Donald Trump no será destituido

La Cámara de Representantes aprobó iniciar el segundo juicio político contra Donald Trump. (Archivo)

El líder republicano del Senado, Mitch McConnell, recordó que según los casos previos, los juicios políticos han tardado entre 21 y 83 días. Agregó que incluso si el Senado comenzara el proceso esta semana no habría un veredicto antes del 20 de enero.

La Cámara de Representantes aprobó un nuevo juicio político contra Donald Trump. El resultado fue de 231 votos a favor y 197 en contra. Eran necesarios 218 votos para avanzar con la propuesta. La mayoría demócrata fue respaldada por 10 congresistas republicanos y ahora el proceso continuará en el Senado.

Pero no todo son bombos y platillos para los opositores a Trump. Los tiempos no alcanzan para obtener un veredicto, según el líder de la mayoría republicana del Senado de EE. UU., Mitch McConnell.

Donal Trump en efecto dejará la presidencia el 20 de enero, por lo que no hay días suficientes para llevar adelante un «juicio justo o serio». McConnell exhortó a la Cámara baja a enfocarse en una «transición ordenada del poder», reseñó EFE.

El senador recuerda que en la historia de EE. UU. se han celebrado tres juicios de destitución presidencial que «han durado 83, 37 y 21 días, respectivamente».

«Incluso si el proceso del Senado comenzara esta semana y avanzara rápidamente, no se alcanzaría un veredicto final hasta después de que el presidente Trump dejara el cargo», dijo McConnell.

Por supuesto que Nancy Pelosi, presidente de la Cámara baja, fue la primera en hablar durante la sesión de este miércoles. De nuevo calificó a Trump como un «peligro» y aseveró que «debe irse».

La congresista ha tomado el asunto de manera tan personal, que se vistió con la misma ropa y collar que usó en la primera votación de juicio político contra Trump, en diciembre de 2019.

El voto de congresistas republicanos

Fueron dos horas de discursos por parte de los congresistas, la mayoría en ambas bancadas defendió los mismos argumentos que hace una semana. Los demócratas insistieron en culpar a Trump, los republicanos lo consideraron un proceso equivocado.

Al momento de la votación, 10 funcionarios republicanos se pronunciaron a favor de iniciar el juicio. Antes de la sesión se esperaba que cinco congresistas republicanos votaran a favor: Liz Cheney, Adam Kinzinger, John Katko, Fred Upton y Jaime Herrera Beutler; informó la periodista del Washington Post, Dori Toribio.

La iniciativa de un juicio viene precedida por el rechazo que Nancy Pelosi recibió del vicepresidente Mike Pence para invocar la 25° enmienda y destituir de manera más directa a Trump.

Llegó el turno del Senado

El Senado podría dar inicio al ‘impeachment’ ya aprobado por la Cámara baja, pero queda claro que los tiempos no juegan a favor de los intereses demócratas.

La Cámara alta está en receso hasta el 19 de enero, es decir, un día antes que Biden asuma como presidente, con lo cual la destitución de Trump está descartada.

La fecha de reinicio de actividades fue confirmada por Mitch McConnell en las declaraciones ofrecidas luego de la votación.

«A la luz de esta realidad, creo que será mejor para nuestra nación si el Congreso y el poder Ejecutivo pasan los próximos siete días completamente enfocados en facilitar una toma de posesión segura y una transferencia ordenada de poder a la Administración entrante de Biden», insistió.

Trascendió que el líder de la mayoría republicana en el Senado, estaría a favor de enjuiciar a Trump. Una nota de The New York Times asegura que McConnell está «contento» que los demócratas iniciaran el proceso, creyendo que va a hacer más fácil «la purga del partido».

Pero más allá de su inclinación, públicamente afirma que los tiempos no dan. No habrá destitución.

El llamado de Trump a la no violencia

Mientras transcurría la sesión, el presidente de EE. UU. llamó a la calma. A través de un comunicado exhortó a los estadounidenses a no transgredir leyes ni recurrir al vandalismo.

Ya que fue censurado de las redes sociales, el presidente de EE. UU. envió su mensaje a través de un comunicado difundido en Twitter por Kayleigh McEnany, secretaria de prensa de la Casa Blanca.

«Eso no es lo que yo defiendo, y no es lo que defiende Estados Unidos. Pido a TODOS los estadounidenses ayudar a rebajar las tensiones y calmar los ánimos. ¡Gracias!», se lee en parte del texto.

Ahora el Ejército estadounidense custodia el Capitolio a propósito de esta votación y de la próxima juramentación de Biden. En las fotos se ven a soldados durmiendo por todo el edificio.

En su primera aparición pública desde el suceso, Trump argumentó que el juicio es una «cacería de brujas» que genera gran ira en el país.

Oriana Rivas – PanamPost.