Administración Biden suspende orden ejecutiva de Trump para bajar precios de insulina y epinefrina

Esta foto del 24 de agosto de 2016, tomada en Hudson (Wisconsin), muestra una EpiPen, autoinyección de epinefrina, fabricada por la empresa farmacéutica Mylan NV para su uso en alergias severas. (LUCAS TRIEB/AFP vía Getty Images)

El Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) del presidente Joe Biden congeló la orden ejecutiva sobre medicamentos de la anterior administración Trump, que permitía a los centros de salud comunitarios trasladar a los pacientes todos sus ahorros por concepto de insulina y epinefrina.

Según una publicación en el Registro Federal (pdf), “esta acción retrasa temporalmente durante 60 días a partir de la fecha del memorando la fecha de entrada en vigor de la norma final titulada ‘Implementación de la orden ejecutiva sobre el acceso a medicamentos asequibles que salvan vidas’, publicada” en diciembre de 2020.

La agencia añadió que el “retraso temporal en la fecha de entrada en vigor de esta norma final es necesario para dar a los funcionarios del Departamento la oportunidad de una mayor revisión y consideración de las nuevas regulaciones, en consonancia con el memorando del 20 de enero de 2021”.

La medida, según el jefe de gabinete de la Casa Blanca, Ron Klain, es parte de su esfuerzo por examinar las políticas de salud del expresidente Donald Trump y otras órdenes ejecutivas.

Klain emitió una directiva que suspende las nuevas regulaciones durante 60 días mientras la nueva administración puede llevar a cabo una revisión. La norma sobre la insulina y la epinefrina estaba programada para entrar en vigor el 22 de enero.

El presidente de EE.UU. Joe Biden habla mientras la vicepresidenta Kamala Harris lo observa durante un evento sobre la crisis económica en el Comedor de Estado de la Casa Blanca el 22 de enero de 2021 en Washington, DC. (Alex Wong/Getty Images)

“Con respecto a las normas que se han publicado en el Registro Federal, o las normas que se han emitido de cualquier manera, pero no han entrado en vigor, considere la posibilidad de posponer las fechas de vigencia de las normas durante 60 días a partir de la fecha de este memorando, en consonancia con la legislación aplicable y con sujeción a las excepciones descritas en el párrafo 1, con el fin de revisar las cuestiones sobre los hechos, leyes y políticas que las normas puedan plantear”, escribió Klain.

Explicó: “Para las normas aplazadas de esta manera, durante el período de 60 días, cuando sea apropiado y coherente con la ley aplicable, se considerará la apertura de un período de comentarios de 30 días para permitir a las partes interesadas proporcionar comentarios sobre cuestiones con respecto a los hechos, leyes y políticas planteadas por esas normas, y considerar las peticiones pendientes de reconsideración que implican dichas normas”.

Según un artículo de Bloomberg Law, los críticos de la norma de Trump dijeron que los centros de salud que suministran los dos medicamentos “ya transfieren esos ahorros y esta norma [de Trump] no es más que una carga administrativa que los pinta como entidades que cobran precios a los pacientes”.

Trump también firmó el año pasado una orden ejecutiva para reducir los precios de las recetas de medicamentos.

“Es inaceptable que los estadounidenses paguen más por los mismos medicamentos, que a menudo se fabrican en los mismos lugares”, dice su orden de septiembre de 2020. La orden había pedido al secretario del HHS que “tomara inmediatamente las medidas apropiadas para implementar su plan de reglamentación para probar un modelo de pago”, y que implementara una política de “naciones más favorecidas”.

Jack Phillips – La Gran Época (The Epoch Times en español)