Zuckerberg no sólo censura las voces conservadoras, ahora también minimiza la violencia de la izquierda

El presidente y director ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, testifica en una audiencia del Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes en Washington, EE.UU., el 23 de octubre de 2019. (REUTERS/Erin Scott/Foto de archivo)

Redacción BLes- Un video filtrado y recientemente publicado por el Proyecto Veritas, muestra al fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, minimizando la violencia de los alborotadores de izquierda y afirmando falsamente que éstos “fueron tratados con menos indulgencia” en comparación a los manifestantes del Capitolio.

El Proyecto Veritas publicó el domingo por la noche en su cuenta de Twitter un polémico video en el que aparece el CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, brindando un mensaje a sus empleados y minimizando la violencia perpetrada por los radicales de izquierda que durante el 2020 cometieron destrozos en todas las grandes ciudades del país.

En el mensaje de Twitter, Proyecto Veritas invita a los empleados de Facebook a contar sus experiencias en forma segura y privada.

“NUESTRO INSIDER AÚN ESTÁ EN EL INTERIOR. Otros empleados de Facebook pueden contactarnos de forma segura en VeritasTips@protonmail.com”, dice el mensaje en el que se linkea el video de Zuckerberg.

“Fue preocupante ver cómo se trataba a la gente de esta mafia (del Capitolio) en comparación con el marcado contraste que vimos durante las protestas a principios de este año”.

Los comentarios de Mark Zuckerberg en el video publicado por Proyecto Veritas, dan cuenta de que intenta persuadir a sus oyentes sobre que el motín del 6 de enero, un incidente aislado, fue tratado con indulgencia en comparación con la violencia sistemática perpetrada por los partidarios de Antifa y Black Lives Matter (BLM) desde el verano de 2020, que incluye agresiones a funcionarios electos, destrucción de edificios públicos, saqueos, robos y múltiples asesinatos.

En primer lugar vale aclarar que Zuckerberg da por sentado en su discurso que los alborotadores del 6 de enero en el Capitolio son personas conservadoras y partidarios del expresidente Donald Trump. Lo cual sabemos que no es cierto porque cada vez más pruebas demuestran que hubo una clara infiltración de personas de izquierda pertenecientes a Antifa y BLM.

En segundo lugar los comentarios de Zuckerberg no son ciertos si tenemos en cuenta que los conflictos del Capitolio duraron un par de horas hasta que fueron controlados y posteriormente un ejército completo de 20 mil guardias nacionales, medida sumamente exagerada y criticada, copó el área y gran parte continúa hasta el día de hoy siguiendo órdenes de la administración Biden.

Por otro lado y sólo para mencionar un ejemplo entre tantos, en Seattle los anarquistas de extrema izquierda y los partidarios de BLM establecieron lo que llamaron la “Zona Autónoma de Capitol Hill (CHAZ)”, un estado anárquico dentro de otro estado y sin ley.

Como resultado, un joven transeúnte de 16 años perdió la vida, supuestamente asesinado por las “fuerzas de seguridad” inexperimentadas de CHAZ. Luego le siguieron otras muertes producto de tiroteos en enfrentamientos internos.

Sin embargo, las fuerzas de seguridad no hicieron nada para impedirlo y las autoridades demócratas de Seattle, comenzando por la alcaldesa Jenny Durkan, actuaron como cómplices y brindaron apoyo durante gran parte del tiempo que duró la usurpación del espacio público.

Además, la mayoría de los gobiernos estatales demócratas han cedido durante el 2020 a los reclamos de izquierda en recortar fondos a las fuerzas policiales, y han apoyado constantemente sus protestas incluso en plena pandemia cuando las autoridades mantenían cerrados los comercios, iglesias y restringían las reuniones familiares.

Por todos estos motivos, carece de sentido el mensaje brindado por Mark Zuckerberg. Los comentarios del director ejecutivo de Facebook sólo pueden comprenderse al analizar qué una página de 20.000 seguidores de Rose City Antifa de Portland, posiblemente el grupo Antifa más violento del país, permanece activa en la plataforma, a pesar de la supuesta “política de tolerancia cero” de Facebook para los grupos extremistas violentos.

Evidentemente Zuckerberg es un negacionista absoluto y mantiene una visión completamente distorsionada de la realidad, o bien es un mentiroso serial del cual debemos estar muy atentos.

Andrés Vacca-BLes