Trump: “La Corte Suprema realmente nos decepcionó”

Comparte este artículo:

El presidente Donald Trump pronuncia un discurso pregrabado el 2 de diciembre. (Captura de pantalla de un video de la Casa Blanca)

El presidente Donald Trump respondió el viernes ante la orden de la Corte Suprema que rechazó la demanda de Texas para impugnar los resultados de las elecciones de 2020 en cuatro estados disputados.

“La Corte Suprema realmente nos decepcionó. ¡No hay sabiduría, no hay coraje!”, Trump escribió en una declaración en Twitter después del fallo de la Corte Suprema.

“Así que eres el Presidente de Estados Unidos, y acabas de pasar por una elección en la que obtuviste más votos que cualquier otro Presidente en ejercicio de la historia, por mucho– y aparentemente perdiste”, continuó.

“No puedes ‘estar de pie’ ante la Corte Suprema, así que ‘intervienes’ con estados maravillosos que, después de un cuidadoso estudio y consideración, crees que te ‘engañaron’, algo que también les perjudicará a ellos. Muchos otros también se unen a la demanda pero, en un abrir y cerrar de ojos, se descarta y desaparece, sin siquiera considerar las muchas razones por las que fue presentada. Una elección manipulada, ¡la lucha continúa!”

Esa misma noche, el máximo tribunal de la nación emitió una orden que decepcionó a muchos estadounidenses que esperaban que los jueces arrojaran algo de luz sobre la actual disputa por la integridad de las elecciones de 2020.

La corte opinó que Texas no tenía la posición legal – o el derecho de demandar bajo la Constitución, porque no ha mostrado un interés válido en intervenir en la forma en que otros estados manejan sus elecciones.

“Texas no ha demostrado un interés judicialmente cognoscible sobre la manera en que otro Estado lleva a cabo sus elecciones”, decía la orden (pdf). “Todas las demás mociones pendientes son desestimadas como discutibles”.

El juez Samuel Alito emitió una declaración por separado para decir que habría concedido la petición de Texas de demandar, pero no la orden preliminar, ya que cree que la Corte Suprema está obligada a ocuparse de cualquier caso que caiga dentro de su “jurisdicción original”, lo que significa que la corte tiene el poder de escuchar un caso por primera vez en lugar de revisar la decisión de un tribunal inferior. El juez Clarence Thomas se unió a Alito en su declaración.

“En mi opinión, no tenemos la discreción de negar la presentación de una demanda en un caso que cae dentro de nuestra jurisdicción original. … Por lo tanto, concedería la moción para presentar la demanda, pero no concedería ningún otro tipo de recurso, y no expreso ninguna opinión sobre ninguna otra cuestión”, escribió Alito en su declaración. No abordó las cuestiones del caso.

La Corte Suprema en Washington el 10 de marzo de 2020. (Samira Bouaou/The Epoch Times)

Trump y sus aliados tenían grandes expectativas en la demanda de Texas, con el presidente describiendo el caso como “el grande”. Había pedido a la Corte Suprema que le permitiera unirse al caso como parte interviniente.

El exalcalde de la ciudad de Nueva York, Rudy Giuliani, que lidera los esfuerzos legales de la campaña Trump, dijo a Newsmax que pensaba que la decisión de la corte de rechazar el caso era un “terrible error”.

“La peor parte de esto es, básicamente, que la corte está diciendo, queremos quedarnos fuera de esto y … no quieren darles una audiencia, no quieren que el pueblo estadounidense escuche los hechos”, dijo Giuliani.

Giuliani dijo que habló con el presidente después del fallo, quien le dijo al exalcalde que considerara opciones alternativas.

Giuliani añadió que como la corte rechazó el caso basándose en la legitimación, el presidente y algunos de los electores podrían presentar otros casos en los tribunales de distrito, alegando los mismos hechos.

“No hay nada que nos impida presentar estos casos inmediatamente en el tribunal de distrito, en el que el Presidente, por supuesto, tendría legitimación. Algunos de los electores tendrían legitimación”, dijo Giuliani.

(Izq.) El exalcalde de la ciudad de Nueva York Rudy Giuliani se dirige a la Convención Nacional Republicana virtual el 27 de agosto de 2020. (Comité de Arreglos para la RNC de 2020 vía Getty Images) (Der.) La abogada Jenna Ellis en una conferencia de prensa en la sede de la RNC en Washington el 19 de noviembre de 2020. (Mandel Ngan/AFP vía Getty Images)

Ellis, asesora legal de la campaña Trump, dijo a Newsmax que cree que el equipo todavía tiene tiempo para disputar los resultados, añadiendo que el 6 de enero es cuando el Congreso cuenta oficialmente los votos del Colegio Electoral.

“Esa fecha en enero. Esa es la fecha de mayor importancia. Y la Corte Suprema ha reconocido eso”, dijo. “Aún tenemos tiempo, las legislaturas estatales aún tienen tiempo de hacer lo correcto. Pueden investigar, pueden realizar audiencias, pueden reclamar a sus delegados, y deben hacerlo, y espero que ahora todas las pruebas que hemos presentado en estas audiencias los inspiren y les den el coraje que necesitan para actuar”.

El caso de Texas se centra en las acusaciones de que Pensilvania, Georgia, Michigan y Wisconsin cambiaron las reglas electorales en violación de la Cláusula Electoral de la Constitución de EE.UU., trataron a los votantes de manera desigual y causaron irregularidades en la votación al flexibilizar las protecciones de la integridad de la boleta bajo la ley estatal, abriendo el potencial para un fraude electoral.

Varios fiscales generales de los estados demandados emitieron una declaración recibiendo con agrado la noticia.

El presidente tiene una serie de demandas judiciales en curso en los tribunales estatales y federales, algunas de las cuales están llegando a la Corte Suprema de EE.UU. Varias demandas presentadas por terceros y por la abogada Sidney Powell también están pasando por el sistema judicial.

Janita Kan – La Gran Época.

Con información de Mimi Nguyen-Ly.


Comparte este artículo: