Administración Biden abre instalaciones en Michigan y Pensilvania para alojar niños inmigrantes ilegales

Comparte este artículo:

Niños centroamericanos caminan hacia los agentes de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos cerca de la frontera entre México y Estados Unidos el 10 de abril de 2021 en La Joya, Texas. (John Moore/Getty Images)

La administración del presidente Joe Biden anunció el viernes sus planes de abrir instalaciones en Michigan y Pensilvania mientras las autoridades tienen dificultades para atender al creciente número de menores inmigrantes ilegales que cruzan a Estados Unidos desde México.

Los centros de emergencia de Albion y Erie tendrán una posible capacidad de 888 camas. Ambos están destinados a niños de 12 años o menores que cruzan la frontera sin un padre u otro adulto responsable. Los niños se conocen como menores no acompañados.

El número de personas que cruzan ilegalmente la frontera se disparó en marzo, el segundo mes completo de Biden en el cargo, superando los 172,000, un aumento de más de 71,000 respecto al mes anterior. El número de menores no acompañados se duplicó con creces hasta alcanzar los 18,890.

Las cifras no incluyen a las personas que cruzaron la frontera y evadieron a los funcionarios estadounidenses.

La Patrulla Fronteriza se ha visto “abrumada” por el aumento de inmigrantes ilegales, según declaró el mes pasado el representante Henry Cuellar (D-Texas) a The Epoch Times.

“Todas nuestras buenas intenciones se ven abrumadas por la gran cantidad de personas que ingresan”, añadió.

La Patrulla Fronteriza es el punto de contacto inicial para los que cruzan la frontera. Tras un periodo de tiempo previsto de tres días o menos en las instalaciones de la Patrulla Fronteriza, el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, por sus siglas en inglés) traslada a los inmigrantes a instalaciones de todo el país.

La Oficina de Reasentamiento de Refugiados, que forma parte del HHS, está abriendo los nuevos centros de ingreso de emergencia en Michigan y Pensilvania.

Epoch Times Photo

Agentes de la Patrulla Fronteriza detienen a unas dos docenas de inmigrantes ilegales en Peñitas, Texas, el 11 de marzo. 2021. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)

La instalación de Albion estará en el campus de Starr Commonwealth. La instalación de Erie estará en la Academia Internacional de Pensilvania.

La oficina tiene un programa que incluye más de 200 instalaciones en 22 estados, pero se ha visto obligada a abrir al menos 11 nuevos sitios para manejar el gran aumento de menores no acompañados, incluyendo varios en las bases militares de Estados Unidos.

La Administración Trump estaba expulsando a los jóvenes inmigrantes que cruzaban la frontera, pero una vez que Biden asumió el cargo, ordenó que todos los menores fueran aceptados en el país y se reunieran rápidamente con un padrino, normalmente un padre u otro familiar, que ya estuviera en el país.

Los funcionarios de la administración han descrito el cambio como parte de un esfuerzo para desarrollar un sistema de inmigración “más humano”. Stephen Miller, uno de los principales asesores de inmigración del expresidente Donald Trump, ha dicho que las políticas incentivan a los padres a enviar a sus hijos solos en viajes largos y peligrosos a Estados Unidos.

El HHS estaba atendiendo a casi 17,000 menores no acompañados hasta el 8 de abril. Otros 3881 estaban bajo la custodia de la Patrulla Fronteriza.

Los republicanos y algunos demócratas han criticado repetidamente a la Administración de Biden por su revocación de las políticas clave de la era Trump, argumentando que los cambios han estimulado el aumento de los inmigrantes ilegales que cruzan la frontera.

Familias centroamericanas caminan hacia los agentes de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos cerca de la frontera entre México y Estados Unidos el 10 de abril de 2021 en La Joya, Texas. (John Moore/Getty Images)

“Esto está fuera de control. Es la mitad de la noche. Hemos visto a docenas de niños fluir libremente a través de la frontera en solo los últimos minutos. Esta es la realidad de la desastrosa agenda de amnistía de Joe Biden”, dijo el representante republicano de la Cámara de Representantes Steve Scalise (R-La.) en un video desde la frontera el 9 de abril.

Por su parte, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de EE. UU. (ICE, por sus siglas en inglés) una agencia federal, dijo a los medios de comunicación que llegó a un acuerdo para pagar 1200 camas de hotel y otros servicios necesarios para los inmigrantes ilegales en Texas y Arizona.

“En virtud del contrato, el alojamiento está destinado a ser a corto plazo, y generalmente menos de 72 horas, para el procesamiento de la aplicación de la ley de inmigración, incluyendo el establecimiento de los términos y condiciones apropiados para la liberación. Todas las familias recibirán una evaluación sanitaria completa que incluirá la prueba COVID-19”, dijo la agencia.

Algunos de los hoteles están en Chandler y Phoenix, dijo la oficina de la senadora Kyrsten Sinema (D-Ariz.).

Sinema habló recientemente con el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, “y ha pedido al Departamento que proporcione más recursos en Arizona para gestionar el flujo de migrantes”, dijo la oficina en un comunicado.

“La senadora Sinema continúa monitoreando la situación y hará responsable al secretario Mayorkas y al DHS de proteger a las comunidades de Arizona y asegurar que todos los migrantes sean tratados de manera justa y humana”, agregó.

Zachary Stieber – La Gran Época (The Epoch Times en español)


Comparte este artículo: