y responsabilice a los atacantes.

Las investigaciones policiales sobre los ataques anteriores a la imprenta de The Epoch Times no han dado resultados significativos, señaló Guo, y pidió apoyo internacional para que el medio continúe con su misión.

Lo que sucedió con la imprenta “permite que el mundo vea lo que significa vivir bajo el Partido Comunista Chino”, dijo Gregory.

“El mundo necesita dar marcha atrás”, dijo Gregory. “Necesitan defender la democracia, necesitan defender los derechos humanos, ellos necesitan que el Partido Comunista Chino sepa que no va a tener las manos libres quitándole la democracia y los derechos humanos a la gente de Hong Kong y a la gente de todo el mundo”.

Con información de Cathy He. 

Eva Fu – La Gran Época (The Epoch Times en español)


Comparte este artículo: