Más de 400 exfuncionarios de inteligencia investigarán las irregularidades electorales

Un empleado del condado de Fulton mueve transportadores de máquinas de votación para ser almacenados en el Centro de Preparación de Elecciones del condado de Fulton en Atlanta, Georgia, el 4 de noviembre de 2020. (Jessica McGowan/Getty Images)

Más de 400 personas de la Comunidad de Inteligencia (CI), del ejército, de las fuerzas del orden y del poder judicial han formado una red descentralizada para investigar las irregularidades en las elecciones de 2020.

Robert Caron, uno de los organizadores de esta red, comenzó su carrera de inteligencia en la Agencia Central de Inteligencia (CIA). Luego trabajó para el Grupo de Situación Especial, un grupo de trabajo establecido por el presidente George H.W. Bush que incluye planificación estratégica, tecnologías, e investigaciones nacionales y extranjeras.

Caron dijo a The Epoch Times que él fue reclutado para la red en 2014, una época en la cual muchos en la comunidad de inteligencia (CI) vieron un aumento de operaciones indebidas. Muchos funcionarios de la CI estaban ocultando información a sus líderes, y sus líderes estaban ocultando información al público. Caron mencionó que en 2014, el Teniente General Michael Flynn criticó al entonces presidente Barack Obama por “no actuar debidamente con la inteligencia”.

En el mismo año, Obama despidió a Flynn por cuestiones administrativas. El 7 de agosto de 2014, Flynn dejó su puesto como Director de la Agencia de Inteligencia de la Defensa (DIA) y terminó sus 33 años de carrera en el ejército. Luego de que el presidente Donald Trump indultó a Flynn el mes pasado, Flynn dijo en una entrevista con el New York Post de que fue incriminado a través de la investigación sobre la colusión con Rusia en parte porque Obama tenía miedo de que Flynn expusiera su corrupción.

“El presidente Obama no actuó debidamente con la inteligencia que recibió sobre Bengasi”, dijo Caron, refiriéndose a un ataque a las instalaciones del gobierno de EE.UU. en Bengasi, Libia, que resultó en la muerte de varios funcionarios de Estados Unidos. Caron dijo que él cree que luego de eso, mucha gente de la comunidad de inteligencia se unió y empezó a reclutar personas para unirse a la red.

El Teniente General retirado Mike Flynn habla entre los partidarios del presidente Donald Trump que se reúnen en Washington, el 12 de diciembre de 2020. (Yong Wang/The Epoch Times)

Tras numerosas noticias sobre irregularidades en las elecciones de 2020, la red de investigación se amplió. Muchos se centraron en la investigación de las elecciones, de acuerdo con Caron, quien dijo que la mayoría son voluntarios, mientras que algunos reciben un pago por la investigación. Caron dijo que hasta donde él sabe, el tamaño de la red es “mucho más de 400” personas y que cada miembro de la red observa un evidente fraude electoral basado en sus propias observaciones.

Caron dijo que la red incluye a exoficiales de inteligencia, analistas, operativos, militares, fuerzas del orden, y jueces del FBI, la CIA, la Inteligencia Militar, la DIA y la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), entre otros, así como a muchos exoficiales de inteligencia de otros países.

“El fraude fue tan masivo y tan flagrante, a pesar de lo que dijeron los principales medios de comunicación, que necesitamos hacer llegar esta información al público”, dijo Caron. “Es por eso que cada vez más personas de la comunidad de inteligencia y de las fuerzas del orden están hablando públicamente, lo cual es inaudito”.

Caron compartió un ejemplo sobre el control de información ejercida por los principales medios de comunicación que él presenció en McAllen, Texas, cuando Trump visitó el muro fronterizo en enero de 2019.

Él dijo que vio dos grupos a ambos lados de la calle. Un grupo de unas 100 personas estaba en un lado, y un grupo mucho más grande estaba del otro lado. “Mucha gente, debido a lo que se dijo en los principales medios de comunicación, pensaba que todas las personas del grupo grande estaban en contra del presidente. Pero no era así, ellos eran los que estaban a favor del presidente”.

Caron dijo que les preguntó sus opiniones, y se enteró de que el muro fronterizo hacía que sus familias se sintieran más seguras, y que sin el muro, varias organizaciones criminales mexicanas cruzan la frontera y obligan a sus hijos a vender drogas.

Una de las investigaciones en curso de la red de la CI se centra en la interferencia extranjera durante las elecciones del 3 de noviembre, en las que el Partido Comunista Chino juega un rol importante.

Terri Wu – La Gran Época  (The Epoch Times en español)