Biden provoca la ira de republicanos y el rechazo de demócratas por la ola de gastos de $6 billones

Comparte este artículo:

El presidente Joe Biden pronunció un discurso en una sesión conjunta del Congreso, en el Capitolio, en Washington el 28 de abril de 2021. (Doug Mills/Pool/Getty Images)

Los USD 6 billones destinados a programas de gastos propuestos por el presidente Joe Biden a inicios de su mandato–su Plan de Rescate Estadounidense de USD 1.9 billones que se aprobó con cero votos republicanos junto con su propuesto Plan Empleo Estadounidense de USD 2.3 billones y el Plan Familias Estadounidenses de USD 1.8 billones–han provocado reacciones muy críticas por parte de los republicanos, y críticas más silenciosas de algunos demócratas, por sus elevados precios.

Biden dio a conocer su propuesta legislativa más reciente, el extenso paquete de USD 1.8 billones para familias y educación, durante su primer discurso conjunto ante el Congreso el miércoles, calificándolo como una inversión “única en una generación” que traerá beneficios duraderos a la economía, expandirá la clase media y reducirá la pobreza infantil. El plan incluye USD 1 billón en gastos en educación y cuidado infantil, y USD 800,000 millones en créditos fiscales destinados a familias de ingresos medios y bajos, financiados principalmente por los aumentos de impuestos para los estadounidenses más ricos.

Los republicanos dicen que la mayor parte del gasto propuesto de USD 6 billones durante el primer mandato de Biden tiene como objetivo satisfacer su base liberal, y que equivale al socialismo.

El senador Ted Cruz (R-Texas) calificó los planes de Biden como una “visión radical para nuestro país que convertiría el sueño americano en una pesadilla americana”.

El líder de la minoría del Senado, Mitch McConnell (R-Ky.), en declaraciones desde el Senado el jueves, rechazó lo que llamó el “radicalismo individualista” de Biden.

“El presidente habló sobre la unión y el compañerismo mientras leía una lista de compras de varios billones de dólares que no fue diseñada ni pensada para ganar la aceptación bipartidista”, dijo.

“Un proyecto para darle a Washington aún más dinero, y aún más poder para micro-administrar a las familias estadounidenses y construir un país que las élites liberales quieren, en lugar del futuro que los estadounidenses quieren”, agregó.

mitch mcconnell

El líder de la minoría del Senado, Mitch McConnell (R-Ky.), ofrece una conferencia de prensa después del almuerzo político del GOP del Senado en el edificio de oficinas del Senado Rayburn en el Capitolio en Washington el 2 de marzo de 2021. (Samuel Corum/Getty Images)

El senador Mitt Romney (R-Utah), conocido por su disposición a trabajar con los demócratas, puso en la mira los niveles de gasto en las propuestas de Biden en un tweet el jueves.

“En sus primeros 100 días, el presidente ha propuesto USD 6 billones en nuevos gastos, ¡aproximadamente 4 veces nuestro presupuesto federal total!”, escribió Romney, quejándose de que el altísimo gasto cargaría a las generaciones futuras con décadas de costos por intereses y pondría en peligro su futuro.

“¿Saben lo que es difícil de hacer?”, dijo Romney en un video que acompaña a su tweet. “Es difícil vivir dentro de tu presupuesto y hacer cosas buenas dentro de tu presupuesto”.

El senador Mitt Romney (R-Utah) habla con los reporteros en el Capitolio en Washington el 21 de septiembre de 2020. (Stefani Reynolds/Getty Images)

“Lo que es fácil es gastar dinero como si no hubiera un mañana. Y, desafortunadamente, el presidente tiene muchas cosas que le gustaría hacer, pero está gastando como loco”, agregó Romney, instando a Biden a resistir los grandes pedidos de gasto provenientes del ala liberal de su partido.

El exgobernador de Nueva Jersey Chris Christie, un republicano, fue aún más crítico con el gasto de Biden.

“Las palabras de este discurso sonaron como las que escucharías de un chico de 15 años si le dieras una tarjeta de crédito sin límite de crédito, excepto que las palabras salieron de la boca de un adulto que debería saber mejor”, dijo Christie, quien formó parte de un panel de comentaristas del miércoles en ABC.

Algunos demócratas también reaccionaron con reservas ante el impresionante precio de USD 6 billones de las iniciativas iniciales de Biden.

El senador Jon Tester (D-Montana) dijo que “las metas son buenas” en el nuevo plan de Biden para las familias, pero que cuestiona si se necesita todo el monto total a la luz de las medidas de ayuda masivas que ya se adoptaron.

“Tenemos que ver cómo interactúa esto con los paquetes anteriores”, dijo Tester, según Bloomberg. “Y si hay superposición, si esa superposición se ha tenido en cuenta”.

El senador Joe Manchin (D-W.Va.) fue más explícito con sus críticas y dijo el miércoles que estaba “muy incómodo” con el monto total, citando preocupaciones sobre la creciente deuda pública.

“Mucho dinero, mucho dinero–eso te hace sentir muy incómodo. Vas a encontrar cómo vas a pagarlo, ¿sabes?”, dijo Manchin a un reportero de CNN en Capitol Hill el miércoles.

“¿Seremos capaces de ser competitivos y poder pagar lo que necesitamos como país? Tenemos que averiguar cuáles son nuestras necesidades y tal vez hacer algunos ajustes, quién sabe”, dijo.

“No sé cuánta deuda más haya–ahora tenemos una deuda de USD 28.2 billones. Hay que tener un equilibrio y tenemos que trabajar en eso”, agregó.

El senador de Virginia Occidental Joseph “Joe” Manchin llega para una reunión con el presidente electo Donald Trump en la Trump Tower, en Nueva York, el 12 de diciembre de 2016. (Timothy A. Clary/AFP a través de Getty Images)

Con un voto decisivo clave en el Senado dividido en partes iguales, Manchin se ha convertido en una especie de persona influyente que podría forzar revisiones de los proyectos de ley que él considera irrazonables en alcance o costo. En particular, luego de que los republicanos del Senado criticaran lo que dijeron era un proceso partidista en torno a la aprobación del Plan de Rescate Estadounidense, calificaran los pedidos de Biden a la unidad como “vacíos” y criticaran al paquete como “inflado, derrochador, y partidista”, Manchin dijo abiertamente que bloquearía los próximo gran impulso legislativo de Biden a menos que se tomen más acciones para incluir las voces republicanas.

Muchos conservadores esperan que el senador de Virginia Occidental sirva de freno a los impulsos políticos más radicales de los demócratas.

Biden, quien en su discurso ante el Congreso se acercó repetidamente al Partido Republicano, agradeciéndoles por proponer una alternativa a su paquete de infraestructura de USD 2.3 billones e instándolos a respaldar sus propuestas, está listo para discutir sus planes con los principales legisladores demócratas y republicanos en la Casa Blanca el 12 de mayo.

El plan familiar que ha propuesto Biden proporciona cuatro años adicionales de educación pública gratuita. Requiere USD 200,000 millones para preescolar universal gratuito para todos los niños de tres y cuatro años y USD 109,000 millones para dos años de universidad pública gratuita.

También propone USD 225,000 millones en fondos para ayudar a los padres a pagar el cuidado infantil y aumentar el salario de los trabajadores de cuidado infantil. Otros USD 225,000 millones están destinados a un programa nacional de licencia familiar y médica y USD 45,000 millones para mejorar las comidas escolares y ofrecer beneficios alimentarios a los niños durante el verano. La propuesta de Biden también busca reducir las primas de seguro médico para los planes de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, a un costo de USD 200,000 millones.

Después de que Biden presentó sus planes el miércoles, el senador Tim Scott (R-S.C.) argumentó que los demócratas no tienen interés en trabajar con los republicanos en la legislación de infraestructura, y rechazó el Plan Familias Estadounidenses de Biden como un plan para poner a Washington en el centro de la vida estadounidense “desde la cuna hasta la universidad”.

“Nuestro presidente parece un buen hombre. Su discurso estuvo lleno de buenas palabras”, dijo Scott en la refutación republicana al discurso de Biden, televisada a nivel nacional.

“Pero nuestra nación se muere de hambre por algo más que trivialidades vacías”, agregó. “Nuestro mejor futuro no vendrá de los planes de Washington o los sueños socialistas”.

Con información de Reuters.

Tom Ozimek – La Gran Época (The Epoch Times en español)


Comparte este artículo: