Fraude electoral: Piden a Trump declarar la Ley Marcial limitada

El presidente de los Estados Unidos Donald Trump habla sobre los resultados de las elecciones presidenciales de los Estados Unidos en el año 2020 en la sala de prensa Brady de la Casa Blanca en Washington, Estados Unidos, el 5 de noviembre de 2020. (REUTERS/Carlos Barria)

Redacción BLes – La convención política We the People pidió al presidente estadounidense, Donald Trump, declarar la Ley Marcial limitada “para celebrar nuevas elecciones y proteger nuestro voto” ante el generalizado fraude electoral.

Bajo este excepcional ordenamiento legal las Fuerzas Armadas de los EE.UU. supervisarían “una nueva elección federal libre y justa si los Legisladores, los Tribunales y el Congreso no siguen la Constitución” publicó la convención en su página web el 1.º de diciembre.

La petición fue enfática al rechazar la intervención de las autoridades civiles, de los políticos y de los medios catalogados como corruptos así como de  las amenazas violentas de la izquierda.

Además expresa: “Es NUESTRO EXCLUSIVO DERECHO elegir a nuestro Presidente y ese sagrado derecho ha sido infringido por el fraude electoral masivo, planeado e ilegal llevado a cabo por operativos corruptos del Partido Demócrata/Socialista a través de nuestra nación para robar nuestro voto. NO lo apoyaremos”.

Los requisitos propuestos para la nueva jornada electoral son sencillos, y orientados a evitar el bochornoso fraude que tiene expectante a la nación.

“Solo candidatos federales. Votos de papel. Sin computadoras. Contados a mano con ambos partidos mirando cada voto. Solo votantes registrados”, son sugeridos.

Asimismo postula: “Identificación con foto para probar la residencia. Conducidos de forma segura con todos usando máscaras y a dos metros de distancia, como hicimos en Ohio”.

La petición es firmada por Tom Zawistowski, presidente del Partido TEA afiliado a la Convención Nosotros el Pueblo (WTPC, por la sigla en inglés) y Director Ejecutivo del Partido TEA del Condado de Portage.

Zawistowski, asimila la situación por la que atraviesa Estados Unidos actualmente a la que tuvo que enfrentar el presidente Abraham Lincoln en 1863, cuando declaró la Ley Marcial poco después del inicio de la Guerra Civil.

Le recomendamos: 

“El nuestro es un caso de rebelión… de hecho, un caso claro, flagrante y gigantesco de rebelión; y la disposición de la Constitución de que ‘el privilegio del mandamiento de hábeas corpus no se suspenderá, a menos que casos de rebelión o invasión, o de seguridad pública puedan exigirlo’”, escribió Lincoln aludiendo al Artículo I de la Constitución, según la publicación de We The People.

“Hoy en día, la actual amenaza a nuestros Estados Unidos por parte de la izquierda socialista/comunista internacional y nacional es mucho más grave que cualquier cosa que Lincoln o nuestra nación hayan enfrentado en su historia – incluyendo la guerra civil”., advirtió Zawistowski.

Asimismo describe: “¡Estamos literalmente bajo ataque desde dentro!”

“Los resultados son aumentos masivos de crímenes violentos y muertes en nuestras ciudades y la destrucción de pequeños negocios orquestados por esos políticos y grupos izquierdistas, muchos financiados por comunistas nacionales e internacionales”, agregó.

También recordó al presidente y a los funcionarios el juramento que habían hecho de defender la Constitución.

“Apoyaré y defenderé la Constitución de los Estados Unidos contra todos los enemigos, extranjeros y nacionales”, citó Zawistowski.

Ciertamente la situación que atraviesa Estados Unidos es delicada aunque el presidente y sus millones de seguidores mantienen la calma y la fe en que todo se esclarecerá oportunamente, y en favor de la reelección.

A pesar de que ha transcurrido cerca de un mes desde las elecciones no son contundentes los resultados obtenidos por Trump en cuanto a transparencia electoral, a pesar de la infinidad de evidencias recogidas, muchas de ellas aportadas por los mismos ciudadanos.

Son muchos los cabos sueltos y cada día resultan nuevas complicaciones, cuando solo quedan 13 días para que el Colegio Electoral tome la decisión final sobre quién será el presidente de Estados Unidos por los próximos cuatro años.

José Hermosa – BLes