Twitter elimina permanentemente la cuenta de Trump de su plataforma

El presidente Donald Trump saluda a la multitud en el mitin “Stop The Steal” en Washington el 6 de enero de 2021. (Tasos Katopodis/Getty Images)

Twitter ha eliminado de forma permanente la cuenta del presidente Donald Trump de su plataforma de redes sociales, diciendo que sus recientes posteos en Twitter “violan la Política relativa a la glorificación de la violencia”.

“Tras un examen minucioso de los recientes tuits de la cuenta @realDonaldTrump y el contexto que los rodea—específicamente por cómo se están recibiendo e interpretando dentro y fuera de Twitter—hemos suspendido permanentemente la cuenta debido al riesgo de que se siga incitando a la violencia”, dijo Twitter en un comunicado.

“En el contexto de los horribles acontecimientos de esta semana, dejamos claro el miércoles que violaciones adicionales de las reglas de Twitter podrían resultar en este mismo curso de acción. Nuestro marco de interés público existe para permitir que el público escuche directamente a los funcionarios electos y a los líderes mundiales. Se basa en el principio de que el pueblo tiene derecho a tener el poder para hacer rendir cuentas abiertamente”.

“Sin embargo, dejamos claro desde hace años que estas cuentas no están completamente por encima de nuestras reglas y no pueden utilizar Twitter para incitar a la violencia, entre otras cosas. Seguiremos siendo transparentes en cuanto a nuestras políticas y su aplicación”.

Twitter citó dos de los posteos más recientes del presidente como justificación de su acción.

El primer posteo decía: “Los 75,000,000 de grandes patriotas americanos que votaron por mí, AMÉRICA PRIMERO, y HAGAMOS QUE AMÉRICA SEA GRANDE DE NUEVO, tendrán una VOZ GIGANTE en el futuro. ¡¡¡Ellos no serán irrespetados ni tratados injustamente de ninguna forma o manera!!!”.

Posteriormente, el presidente publicó: “A todos los que me han preguntado, no iré a la Inauguración el 20 de enero”. Esta es el último posteo en Twitter antes de que la plataforma eliminara la cuenta de Trump.

El logo de Twitter se muestra antes del 2020 Consumer Electronics Show (CES) en el Centro de Convenciones de Las Vegas en Las Vegas, Nevada, el 5 de enero de 2020. (Robyn Beck/AFP a través de Getty Images)

Twitter dijo que los dos posteos habían violado su “Política relativa a la glorificación de la violencia”. La política tiene como objetivo “prevenir las instancias de glorificación de la violencia que podrían inspirar a otros a replicar actos violentos”, según el gigante de las redes sociales.

Su evaluación determinó que los dos últimos posteos de Trump en Twitter “tienen muchas probabilidades de alentar e inspirar a las personas a replicar los actos criminales que tuvieron lugar en el Capitolio de los Estados Unidos el 6 de enero de 2021”. Twitter dijo que su determinación se “basa en una serie de factores”, incluidos cinco puntos enumerados en su declaración.

El primer punto decía que la declaración de Trump sobre no asistir a la inauguración “está siendo recibida por varios de sus partidarios como una confirmación más de que las elecciones no fueron legítimas y se percibe como que él desautoriza su afirmación anterior hecha a través de dos Tweets (1, 2) por su subjefe de gabinete, Dan Scavino, que habría una ‘transición ordenada’ el 20 de enero”.

Twitter agregó, en su segundo punto, que la declaración de Trump “también puede servir de estímulo para aquellos que potencialmente estén considerando actos violentos de que la Inauguración sería un objetivo ‘seguro’, ya que él no asistirá”.

El gran gigante tecnológico dijo en su tercer punto que el uso de Trump de las palabras “patriotas americanos” para describir a sus partidarios “también se interpreta como apoyo a quienes cometen actos violentos en el Capitolio de Estados Unidos”.

Cambiando el enfoque al penúltimo posteo de Trump antes de que se suspendiera su cuenta, Twitter dijo en su cuarto punto que Trump dice que sus partidarios tienen una “VOZ GIGANTE en el futuro” y que “¡¡¡Ellos no serán irrespetados ni tratados injustamente de ninguna forma o manera!!!” se interpreta como “una indicación más de que el presidente Trump no planea facilitar una ‘transición ordenada’”.

Por último, Twitter dijo: “Los planes para futuras protestas armadas ya han comenzado a proliferar dentro y fuera de Twitter, incluido un ataque secundario propuesto contra el Capitolio de los Estados Unidos y los edificios del capitolio estatal el 17 de enero de 2021”.

