Disturbios en Portland: Antifa y BLM causan daños a propiedades federales

Manifestantes rompen los cristales de la sede del Partido Demócrata de Oregón durante una protesta tras la toma de posesión del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, en Portland, Oregón, Estados Unidos, el 20 de enero de 2021. (REUTERS/Lindsey Wasson)

Redacción BLes– Luego de que alrededor de 150 manifestantes protagonizaron disturbios y daños por las calles de la ciudad de Portland, Oregón, EE. UU., fueron detenidos al menos 8 miembros de los movimientos Antifa y Black Lives Matter (BLM, por la sigla en inglés).

Entre los delitos por los que se les acusa hay daños a las propiedades federales y particulares, como las del Palacio de Justicia de Hatfield, y la posesión de un artefacto destructivo, informó la policía según Fox News del 21 de enero.

También se incautaron varias armas, cócteles molotov, cuchillos, porras, sustancias químicas y una barra de hierro.

Asimismo se presenció que los manifestantes portaban pistolas de pimienta, armas de control electrónico (similares a las pistolas paralizantes), escudos, fuegos artificiales y piedras.

Disturbios similares se realizaron en ciudades como Seattle, Washington, y Denver, Colorado. En algunos casos lanzaron objetos contra los coches, y llevaban una pancarta en la que se leía “Abolir el ICE (Servicio de Control de Inmigración y Aduanas)”.

Aunque las manifestaciones fueron anunciadas varios días antes para ir contra los seguidores del expresidente Trump, este último objetivo no se evidenció.

El movimiento marxista Antifa, anunció “destrucción selectiva” y “acción directa”, en los letreros que divulgó en Seattle, el norte de California y Denver, de acuerdo con Breitbart del 20 de enero.

No están claros los objetivos que persiguen estos grupos marxistas con las manifestaciones recientes, luego de que asumiera el cargo el presidente demócrata, Joe Biden, ya que fueron sus aliados a lo largo de la campaña.

Le recomendamos: 

Más aún, de acuerdo con las declaraciones de la vicepresidenta demócrata, Kamala Harris, los miembros de Antifa y BLM formaban parte de la agenda a largo plazo en su gobierno, para promover ‘los cambios’ fuertemente izquierdistas que pretendían imponer.

Para algunos el rol de los vándalos podría ser el de simular que están en contra del actual gobierno a fin de camuflar la alianza que le une y desdibujar la ideología de izquierda radical que caracteriza últimamente al Partido Demócrata y que causó gran rechazo entre los ciudadanos.

Por otro lado, la familia del presidente Biden recibió miles de millones de dólares del Partido Comunista de China, por diversos conceptos, de acuerdo con las escandalosas revelaciones de los documentos hallados en un computador abandonado de su hijo Hunter Biden, lo que daría pistas sobre el posible futuro que reservan para el país.

Asimismo, la sociedad de Douglas Emhoff, esposo de la vicepresidenta, Kamala Harris, con una empresa que representa a organizaciones del Partido Comunista de China (PCCh), evidencia la proximidad al régimen, y podría generar conflictos de intereses para Harris.

Emhoff es socio de la empresa DLA Piper, dedicada a servicios de inversión, que representa a compañías del PCCh en EE. UU. y Europa desde hace cerca de 30 años, y que cuenta con más de 140 abogados a su servicio, de acuerdo con National Pulse del 5 de septiembre.

José Hermosa – BLes