Senado anula el veto de Trump a la NDAA, solo 13 miembros votaron a favor

Comparte este artículo:

Mitch McConnell, líder de la mayoría del Senado estadounidense.

El Senado votó para anular el veto del presidente Donald Trump a la Ley de Autorización de Defensa Nacional (NDAA) para 2021.

La cámara alta aprobó el viernes por la tarde el proyecto de ley sin la firma del presidente con una votación de 80 a 13, siendo esta la primera vez que se anula un veto de Trump. El debate sobre el proyecto de ley terminó la mañana de ese mismo día con el mismo resultado.

Trece senadores votaron a favor de mantener el veto de Trump al proyecto de ley; entre ellos se incluye a los republicanos Ted Cruz (R-Texas), Rand Paul (R-Ky.), Josh Hawley (R-Mo.), Mike Braun (R-Ind.), Tom Cotton. (R-Ark.), Mike Lee (R-Utah) y John Kennedy (R-La.).

Por otro lado, los partidarios de la ley fueron los senadores Bernie Sanders (I-Vt.), Elizabeth Warren (D-Mass.), Cory Booker (DN.J.), Ed Markey (D-Mass.), Jeff Merkley (D-Ore .) y Ron Wyden (D-Ore.).

La Cámara votó el lunes por la noche para anular el veto de Trump con una votación de 322 a 87.

El líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell (R-Ky.), indicó a principios de esta semana que su cámara votaría para anular el veto de Trump. Instó a los republicanos del Senado a aprobar el proyecto de ley separándose del presidente.

El presidente dijo que los republicanos perdieron la oportunidad de abandonar la Sección 230 después de la anulación del Senado.

“Nuestro Senado republicano acaba de perder la oportunidad de deshacerse de la Sección 230, que otorga poder ilimitado a las grandes empresas de tecnología”, afirmó en un posteo de Twitter.

Trump vetó la NDAA el 23 de diciembre por varias razones, incluyendo el despilfarro para el extranjero y porque el proyecto de ley no eliminó la Sección 230, el escudo de responsabilidad que protege a las empresas de redes sociales.

Dijo que también está descontento con el proyecto de ley porque requiere el cambio de nombre de instalaciones militares históricas, restringe la capacidad del presidente de usar fondos de construcción militar para uso de emergencia nacional y contradice sus esfuerzos para traer las tropas estadounidenses de regreso del extranjero.

“Por todas estas razones, no puedo apoyar este proyecto de ley”, dijo Trump en un comunicado el 23 de diciembre.

El presidente enfatizó que, a pesar de su veto, es un firme partidario del ejército.

“Nadie ha trabajado más duro ni ha aprobado más dinero para el ejército que yo, más de 2 billones de dólares”, escribió en su declaración. “Durante mis 4 años, con el apoyo de muchos otros, hemos reconstruido casi por completo el ejército de los Estados Unidos, que estaba totalmente mermado cuando asumí el cargo”.

“Mi administración ha tomado medidas firmes para ayudar a mantener segura a nuestra nación y apoyar a nuestros miembros del servicio”, agregó.

Tom Ozimek – La Gran Época.


Comparte este artículo: