Antifa bloquea la venta del libro que expone sus tácticas para intimidar, atacar y suprimir

Un manifestante hace un gesto cerca del incendio de un contenedor de basura poco antes de que se declarara un motín después de una marcha al Centro de Justicia Federal en la víspera de Año Nuevo en el centro de Portland, Oregón, EE.UU. 31 de diciembre de 2020. Foto tomada el 31 de diciembre de 2020. (REUTERS/Mathieu Lewis-Rolland)

Redacción BLes– El grupo marxista Antifa logró bloquear la venta de un libro que expone las tácticas y ataques que llevaron a cabo en Portland, luego de intimidar y acosar a los dueños de la librería que había decidido vender el libro, reportó Breitbart.

Andy Ngo, periodista investigador del Post Millennial, radicado en Portland, publicó su libro “Desenmascarado: Dentro del plan radical de Antifa para destruir la democracia”. La librería Powell de esa ciudad había aceptado exponer el libro en sus estanterías.

“Desenmascarando” cuenta la historia de este violento movimiento marxista desde el principio. Incluye entrevistas con ex seguidores del grupo, personas que han sido atacadas por ellos, e incorpora historias de su propia vida. Este libro contiene documentos únicos obtenidos por el autor y publicados por primera vez.

Después de dos días seguidos de acosar e intimidar a la librería Powell, los dueños emitieron un comunicado este lunes 11 de enero accediendo a las demandas del violento grupo de izquierda.

En un video publicado por Andy Ngo, se puede ver a miembros de Antifa hostigando a los empleados de la librería.

“¡Cerraremos la tienda todos los días!”, grita un miembro de la violenta agrupación luego de que el establecimiento cerrara sus puertas ante los constantes acosos ese día.

“Parece que la librería Powell en el centro de Portland ha evacuado a sus clientes después de que #antifa apareciera para exigir que mi libro, Desenmascarado, fuera prohibido”, explica al respecto Ngo en su publicación.

Según el medio local reason.com, el primero en reportar sobre el tema, en su comunicado, la librería declaró:

“Este libro no estará en los estantes de nuestra tienda, y no lo promocionaremos. Dicho esto, permanecerá en nuestro catálogo online”.

Andy Ngo fue noticia durante el verano del 2020 cuando él mismo fue atacado duramente por el grupo violento durante una manifestación en el centro de Portland. Para ese entonces, el periodista ya había estado detrás de los movimientos de Antifa y logró grabar la paliza que recibió, la cual luego usó para demandarlos.

En otro tweet, Andy Ngo publicó un video subido por un militante de Antifa que promete hacer de su vida la misión de no dejar que el libro se publique.

“Andy Ngo, esta es mi misión personal para destruir tu carrera”, dice esta persona.

“El militante antifascista de Portland, Dustin Ferreira (@2lesslegs), ha publicado una serie de videos con amenazas para que mi libro sobre #antifa sea prohibido. Se ha enfadado porque publiqué su información sobre el arresto por disturbios el año pasado”, describió el periodista.

Le recomendamos:

Luego de la muerte de George Floyd en mayo de 2020, se desencadenaron disturbios en varios estados de Estados Unidos. Antifa y Black Lives Matter protagonizaron la destrucción de muchas ciudades, saqueos y violencia contra individuos supuestamente bajo el lema de pedir el fin del racismo sistémico en los Estados Unidos.

A fines de junio del 2020, cuando los demócratas negaban la existencia de Antifa y lo catalogaban como “un mito”, Andy Ngo fue citado a declarar en el Congreso. Ngo dio testimonio del ataque que recibió y de su conocimiento sobre cómo se organizan, entre otros datos relevantes.

La Administración Trump emitió recientemente un memorando en el cual detalla los ataques que Antifa realizó en diferentes instancias y solicita que cualquier persona que ingrese al país con la intención de asociarse con el grupo no tendría permitido ingresar.

En mayo de 2020 el presidente Trump dijo que tenía la intención de declarar a Antifa como un grupo terrorista doméstico, pero aparentemente existen algunas barreras legales que no le permitieron llevarlo a cabo.

En su comunicado la librería defendió su derecho a vender la publicación:

“Aunque entendemos que nuestra decisión de llevar tales libros molesta a algunos clientes y miembros del personal, no queremos crear una cámara de eco de voces e ideas preaprobadas. No es nuestra misión o inclinación decidir a quién deben escuchar nuestros clientes”.

Las valientes palabras de los dueños de la librería Powell son un fresco recordatorio para todos los estadounidenses que viven en estos momentos una gran ola de censura. Esta intolerante izquierda radical, liderada por los demócratas, las Big Tech y los medios principales, está intentando poner a unos contra otros.

Álvaro Colombres Garmendia – BLes.