Gobernadora de Dakota del Sur Noem: la COVID no aplastó la economía, fue el gobierno

La gobernadora de Dakota del Sur, Kristi Noem, se dirige a la Conferencia de Acción Política Conservadora en el Hyatt Regency el 27 de febrero de 2021 en Orlando, Florida. (Foto de Joe Raedle/Getty Images)

ORLANDO—La gobernadora de Dakota del Sur, la republicana Kristi Noem, dijo a la audiencia de una conferencia anual de conservadores el 27 de febrero que los cierres y otras restricciones impuestas por los gobiernos estatales y locales eran los culpables del colapso económico de 2020, y no la pandemia que pretendían sofocar.

Noem se ha convertido en el blanco de los medios de comunicación del establishment y de los políticos demócratas por su enfoque de la pandemia. Dakota del Sur fue el único estado que nunca ordenó el cierre de ningún negocio o iglesia, nunca impuso un cierre o la obligación de llevar mascarilla, y se abstuvo de clasificar los negocios en categorías esenciales y no esenciales.

“La COVID no aplastó la economía. El gobierno aplastó la economía”, dijo Noem, provocando los aplausos de la multitud en la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC).

“Con la misma rapidez, el gobierno se dio la vuelta y se erigió en salvador, y francamente el Departamento del Tesoro no puede imprimir dinero rápidamente para cumplir con los deseos del Congreso. Pero no todos han seguido este camino”, continuó.

Noem se encuentra entre algunos gobernadores, incluido el gobernador de Florida, Ron DeSantis (R-Fla.), que se han opuesto a la tendencia nacional y mundial de imponer estrictos cierres a la población en un intento de limitar la propagación del virus del PCCh (Partido Comunista Chino), comúnmente conocido como COVID-19. Los bloqueos resultaron en un desastre económico, reduciendo los logros alcanzados durante la Administración Trump.

No hay precedentes históricos ni ensayos controlados que respalden el argumento de los cierres y los argumentos sobre su eficacia han diferido en gran medida según las líneas políticas. El expresidente Donald Trump acusó repetidamente a los gobernadores y alcaldes demócratas de utilizar los cierres para sofocar el auge económico puesto en marcha por su programa de desregulación y bajos impuestos.

Noem dijo que Anthony Fauci, uno de los principales miembros del Grupo de Trabajo sobre el Coronavirus de la Casa Blanca de Trump, le dijo que los hospitales de Dakota del Sur estarían tratando a 10,000 pacientes en el peor momento de la pandemia. Ella dijo que la cifra era en realidad de 600 pacientes en el peor punto.

“No sé si están de acuerdo conmigo, pero el Dr. Fauci se equivoca mucho”, dijo Noem, provocando una estruendosa ovación del público.

“Incluso en una pandemia, la política de salud pública debe tener en cuenta el bienestar económico y social de la gente”, añadió. “La gente necesita mantener un techo sobre sus cabezas, necesita alimentar a sus familias y necesita su dignidad”.

“En mi administración, nos resistimos a la petición de controlar el virus a expensas de todo lo demás. Examinamos la ciencia, los datos y los hechos, y luego adoptamos un enfoque equilibrado”.

Noem dijo que, como resultado, Dakota del Sur tiene ahora la tasa de desempleo más baja de la nación y que la economía del estado está en auge.

A pesar de evitar los cierres, Dakota del Sur tuvo menos casos de COVID-19 por millón de habitantes en los últimos 30 días que algunos de los mayores estados con cierres, como California, Nueva York, Nueva Jersey y Pensilvania.

Ivan Pentchoukov – La Gran Época (The Epoch Times en español)