Texas y Missouri demandan a Biden por suspender “Permanezca en México”

Comparte este artículo:

El presidente de EE.UU. Joe Biden habla durante un evento sobre el control de armas en el Jardín de las Rosas en la Casa Blanca en Washington el 8 de abril de 2021. (Alex Wong/Getty Images)

Los fiscales generales de Texas y Missouri se sumaron este martes al de Arizona y se querellaron contra el gobierno de Joe Biden, buscando restablecer la política de “Permanecer en México” del expresidente Donald Trump para frenar el aumento de inmigrantes ilegales en la frontera.

“El presidente [Joe] Biden podría remediar inmediatamente la afluencia de delincuencia que atraviesa nuestra frontera restableciendo los Protocolos de Protección al Migrante”, dijo el fiscal general de Texas, Ken Paxton, en un comunicado en el que anunció la demanda.

“Criminales peligrosos se están aprovechando de la falta de aplicación de la ley, y esto está dando lugar a la trata de personas, el contrabando, una plétora de crímenes violentos, y una carga masiva y sin precedentes en los programas estatales y federales para los que los contribuyentes deben pagar la factura”, agregó Paxton.

Los Protocolos de Protección al Migrante (MPP), comúnmente conocidos como la política de “Permanecer en México”, fue lanzada por la administración Trump en enero de 2019 y requiere que los extranjeros esperen en México mientras duren sus procedimientos de inmigración. Antes de su implementación, miles de inmigrantes ilegales fueron liberados en Estados Unidos para esperar sus casos, a menudo desapareciendo en el país para no ser vistos nunca más.

Ayer, el fiscal general de Arizona, Mark Brnovich, demandó al Gobierno Federal por la suspensión en la construcción de un muro en la frontera y la cancelación del MPP, conocido también como “Permanezca en México”.

A poco de su investidura presidencial el 20 de enero, Biden suspendió el programa MPP bajo el cual unos 70,000 migrantes que habían llegado a la frontera sur de EE.UU. para solicitar asilo fueron devueltos a México o América Central para que aguardasen allá el resultado de sus trámites.

Pero Biden canceló esta medida poco después de llegar a la Casa Blanca en enero pasado y permitió que unos 25,000 inmigrantes ilegales empezaran a ingresar a EE.UU.

Los fiscales generales afirmaron que tanto Texas como Missouri se han visto obligados a gastar muchos más recursos para combatir el tráfico de personas por parte de los cárteles de la droga como resultado de la medida.

A todo ello, según Paxton, se suma “una carga enorme y sin precedentes sobre los programas estatales y federales por los cuales los contribuyentes pagan”.

El gobierno de Biden se enfrenta a una creciente presión para abordar la crisis fronteriza, ya que el número de inmigrantes ilegales que cruzan la frontera sur alcanza cifras récord.

La demanda de Texas y Missouri, presentada entre el Tribunal Federal del distrito Norte de Texas, nombra como demandados a Biden, el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, y los titulares de la Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras, del Servicio de control de Inmigración y Aduanas, y del Servicio de Inmigración y Ciudadanía.

El reportero de The Epoch Times Li Hai contribuyó a este artículo.

Noticia de agencia – The Epoch Times en español


Comparte este artículo: