Trump firma orden ejecutiva que promueve uso de inteligencia artificial en el gobierno de EE.UU.

Trump firma orden ejecutiva autorizando uso de Inteligencia Artificial.

El presidente Donald Trump firmó el jueves una orden ejecutiva que establece una guía para el uso de la inteligencia artificial (IA) por parte de las agencias federales en la toma de decisiones del gobierno “para fomentar la confianza pública y la confianza en el uso de la IA, y garantizar que el uso de la IA proteja la privacidad, los derechos y las libertades civiles”.

La Casa Blanca dijo en un comunicado que la orden ejecutiva del presidente enfatiza el “compromiso de la administración Trump por acelerar la adopción federal de la IA, modernizar el gobierno, cultivar la confianza pública en la IA y ejemplificar el liderazgo mundial en el uso de IA confiable”.

Trump en su orden estableció nueve principios para el diseño, desarrollo, adquisición y uso de la IA en el gobierno, dijo la Casa Blanca.

La orden obliga a las agencias que preparen inventarios de casos de uso de IA en sus departamentos y ordena a la Casa Blanca que desarrolle una hoja de ruta para la orientación de políticas para uso administrativo.

El uso de IA por parte de agencias federales debe ser legal; con propósito y orientado al desempeño; preciso, confiable y efectivo; seguro, protegido y resistente; comprensible, responsable y rastreable, monitoreado regularmente, transparente y responsable, enfatizan los principios de la orden.

El director de tecnología de Estados Unidos, Michael Kratsios, dijo en un comunicado que la orden “fomentará la confianza del público en la tecnología, impulsará la modernización del gobierno y demostrará aún más el liderazgo de Estados Unidos en inteligencia artificial”.

La administración Trump ha hecho de la inteligencia artificial una prioridad, emitiendo anteriormente una guía a las agencias federales con el objetivo de limitar la “extralimitación” en la regulación del uso de IA por parte de empresas privadas, al tiempo que insta a las agencias a utilizar la IA para eliminar las regulaciones obsoletas.

Varias agencias gubernamentales usan la inteligencia artificial para herramientas de cumplimiento predictivo, y las agencias reguladoras la usan para procesar y revisar grandes cantidades de datos con el fin de detectar tendencias y dar un marco para la formulación de políticas.

En agosto, la administración Trump anunció la concesión de más de 1000 millones de dólares para el establecimiento de 12 nuevos institutos de investigación y desarrollo de inteligencia artificial (IA) y de ciencia de la información cuántica (QIS) en todo Estados Unidos. La administración dijo que estaba tomando las medidas necesarias para asegurar el liderazgo americano en lo que denominó “industrias del futuro”, que incluyen 5G y otras tecnologías críticas.

Con el apoyo de la Casa Blanca, los Institutos de Investigación de IA de la National Science Foundation (NSF) y los Centros de Investigación QIS, del Departamento de Energía (DOE), servirán como centros para la innovación, la investigación y el desarrollo.

“Hoy, la Administración Trump está realizando una inversión sin precedentes para fortalecer el liderazgo estadounidense en inteligencia artificial y en el campo de la cuántica, y para garantizar que la nación se beneficie de estas tecnologías emergentes. Construidos con el enfoque estadounidense de un mercado libre para el avance tecnológico, estos institutos serán centros de clase mundial para acelerar la innovación estadounidense y construir la fuerza laboral estadounidense del siglo XXI”, dijo Kratsios en un comunicado en ese momento, señalando que tales tecnologías se estaban utilizando para luchar contra el virus del Partido Comunista Chino (PCCh).

Isabel Van Brugen – La Gran Época.