El idiota de la semana: MLB

Comparte este artículo:

La Major League Baseball (MLB) se alza con el trofeo de Idiota de la Semana de El American.

La Major League Baseball (MLB) se alza con el trofeo de Idiota de la Semana de El American tras su decisión del pasado viernes de soltar el guante para meterse en política y usar el bate para atizar al Partido Republicano.

La pasada semana, la MLB decidió trasladar a Denver (Colorado) el All-Star Game que iba a celebrarse en Atlanta (Georgia). ¿El motivo? En señal de protesta por la reforma de la ley electoral llevada a cabo por Georgia.

MLB Atlanta Braves

Aficionados de Atlanta Braves y Washington Nationals. (EFE)

El estado de Georgia aprobó una reforma de la ley electoral en la que se toman diferentes medidas en aras de garantizar unas elecciones más justas y menos susceptibles al fraude electoral.

El Partido Demócrata y toda su órbita mediática han iniciado una campaña para hacer creer que estas medidas son una especie de atentado contra la democracia y, cómo no, han recurrido a su mantra favorito: que perjudica especialmente a las minorías oprimidas.

La MLB se ha sumado a esta campaña de desinformación y mentiras por parte del Partido Demócrata y, por ejemplo, considera como algo injusto y terrorífico que se solicite un documento de identidad para poder votar. Sus motivos tendrán para tenerle tanto miedo a esta medida.

No descartamos que la MLB ni siquiera se haya leído la nueva ley, y quizás ni siquiera se hayan leído su propia web, ya que se echa las manos a la cabeza por solicitar a los votantes un documento de identidad, mientras en su web especifica que en la venta de entradas con recogida a cargo del cliente en taquilla, estos han de mostrar un documento identificativo con fotografía.

MLB group tickets policy

Captura de pantalla de la web de la MLB.

Al parecer, para la MLB evitar el fraude en la venta de entradas de sus partidos es mucho más importante y necesario que evitar el fraude electoral.

Lo más gracioso —aunque en realidad no tiene ninguna gracia— es que alegan que esta clase de medidas perjudican especialmente a la población negra. ¿Acaso la MLB y el Partido Demócrata consideran que los negros tienen alguna clase de tara o disfuncionalidad que les impide presentar un documento identificativo? ¿Se puede ser más condescendiente y racista?

La decisión es idiota se mire por donde se mire, pero alcanza unas cotas de cinismo e hipocresía inconmensurables si tenemos en cuenta las colaboraciones que la MLB ha realizado con países como Cuba o China que, digamos, no es que sean el pináculo de la democracia.

No sabemos si la decisión de la MLB es por convicciones “democráticas” —o más bien demócratas— o si están motivadas por el llamamiento que hizo la izquierda al boicot de empresas que no se adhirieran a su campaña política en contra de la reforma que tanto incomoda al Partido Demócrata.

Lo que sí parece evidente es que cada vez más gente, harta de la politización, les está dando la espalda a las organizaciones deportivas que se enfangan con estos temas, como ha sucedido con la NFL o la NBA.

Las consecuencias de la idiotez de la MLB

No imaginamos que nadie diga: «¡Vaya! ¡Qué posicionamiento político tan encomiable! ¡Voy a hacerme aficionado de este deporte!». Sin embargo, sí es más factible que tras esta decisión de la MLB muchas personas decidan dejar de gastar su tiempo y dinero en este deporte, que cada vez se preocupa menos del juego y más de la política.

Llevándose el All-Star Game de Georgia, la MLB ha intentado batear en la cabeza al Partido Republicano, pero lo que ha conseguido es golpear en el culo a miles de negocios y trabajadores de Atlanta, que se verán privados de millones de dólares en ingresos. En Atlanta, por cierto, la población negra es mayoritaria.

Ignacio M. García Medina – El American


Comparte este artículo: