“Esto es una toma de poder del Partido Comunista”, dice Patrick Byrne

(NTD Televisión) Fuente: The Epoch Times en español.

Lo que está sucediendo ahora en Estados Unidos es una “toma de poder del Partido Comunista”, dijo Patrick Byrne, fundador y exdirector ejecutivo de Overstock, a Jenny Chang, conductora del programa Focus Talk, de NTD Television.

“Eso es lo que la izquierda está tratando de hacer aquí. Ellos tienen un proyecto de ley listo para aprobar tan pronto como entren, que básicamente impone un estado de censura al estilo chino”, dijo Byrne durante la entrevista del lunes. “Creo que esto es una toma de poder del Partido Comunista”.

A Byrne le preocupa que en el futuro incluso cuestionar las irregularidades reportadas en las elecciones de 2020 cuenten como “un acto de extremismo nacional”.

“Lo que van a tratar de hacer es tomar el FBI y el Departamento de Seguridad Nacional y la CIA, y simplemente soltarlos completamente como instrumentos de opresión contra sus oponentes políticos internos, todo bajo el disfraz de ‘Estamos luchando contra el extremismo interno (…) usted vio cómo el Congreso fue invadido’”, advirtió Byrne.

Twitter suspendió permanentemente la cuenta del presidente Donald Trump el 8 de enero. Mientras tanto, Google y Apple eliminaron de sus respectivas tiendas de aplicaciones a Parler, una aplicación de redes sociales similar a Twitter. Ellos acusaron a Parler de permitir que se publique contenido “peligroso” en su plataforma. A continuación Amazon quitó a Parler de sus servicios también.

“Esta es una revolución de colores, planeada hasta el más mínimo detalle y ejecutada”, dijo Byrne.

A continuación señaló que el desarrollo de la revolución del color se implementó a través de cuatro etapas: la desmoralización a través de la pandemia de COVID-19; la desorientación a través de la quema de edificios por parte de Antifa y similares, sin respuesta del estado; la crisis de las elecciones presidenciales; y la fase de normalización, que ahora es cuando los medios y los grandes técnicos eliminan cualquier punto de vista opuesto.

“Es bastante orwelliano”, dijo Barne, destacando que él no votó por Trump pero estaba “absolutamente consternado” por los informes de irregularidades en las elecciones.

“Creo que el talón de Aquiles del liberalismo es la corrupción de las instituciones”, añadió, sugiriendo que el PCCh (Partido Comunista Chino) se dio cuenta de eso hace tiempo por lo que ha estado haciendo tráfico de influencias en Estados Unidos durante 20 o 25 años. Él cree que el PCCh también tuvo que ver con la interferencia en las elecciones de noviembre.

También expresó cierto optimismo de que Estados Unidos todavía tiene su Corte Suprema y su sistema judicial federal, que si pudieran aguantar dos años, existe la posibilidad de “darle la vuelta al Congreso, tal vez al Senado”.

Las elecciones para la Cámara de Representantes se celebran cada dos años. Para los senadores, es cada seis años. 34 de los 100 escaños del Senado están disponibles para la reelección en 2022.

Según Byrne, la Corte Suprema debería tomar algunas decisiones en respuesta a algunos de los casos que están frente a ellos, para asegurar la integridad y la transparencia en el sistema electoral de Estados Unidos.

“De lo que se va a tratar todo es sobre la integridad de la votación”, dijo. “Involúcrese. Si no lo hacemos, la próxima vez que se acabe, se acabó. Así que tenemos que hacerlo dentro de dos años”.

Li Hai – La Gran Época (The Epoch Times en español)