YouTube se suma al gremio de censura contra el presidente de Estados Unidos

Donald Trump, presidente de EEUU.

Esta es la última de una serie de medidas adoptadas por las redes sociales para desaparecer del mundo virtual al presidente Donald Trump.

YouTube suspendió el canal del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien no podrá subir contenido nuevo durante mínimo 7 días, casi el tiempo que resta del mandato del líder político que ha sido censurado por todas las grandes Big Tech del país en un acto sin precedentes.

YouTube detalló el martes en su cuenta oficial en Twitter que la decisión se adoptó “a la luz de las preocupaciones sobre el potencial continuo de violencia”.

La medida supone que el gobernante “temporalmente no puede cargar contenido nuevo por un *mínimo* de 7 días”.

“Dadas las preocupaciones actuales, también inhabilitaremos indefinidamente los comentarios del canal del presidente Trump, como lo hemos hecho con otros canales donde hay preocupaciones de seguridad”.

YouTube indicó que, después de una revisión, procedió a eliminar el contenido nuevo subido al canal de Trump por “violar” sus políticas, sin específicar cuáles políticas habían sido violadas.

Esta es la última de una serie de medidas adoptadas por las redes sociales para desaparecer del mundo virtual al presidente de Estados Unidos.

El pasado viernes, Twitter suspendió permanentemente la cuenta de Trump ante “el riesgo de una mayor incitación a la violencia”, luego de que el mismo mandatario enviara un mensaje a sus seguidores pidiendo regresar a casa de manera pacífica y respetar la ley y el orden, luego del asalto al Capitolio.

Después de suspender temporalmente la cuenta de Trump, la red social le privó definitivamente de esa herramienta, con la que el presidente saliente había emitido más de 55.000 mensajes durante más de once años y en la que contaba con 89 millones de seguidores.

También Facebook e Instagram bloquearon el acceso del presidente a su cuenta al menos hasta que se complete el traspaso de poder el 20 de enero, y Twitch y Snapchat desactivaron su perfil indefinidamente. En una operación de censura contra un presidente y sus electores nunca antes vista en Estados Unidos.

El American.