El Rep. Scalise publica cronología del “encubrimiento” de Cuomo a las muertes en hogares de ancianos

El gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, llega a una conferencia de prensa en la ciudad de Nueva York, el 8 de septiembre de 2020. (Spencer Platt/Getty Images)

El líder de la minoría de la Cámara de Representantes, Steve Scalise (R-La.), intensificó el jueves sus críticas al manejo del gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, a las muertes por COVID-19 en los hogares de ancianos, alegando que Cuomo “mintió sobre el número de muertos”. El representante publicó una línea de tiempo sobre el supuesto encubrimiento.

“Los hechos son simples: el gobernador Cuomo emitió una orden que envió a miles de pacientes con COVID-19 a hogares de ancianos, luego mintió sobre el número de muertos”, dijo Scalise en un comunicado.

Las muertes en hogares de ancianos relacionadas con COVID-19 han sido un punto álgido en las críticas contra Cuomo, quien se enfrentó a protestas del público después que emitió una controvertida directiva el 25 de marzo de 2020, la cual posteriormente fue revocada en mayo de 2020. La directiva esencialmente prohibía a los operadores de hogares de ancianos rechazar el ingreso de residentes, incluso si tenían COVID-19.

“A ningún residente se le negará la readmisión o la admisión a un hogar de ancianos basándose únicamente en un diagnóstico confirmado o sospechado de COVID-19”, decía la orden.

Según la orden, si el personal del hospital determinaba que los residentes estaban médicamente estables, los hogares de ancianos tenían prohibido exigir que el paciente se hiciera la prueba de COVID-19 antes de su admisión o readmisión. Los expertos advirtieron en ese momento que la orden provocaría un aumento en las muertes por COVID-19 en los hogares de ancianos.

Scalise dijo en la línea de tiempo que, el 10 de mayo de 2020, “Cuomo anula silenciosamente la directiva del 25 de marzo y la elimina del sitio web público de Nueva York”.

El líder de la minoría de la Cámara de Representantes, Steve Scalise (R-La.), habla durante una audiencia en el Senado en Washington, el 23 de septiembre de 2020. (Stefani Reynolds/POOL/AFP vía Getty Images)

La nueva orden de Cuomo, emitida en mayo, requería que los hospitales mantuvieran en sus instalaciones a los pacientes mayores, que estaban infectados, hasta que se confirmara una prueba negativa o los trasladaran a otra instalación estatal que no fuera un asilo de ancianos.

Scalise, quien también es un miembro de alto rango del Subcomité Selecto sobre la Crisis del Coronavirus, dijo que la orden de Cuomo, del 25 de marzo de 2020, puso en peligro la vida de los neoyorquinos “más vulnerables”, “lo que resultó en la muerte de miles de pacientes de hogares de ancianos y causó un dolor inimaginable a sus familias y seres queridos”.

Una revelación pública mostró que las cifras reales de muertes de ancianos, por COVID-19, subieron miles de veces. La revelación se hizo tras una solicitud de la Ley de Libertad de Información, presentada por el centro de estudios Empire Center.

“Esas revelaciones aumentaron el número de muertos conocido, de alrededor de 9000 a casi 15,000, dejando en claro que el número de víctimas de la pandemia en los hogares de cuidados a largo plazo fue mucho peor de lo que la administración Cuomo describió anteriormente”, dijo el Empire Center en un comunicado.

La línea de tiempo del congresista republicano también destaca una serie de ocasiones en las que la administración de Cuomo ignoró las solicitudes de datos sobre las muertes por COVID-19, en los hogares de ancianos de Nueva York y en otras instalaciones de atención a largo plazo. La solicitud más reciente se presentó el 19 de febrero, según Scalise, cuando los republicanos del Subcomité Selecto enviaron una carta a Cuomo, “nuevamente solicitando comunicaciones y datos sobre su orden letal, luego de que su principal ayudante admitiera haber ocultado los verdaderos datos de los hogares de ancianos (con el fin de evitar la rendición de cuentas y el enjuiciamiento) al Congreso de EE.UU., a la Legislatura del Estado de Nueva York y, posiblemente, al Departamento de Justicia”.

“El gobernador Cuomo ignoró esta solicitud”, escribió Scalise.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, habla durante una conferencia de prensa antes de la apertura de un centro de vacunación masiva de COVID-19, en el distrito de Queens de Nueva York, el 24 de febrero de 2021. (Seth Wenig/POOL/AFP a través de Getty Images)

La referencia de Scalise a un asistente superior que admitió haber “ocultado los datos verdaderos de los asilos de ancianos” presuntamente se refiere a la secretaria de Cuomo, Melissa DeRosa, quien sugirió en una conferencia telefónica reciente, con legisladores estatales, que la administración de Cuomo retuvo la información de cuántos residentes de los asilos de ancianos murieron de COVID-19 porque temían que los fiscales “usarían contra nosotros” las cifras. En ese momento, el Departamento de Justicia estaba investigando las muertes en hogares de ancianos en cuatro estados, incluido Nueva York.

Otro hito notable en la línea de tiempo ocurrió el 6 de julio de 2020, cuando el Departamento de Salud del Estado de Nueva York emitió lo que Scalise describió como “un informe falso que fue revisado y editado por el personal del gobernador Cuomo absolviéndolo de toda culpa y, en su lugar, culpando a los trabajadores sanitarios de primera línea por llevar el COVID-19 a las residencias de ancianos”.

El informe (pdf) al que se refería Scalise en su línea de tiempo corroboraba que Cuomo insistió en que fue el personal infectado de las residencias de ancianos, y no su directiva, la que exacerbó las muertes. Cuomo ha rechazado repetidamente la relación entre su orden de marzo de 2020, ya revocada, y los miles de muertes en residencias de ancianos en el estado.

El comisionado de Salud de Nueva York, Dr. Howard Zucker, dijo en una conferencia de prensa, tras la publicación del informe, que las políticas de admisión no eran un factor significativo en las muertes en hogares de ancianos relacionadas con el virus, y dijo que eran una “narrativa falsa” los intentos de responsabilizar por las muertes a la orden ejecutiva de marzo de 2020.

El cronograma de Scalise concluye el 24 de febrero mencionando un esfuerzo bipartidista para emitir citaciones que obligarían a Cuomo a testificar, ante el Comité de Supervisión y Reforma de la Cámara de Representantes, sobre su controvertida orden.

The Epoch Times se ha puesto en contacto con la oficina de Cuomo en busca de comentarios.

Tom Ozimek – La Gran Época (The Epoch Times en español)