Juez federal bloquea temporalmente el plan de Biden para detener las deportaciones

Joe Biden, presidente de EEUU.

El juez federal de Texas, Drew Tipton, detuvo la medida anunciada por la administración de Joe Biden, la cual contemplaba la suspensión inmediata de deportaciones de indocumentados por un plazo de 100 días.

“Prohíbo la implementación y cumplimiento de las pólizas descritas en el memorando del 20 de enero titulado ‘Pausa Inmediata de Cien Días de Expulsiones'”, dice la orden anunciada este martes.

Tipton, juez republicano designado por Donald Trump, dijo que la orden no se basó en el acuerdo entre Texas y la administración Trump, sino en la ley federal para preservar el “status quo” antes de la moratoria del Departamento de Seguridad Nacional.

El fiscal general de Texas, el republicano Ken Paxton, dijo que la medida del gobierno de Biden era “anticonstitucional” y violaba un acuerdo de cooperación y notificación entre Texas y el Departamento de Seguridad Nacional.

“Texas es el primer estado en presentar una demanda contra la administración Biden”, dijo Paxton en la red social Twitter. “Y GANAMOS”, agregó.

Mientras tanto, el juez programó una audiencia para el 28 de enero, cuando ambas partes deberán explicar sus argumentos.

La orden de Tipton puede permanecer en vigor hasta 14 días y puede extenderse otros 14 días más.

La moratoria de 100 días había entrado en vigor el viernes y aplicaba a personas que ingresaran a Estados Unidos sin autorización antes de noviembre.

Entre las varias medidas ejecutivas que el actual mandatario de los Estados Unidos, Joe Biden, firmó a su llegada a la Casa Blanca, estaba la moratoria en las deportaciones “de ciertos no ciudadanos cuya deportación haya sido ordenada”.

Incluso durante su campaña presidencial, Biden dijo que en caso de ganar promulgaría una moratoria de 100 días en las deportaciones, lo cual hizo de manera inmediata a su llegada al poder.

El memorando se basaba en la revocatoria de la Orden Ejecutiva 13768 del 25 de enero de 2017 (Mejora de la seguridad pública en el interior de los Estados Unidos), la cual apuntaba que la permanencia indocumentada constituía una amenaza a la seguridad pública y nacional de Estados Unidos.

El objetivo del presidente Biden, según ha admitido anteriormente, es implementar un plan para legalizar a unos 11 millones de inmigrantes que viven de manera ilegal en Estados Unidos.

Varios abogados declararon a Univisión que esta medida que detiene las deportaciones de indocumentados por un plazo de 100 días constituye un duro golpe para la política migratoria de Biden.

“Ahora todos los inmigrantes que estaban protegidos por el memorando del 20 de enero deben ser cautelosos. Y si están pensando que no podían ser deportados, ojo que ahora si pueden hacerlo. Deben ponerse en contacto con sus abogados para que revisen sus expedientes y estudien opciones”, dijo José Guerrero, abogado de inmigración en Miami.

CiberCuba