Máquinas de votación en Detroit estaban conectadas a Internet: Observador electoral y contratista de Dominion

Patrick Colbeck, exsenador estatal, ingeniero aeroespacial y aspirante a las elecciones, se sienta para una entrevista en Detriot, Michigan, el 27 de noviembre de 2020. (Bowen Xiao/The Epoch Times)

DETROIT—Una contratista de Dominion Voting Systems que trabajó como TI en el TCF Center en Michigan y un exsenador estatal que fue un observador electoral dicen que las máquinas de votación utilizadas en las elecciones del 3 de noviembre estaban conectadas a Internet.

Melissa Carone–una trabajadora de TI independiente que presentó una declaración jurada el 10 de noviembre en la que detallaba una avalancha de lo que llamó acciones fraudulentas durante su tiempo en el centro de votación–dijo que la llamaron a un hotel en Allen Park el 2 de noviembre donde todo el equipo de Dominion se quedaba para asistir a una especie de capacitación.

En la sala de conferencias, había un tabulador y una máquina de adjudicación; y se le instruyó al equipo que caminara por la habitación y mirara. Carone dijo que un gerente de Dominion (el hombre que inicialmente la contactó para el puesto) habló durante aproximadamente una hora diciéndole al equipo dónde iban a ser asignados para las elecciones.

“Nos dieron un archivador que nos dijeron que revisáramos, lo cual en realidad fue muy beneficioso para mí y para muchos de los abogados porque brindaba mucha información sobre su software y la transmisión de imágenes y, sí, sobre la conexión de las máquinas al Wi-Fi. Absolutamente”, dijo a The Epoch Times. “Incluso lo dice ahí”.

La contratista de Dominion Melissa Carone se sienta para una entrevista en Detriot, Michigan, el 27 de noviembre de 2020. (Bowen Xiao/The Epoch Times)

En la esquina inferior derecha de las computadoras que se usan para tabular y adjudicar las boletas hay una señal de Wi-Fi, pero no muestra si las máquinas estaban conectadas a la web mundial o si simplemente estaban conectadas a una red, dijo Carone, a menos que un mouse pase sobre él. Ella dijo que no se le permitió acceder a la máquina.

“En el manual que ellos me proporcionaron dice que me asegure de que cada máquina de tabulación esté conectada a través de un cable Ethernet”, agregó Carone.

La declaración jurada de Carone se presentó como complemento de una demanda en Michigan. La demanda fue presentada a principios de noviembre por el Great Lakes Justice Center en nombre de Cheryl Costantino y Edward McCall. Los demandantes alegan que debido a múltiples irregularidades, las elecciones en el condado de Wayne deberían anularse.

La función principal de Carone era ayudar a Dominion con el trabajo de TI, el cual consistía en inspeccionar las máquinas de tabulación o de adjudicación y ayudar a cualquiera que lo necesitara. A menudo Carone abría los tabuladores para arreglar cualquier atasco de papel u otros problemas con la máquina.

Patrick Colbeck, exsenador estatal, ingeniero aeroespacial, y observador electoral en el centro TCF de Detroit, dijo en una declaración jurada que las máquinas parecían estar conectadas a Internet. Colbeck dijo que el área tenía routers inalámbricos configurados con redes llamadas “CPSStaff” y “AV Counter” transmitidas en el área.

Todo lo que se necesita para confirmar el estado de conectividad de una computadora con Windows “es pasar el cursor sobre el icono de conexión LAN en la esquina inferior derecha de la pantalla. Cuando no hay conexión a Internet, aparece un ícono único que muestra un globo terráqueo rayado. Procedí a revisar las pantallas de las terminales de las computadoras Tabulador y Adjudicador y observé el ícono que indica conexión a Internet en cada terminal”, según la declaración jurada de Colbeck.

Una audiencia pública sobre la integridad electoral en Phoenix, Arizona, el 30 de noviembre de 2020. (Mei Lee/The Epoch Times)

“Todas las computadoras tabuladoras estaban conectadas a través de cables Ethernet a un router de red”, dijo Colbeck a The Epoch Times. “Y ese router, a su vez, estaba conectado a otro router que estaba conectado a los adjudicadores. Esos estaban conectados a otro router/firewall que estaba conectado a Internet, que estaba conectado al centro de datos local”.

“Cualquiera que entienda de TI sabe que si una computadora está conectada a una red de Internet, todas las computadoras de esa red están conectadas a Internet. Y sé que el centro de datos local estaba conectado a las otras redes”, agregó.

Colbeck dijo posteriormente que se acercó a algunos de los funcionarios electorales en el centro y les dijo que si ellos podían disipar sus preocupaciones simplemente moviendo el mouse sobre el ícono y que aparecería una ventana emergente indicando si la computadora estaba conectada a Internet o no.

Los funcionarios no movieron el mouse, dijo Colbeck. Ellos le dijeron que confiara en sus palabras.

Colbeck dijo que se han presentado varias declaraciones juradas diferentes que detallan algunas “cosas raras que sucedieron en la red”. El exsenador dijo que hubo cortes y mensajes de error.

“Los errores que aparecieron en las computadoras con los tabuladores y adjudicadores fueron algo llamado exceso de copias de seguridad”, dijo. “Ese no es un mensaje de error estándar de Windows. Ese mensaje de error se ve cuando se está intentando hacer una copia de seguridad en una base de datos SQL. Ahora, o cada uno de estos tabuladores tenía su propia base de datos SQL integrada en esa estación de trabajo, o están tratando de conectarse a alguna base de datos externa que no era local en esa estación de trabajo”.

(Cortesía de Patrick Colbeck)

“Muchas de las características de Dominion que se describen como fallas son en realidad características de Dominion diseñadas para ayudar a la gente a manipular los resultados de las elecciones”, afirmó Colbeck.

Las máquinas de votación conectadas a Internet son particularmente vulnerables a los hackers. Según una hoja informativa de 2020 publicada por la Oficina de Elecciones de Michigan: “Las máquinas de votación no se pueden conectar a Internet durante la tabulación de la boleta”. Pero la oficina declara que una vez finalizado el recuento y generado un registro en papel, algunas jurisdicciones “conectan las máquinas a Internet para enviar resultados no oficiales al secretario del condado”.

El día de las elecciones y al día siguiente, Carone dijo que también fue testigo de que innumerables trabajadores volvieron a escanear lotes de boletas por correo en el Centro TCF sin ignorarlas primero, lo cual resultó en que las boletas se contaran de 4 a 5 veces en algunos casos.

A los trabajadores se les entregó un lote de alrededor de 50 boletas por correo a la vez que las pasaban por los tabuladores, que a menudo se atascaban.

“Fui testigo de que innumerables trabajadores volvían a escanear los lotes sin descartarlos primero, lo cual resultó en que las boletas se contaran de 4 a 5 veces”, dijo en su declaración jurada.

Cuando mencionó estas preocupaciones a un gerente de Dominion, él le dijo: “Melissa, no quiero escucharlo. Estamos aquí para ayudar con TI, no estamos aquí para dirigir sus elecciones”.

Carone dijo que el proceso de adjudicación normalmente involucra tanto a un republicano como a un demócrata que juzgan las boletas, pero durante un turno de noche escuchó a dos mujeres hablar sobre su partido político–ambas eran demócratas y decidieron sentarse juntas.

“No hubo supervisión”, dijo. “Nadie les hacía preguntas. Fue simplemente una batalla campal”.

Los trabajadores electorales tapan con tablas las ventanas para que los aspirantes no puedan ver el área de conteo en el Centro TCF donde se cuentan las boletas en el centro de Detroit, Mich., el 4 de noviembre de 2020. (Seth Herald/AFP vía Getty Images)

Carone dijo que pronto presentará una segunda declaración jurada que contiene información que dice que “arrojará mucha luz sobre esto y cómo sucedió”. Desde entonces, Carone se ha puesto en contacto con el FBI en dos ocasiones, en una ocasión habló con una mujer durante más de una hora, pero la oficina nunca le devolvió la llamada ni le hizo seguimiento después de recibir su información.

Carone dijo que las máquinas Dominion tenían “absolutamente” la capacidad de cambiar votos. En su declaración jurada, mencionó a que los empleados de Dominion hablaban entre ellos sobre una pérdida de datos y que “todos cogieron sus celulares y se hicieron a un lado del escenario”.

“Yo no creo que en realidad haya sido una pérdida de datos”, dijo. “Eso fue lo que me dijo mi jefe. Yo creo que fue en el momento en que Dominion se enteró de que Trump estaba por delante por más de 130,000 votos”.

Dominion no respondió de inmediato a una solicitud enviada por correo electrónico por The Epoch Times para comentar sobre este artículo. En su sitio web, ellos niegan categóricamente lo que describen como “afirmaciones falsas sobre el cambio de votos y problemas de software” con sus sistemas.

Caos

Hubo una ambiente intenso de amenaza hacia los observadores electorales republicanos en el TCF Center, según Carone. Varios observadores electorales republicanos fueron “dejados de lado”.

“Dominion me dijo que no hablara con ellos, que no respondiera ninguna pregunta”, dijo. “Simplemente los estaban tratando de manera terrible, muy grosera”.

En un momento durante la noche, se colocaron urnas de acero detrás de los mostradores de votación.

“Ellos estaban tratando de crear una barricada entre los observadores y los contadores”, dijo. “A medida que avanzaba la noche, se colocaban más boletas en estas cajas y ellos empezaban a apilar, creando una barricada más alta”.

Carone dijo en su declaración jurada que era la única republicana que trabajaba para Dominion en Detroit. Ella describió la atmósfera en el centro como “muy tensa”.

“Los empleados de Dominion y los trabajadores de la ciudad hacían comentarios sobre personas que tenían algún tipo de bandera estadounidense en su atuendo, que automáticamente se les consideraba como partidarios de Trump”, dijo. “Solo estaban haciendo comentarios diciendo lo repugnante que es Trump”.

“Yo empecé a actuar como si fuera demócrata porque no quería que ni siquiera sospecharan de ello”, agregó. “Estaba muy nerviosa”.

Durante su primer turno de 24 horas, Carone dijo que no vio ni un solo voto para Trump. Al día siguiente fue testigo de algunos.

Carone dijo que no tiene ninguna confianza en la integridad del software o el proceso de tabulación de Dominion. Dominion no se ha puesto en contacto con ella sobre el contenido de su declaración jurada o de sus acusaciones.

Bowen Xiao – La Gran Época.