The Epoch Times no puede verificar de forma independiente las afirmaciones hechas por Twitter en su determinación. The Epoch Times se ha comunicado con Twitter para preguntar si tenía alguna evidencia de que las declaraciones de Trump estuvieran directamente relacionadas con algún tipo de violencia. Twitter no respondió de inmediato.

The Epoch Times se ha comunicado con la Casa Blanca para preguntar si el presidente está considerando usar Parler u otra red social alternativa. The Epoch Times también solicitó comentarios sobre la campaña de Trump.

Más temprano en el día, Twitter suspendió las cuentas del exasesor de seguridad nacional, teniente general Michael Flynn, y de la abogada Sidney Powell, citando “Actividad Dañina Coordinada”. Powell le dijo a The Epoch Times que “no hubo ninguna advertencia” de que su cuenta sería eliminada.

Las eliminaciones de cuentas sugieren que las grandes empresas de tecnología, incluida Twitter, están suspendiendo o penalizando las cuentas de las personas que publican denuncias de fraude electoral e irregularidades sobre las elecciones del 3 de noviembre de 2020 en sus plataformas.

También ha habido múltiples afirmaciones por parte de varias cuentas de Twitter de haber perdido seguidores, a veces por miles, en las últimas 24 horas.

Brandon Straka, el jefe del movimiento conservador WalkAway, dijo a The Epoch Times el viernes que Facebook eliminó la página del grupo y prohibió las cuentas individuales que pertenecían al equipo.

Los manifestantes se reúnen frente al edificio del Capitolio de Estados Unidos en Washington el 6 de enero de 2021. (Tasos Katopodis/Getty Images)

Los manifestantes irrumpen una entrada del edificio del Capitolio en Washington el 6 de enero de 2021. (Jon Cherry/Getty Images)

El 6 de enero, los legisladores se reunieron en el edificio del Capitolio de los Estados Unidos para una sesión conjunta para contar y certificar los votos electorales del ahora presidente electo Joe Biden. Un grupo de manifestantes irrumpió en el edificio por la tarde e interrumpió a los legisladores que en ese momento debatían si rechazar una lista de votos del Colegio Electoral de Arizona. No está claro quién instigó la irrupción al edificio.

Por otra parte, el pandemonio que estalló durante ese día en los terrenos del Capitolio dejó al menos cinco personas muertas. Tres de ellas murieron por motivos médicos. Una mujer murió después de recibir un disparo dentro del edificio del Capitolio y el departamento confirmó la muerte de un oficial de policía del Capitolio de los Estados Unidos el 7 de enero debido a las lesiones sufridas mientras estaba de servicio respondiendo a los disturbios.

El 7 de enero, la Casa Blanca y el propio Trump condenaron por separado la violencia que tuvo lugar.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, en la Sala de conferencias de prensa James Brady de la Casa Blanca en Washington el 7 de enero de 2021. (Tasos Katopodis/Getty Images) Video del presidente Donald Trump publicado en las redes sociales a última hora del 7 de enero de 2021. (Donald Trump)

“El presidente y esta administración lo condenamos en los términos más enérgicos posibles”, dijo la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, en una conferencia de prensa. “Es inaceptable y los que violaron la ley deben ser procesados ​​con todo el peso de la ley”.

McEnany describió los eventos del miércoles como “un grupo de alborotadores violentos que socavan los derechos legítimos de la primera enmienda de los muchos miles que vinieron pacíficamente para que sus voces se escucharan en la capital de nuestra nación”.

“Aquellos que asediaron violentamente nuestra capital son lo contrario de todo lo que representa esta administración”, dijo. “El valor central de nuestra administración es la idea de que todos los ciudadanos tienen derecho a vivir en seguridad, paz y libertad”.

Ella dijo que las personas que trabajan en la Casa Blanca “están trabajando para garantizar una transición de poder ordenada”.

Trump también condenó por separado la violencia y dijo: “Como todos los estadounidenses, estoy indignado por la violencia, la anarquía y el caos. Desplegué inmediatamente a la Guardia Nacional y a las fuerzas del orden federales para asegurar el edificio y expulsar a los intrusos”.

“Estados Unidos es y debe ser siempre una nación de la ley y el orden. Los manifestantes que se infiltraron en el Capitolio han profanado la sede de la democracia estadounidense”.

“Para aquellos quienes participaron en actos de violencia y destrucción, ustedes no representan a nuestro país. Y a los que violaron la ley, ustedes pagarán”.

Mimi Nguyen Ly – La Gran Época (The Epoch Times en español)