Abbott ordena a agencias demandar a Administración Biden por acciones climáticas que “destruyen empleos”

El gobernador de Texas Greg Abbott habla en una conferencia de prensa en el Capitolio del Estado de Texas en Austin el 18 de mayo de 2020. (Lynda M. Gonzalez-Pool vía Getty Images)

El gobernador republicano de Texas, Greg Abbott, se comprometió el jueves a oponerse a lo que denominó un intento de la administración Biden de acabar con los empleos con su serie de acciones contra la industria del petróleo y el gas.

Abbott firmó una orden ejecutiva durante una conferencia de prensa en Odessa el jueves, que ordena a todas las agencias estatales a demandar a la administración Biden por cualquier acción federal que amenace al sector energético del estado de la estrella solitaria.

“Texas va a proteger la industria del petróleo y el gas de cualquier tipo de ataque hostil lanzado desde Washington D.C.”, dijo Abbott. “El apoyo del presidente Biden al nuevo acuerdo verde es un exterminador de empleos en Texas. También supone la destrucción de la independencia energética que Texas ha sido capaz de proporcionar a Estados Unidos de América y Texas no se va a quedar de brazos cruzados viendo cómo la administración Biden destruye los empleos en Midland, en Odessa o en cualquier otro lugar de toda la región”, añadió.

La orden de Abbott (pdf) llega tras una serie de acciones ejecutivas adoptadas por el presidente Joe Biden en nombre de la lucha contra el “cambio climático”. Entre ellas, la decisión de revocar la autorización del oleoducto Keystone, la decisión de reincorporarse al Acuerdo Climático de París y una moratoria en la concesión de nuevos arrendamientos de petróleo y gas en tierras y aguas federales.

Aunque las acciones de Biden han suscitado las críticas de los republicanos, de los grupos industriales e incluso de algunos demócratas, el Enviado Presidencial Especial para el Clima, John Kerry, dijo en una rueda de prensa realizada el miércoles en la Casa Blanca, que Biden quiere asegurarse de que los trabajadores de la industria energética “tengan mejores opciones” en trabajos que “paguen mejor” y sean “más limpios”, poniendo como ejemplo la posibilidad de ser técnico de energía solar en lugar de ser minero. Kerry también afirmó que es falso que “ocuparse del clima” sea a costa de los trabajadores del sector energético, y añadió que hay “mucho dinero que ganar” en la creación de nuevos empleos “más saludables” en sectores como el hidrógeno verde, la geotermia y otras energías renovables.

El Enviado Presidencial Especial para el Clima, John Kerry, habla durante una rueda de prensa en la Casa Blanca en Washington, el 27 de enero de 2021. (Drew Angerer/Getty Images)

El líder de la minoría del Senado, Mitch McConnell (R-Ky.), criticó el jueves las acciones de la administración Biden en materia de política energética que, en conjunto, calificó de un “nuevo acuerdo verde poco sistemático”.

“No hay nada verde en un tsunami de despidos para los trabajadores estadounidenses, o en transportar el crudo canadiense en camiones y trenes en lugar de un oleoducto”, dijo McConnell en el pleno del Senado. “Este nuevo acuerdo verde poco sistemático es la receta equivocada: equivocada para el medio ambiente, equivocada para la seguridad nacional y, sobre todo, para los trabajadores estadounidenses que pronto serán extrabajadores estadounidenses si esto sigue así”.

“Arrojar deliberadamente a nuestra propia gente al desempleo, reducir nuestra seguridad energética nacional, aumentar los costes y los precios para las familias trabajadoras, todo ello sin ningún impacto significativo en las temperaturas globales”, añadió McConnell.

McConnell también citó un estudio (pdf) de la consultora energética OnLocation, que concluyó que la prohibición de los arrendamientos de petróleo y gas de Biden supondría la pérdida de casi un millón de empleos para 2022.

“La decisión sobre las tierras federales nos dejará sin casi un millón de empleos estadounidenses tan solo para el año que viene”, dijo McConnell en el pleno del Senado. “Es una forma muy mala de iniciar una presidencia”.

El líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell (R-Ky.), llega al Capitolio de los Estados Unidos el 6 de enero de 2021 en Washington, D.C. (Drew Angerer/Getty Images)

Pero Texas está “preparado para contraatacar”, dijo Abbott, con su orden ejecutiva que ordena a todas las agencias estatales que “usen todos los poderes y herramientas legales para desafiar cualquier acción federal que amenace la fuerza y vitalidad continuas de la industria energética. Cada agencia estatal debe trabajar para identificar posibles litigios, oportunidades de notificación y comentarios, y cualquier otro medio de prevenir la extralimitación federal dentro de la ley”.

Abbott también dijo que apoyaría una legislación que prohibiera a las ciudades prohibir los aparatos de gas natural, una medida que, según dijo, se tomó recientemente en San Francisco.

“En Texas, no dejaremos que las ciudades utilicen la corrección política para dictar qué fuente de energía se utiliza”, dijo.

Con información de Mimi Nguyen-Ly.

Tom Ozimek – La Gran Época (The Epoch Times en español)