Primer guiño al régimen: Biden comienza a levantar sanciones a Venezuela

Asesores de Biden adelantaron desde antes de la inauguración que el demócrata buscaría negociar con Maduro. (PanAm Post)

El Departamento del Tesoro de EEUU anunció una medida que exime de sanciones a algunas transacciones necesarias para las operaciones de puertos y aeropuertos.

En menos de dos semanas en la Casa Blanca, el Gobierno demócrata de Joe Biden comenzó a levantar sanciones al régimen de Nicolás Maduro. Contrario a la política agresiva que mantuvo el Departamento del Tesoro bajo la Administración Trump, la primera acción hacia Venezuela por parte de Janet Yellen tras ser ratificada como secretaria del Tesoro apunta a una flexibilización de sanciones. Este martes, su despacho emitió una licencia que autoriza algunas transacciones para operaciones portuarias y aeroportuarias entre Estados Unidos y Venezuela.

La Oficina de Control de Activos Extranjeros del Tesoro (OFAC) aclaró que la medida no contempla el levantamiento de sanciones individuales a funcionarios de la dictadura pero sí exime de sanciones a algunas transacciones necesarias para las operaciones de puertos y aeropuertos, reseña la agencia EFE.

De esta manera, el Tesoro comienza a matizar el alcance de las sanciones impuestas a Venezuela durante el Gobierno de Donald Trump por violación de los derechos humanos y por atentar contra la democracia.

Con este anuncio se autorizan las “operaciones ordinarias y necesarias para el uso de puertos y aeropuertos en Venezuela” a empresas bajo jurisdicción estadounidense. Adicionalmente, la OFAC autoriza al venezolano Instituto Nacional de los Espacios Acuáticos (INEA) a realizar operaciones con el mismo objetivo de permitir el funcionamiento portuario. No obstante, la OFAC aclara que esta flexibilización no permite actividades de importación y exportación.

Negociación con Maduro en la agenda demócrata

Este escenario se esperaba desde antes de la llegada de Biden al poder. Durante la campaña, The New York Times reseñó que asesores del demócrata habían adelantado que en la agenda de Biden estaba buscar una negociación directa con Maduro y revisar las sanciones impuestas por Trump.

Luego de confirmarse la victoria demócrata, estos rumores se acrecentaron. De acuerdo con una publicación de El Mundo una semana y media antes de la inauguración, asesores de Biden habían señalado que “preparaban” una negociación con Nicolás Maduro que incluye la celebración de elecciones “libres” a cambio de revisar las sanciones económicas.

En este mismo orden de ideas, el Financial Times señalaba para la misma fecha que el régimen venezolano “espera que Joe Biden alivie las amplias sanciones estadounidenses”.

Biden, el presidente que Maduro esperaba

Joe Biden intentó fijar posición frente al régimen venezolano refiriéndose por primera vez a Maduro como “dictador” durante un acto de campaña en Florida. Sin embargo, su política exterior hacia Venezuela corre el riesgo de tomar el rumbo complaciente de la administración de Barack Obama, en la que se desempeñó como vicepresidente.

Si bien Maduro aseguraba que no tenía preferencia por ninguno de los dos candidatos, durante la campaña fue evidente el favoritismo por Biden. Incluso en la página oficial del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) se publicó información relacionada con las propuestas en materia migratoria de Biden para los venezolanos en Estados Unidos. Y previo a la toma de posesión, el dictador venezolano expresó a través de su cuenta en Twitter que Venezuela “siempre estará lista para el diálogo y el entendimiento con el pueblo y el Gobierno de Estados Unidos”.

José Gregorio Martínez – PanamPost