Republicanos cuestionan a Biden: ¿Cuánto cuesta la crisis migratoria?

Comparte este artículo:

La administración Biden-Harris anunció que enviará $310 millones adicionales en ayuda a países del Triángulo Norte para atender la crisis migratoria.

A medida que se acrecienta la crisis migratoria, la administración de Joe Biden decidió enviar 310 millones de dólares a Centroamérica para revertir la situación; esto mientras republicanos de la Cámara cuestionan sobre el alto costo que ha traído al país el aumento de migrantes en la frontera sur.

La vicepresidente Kamala Harris, designada por Biden como encargada de atender la crisis migratoria, enviará $310 millones adicionales en ayuda a países del “Triángulo Norte” (Guatemala, Honduras y El Salvador) e informó que capacitará a un “grupo de trabajo” guatemalteco.

Symone Sanders, portavoz y asesora principal de Harris, informó que el monto anunciado forma parte de un apoyo del Gobierno de los Estados Unidos para ayuda humanitaria y para abordar la inseguridad alimentaria.

De los $310 millones, $255 millones se destinarán a ayuda humanitaria, mientras que $55 millones se ocuparán de la inseguridad alimentaria en la región.

Sanders informó que el presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, se comprometió a “aumentar la cantidad de personal de seguridad fronteriza y fortalecer y mejorar las salvaguardias en sus fronteras norte y sur”.

A este anuncio se suma que Estados Unidos acordó también enviar a 16 empleados del Departamento de Seguridad Nacional para capacitar a los miembros de un grupo de trabajo guatemalteco que protege las fronteras del país.

crisis migratoria, El American

Migrantes de diferentes nacionalidades permanecen en albergue de Baja California (EFE)

Asimismo la administración Biden-Harris también ayudará a los migrantes que fueron devueltos para lograr su inserción en las comunidades, acordando construir refugios en el país centroamericano.

Por su parte, dos republicanos de la Cámara de Representantes buscan la manera de presionar a Biden para conocer cuánto dinero está gastando el Gobierno como resultado de la actual crisis fronteriza.

Los representantes Jason Smith (R-Mo) y John Katko (R-N.Y) expresaron su preocupación en una carta dirigida a la directora interina de la Oficina de Gestión y Presupuesto (OMB), Shalanda Young. Se trata de los miembros de mayor rango de los comités de Presupuesto de la Cámara y Seguridad Nacional, respectivamente.

“Si bien es evidente que las políticas de inmigración del presidente Biden han alentado niveles históricos de migración a la frontera, exacerbando la crisis de seguridad nacional, humanitaria y de salud pública, lo que sigue sin estar claro es el costo real, tanto actual como futuro, de responder a esta crisis impulsada”, escribieron los congresistas en su carta.

Smith y Katko también preguntaron sobre el gasto “de los materiales que se han desperdiciado” como resultado de haber paralizado la construcción del muro fronterizo, y cómo la administración planea pagar las demandas o acuerdos relacionados con la cancelación de los contratos.

Los representantes también quieren saber cuánto dinero ha enviado la administración demócrata en ayuda a las naciones centroamericanas con el objetivo de prevenir los cruces fronterizos ilegales.

“La administración Biden le debe al pueblo americano una evaluación honesta de lo que está sucediendo en la frontera suroeste, y eso incluye el costo de la crisis para los contribuyentes”, dijo Smith en un comunicado.

Crisis migratoria: americanos reprueban a Biden

En solo tres meses de gestión, la atención sobre la administración demócrata recae en el modo en cómo ha enfrentado la llegada masiva de migrantes a la frontera sur, y en cómo se ha alejado de las conferencias de prensa.

Según NBC 67 % de los americanos asegura que Biden no ha sabido lidiar con la seguridad fronteriza y la inmigración.

En solo 100 días de gestión el demócrata logró el mayor número en la historia de menores no acompañados en la frontera. Su política de “fronteras abiertas” y su promesa de recibir a infantes en territorio americano generó un hacinamiento récord en los estados fronterizos.

Sabrina Martín Rondon – El American


Comparte este artículo: