Antisemita y radical: los sermones del demócrata Warnock que escandalizan

Comparte este artículo:

Raphael Warnock, candidato demócrata para el Senado de EEUU.

Los demócratas depositan sus esperanzas en Georgia para definir el papel que jugarán en el Senado. La carrera por ese estado es la oportunidad de los republicanos de poner freno y controlar las iniciativas de la izquierda radical.

El candidato demócrata de Georgia Raphael Warnock no solo llegó a acoger al comunista Fidel Castro hace 25 años, sino que además en 2014 recibió en su iglesia al reverendo Jeremiah Wright quien maldijo a los Estados Unidos.

“Raphael Warnock no solo elogió el sermón de Jeremiah Wright ‘God Damn America’, sino que pensó que era tan bueno que lo invitó a la iglesia Ebenezer Baptist para pronunciarlo”, dijo el director de comunicaciones del candidato republicano David Loeffler, Stephen Lawson.

“¿Georgia realmente quiere un senador estadounidense que piense que Dios debería condenar a Estados Unidos?”, cuestionó.

Wright dijo que Estados Unidos merecía la maldición de Dios por las acciones militares en Irak: “No Dios bendiga a Estados Unidos; Dios maldiga a Estados Unidos”, dijo Wright en ese momento. “Eso está en la Biblia, por matar gente inocente. Dios maldiga a Estados Unidos, por tratar a sus ciudadanos como menos que humanos. Dios maldiga a Estados Unidos mientras intente actuar como si fuera Dios y él es supremo”.

Wright culpó en 2009 a los judíos por impedirle hablar con Obama. También hizo una serie de comentarios incendiarios, incluso cuando dijo después del 11 de septiembre que “los pollos de Estados Unidos están regresando a casa para dormir”.

La semana pasada, Warnock rechazó las acusaciones de que era antisemita cuando su oponente, la senadora Kelly Loeffler, republicana por Georgia, intentó vincularlo con Wright.

Loeffler se ha referido repetidamente a su oponente demócrata como el “radical liberal Raphael Warnock”.

“Los demócratas quieren cambiar fundamentalmente a Estados Unidos, y el agente del cambio es mi oponente, el radical liberal Raphael Warnock”, dijo Loeffler durante el último debate.

El senador Marco Rubio también ha calificado al candidato demócrata de “radical”: “El candidato demócrata al Senado, Raphael Warnock, dijo: “No se puede servir a Dios y al ejército” al mismo tiempo. Estas, y cosas aún más locas, es lo que creen los radicales que controlan la base activista y de pequeños donantes del Partido Demócrata”.

¿Warnock antisemita?

“Estoy con Israel”, proclamó Warnock en un artículo de opinión publicado el 9 de noviembre, alegando que sus puntos de vista están siendo tergiversados ​​”para beneficio político”.

“Las afirmaciones de que creo que Israel es un estado de apartheid son evidentemente falsas, no lo creo”, escribió Warnock.

“… Me opongo firmemente al movimiento BDS y sus fundamentos antisemitas …” Concluyó que puede contar conmigo para apoyar a la comunidad judía e Israel en el Senado de Estados Unidos”, dijo el demócrata en plena campaña electoral.

Sin embargo una investigación realizada por Investigative Project on Terrorism sobre los antecedentes del candidato demócrata reveló nuevas acusaciones del candidato demócrata contra Israel no denunciadas.

Los periodistas Steven Emerson y David Swindle revelaron seis de las acusaciones más extremas respaldadas por Warnock en una carta que firmó con otros pastores publicada por el Consejo Nacional de Iglesias en marzo de 2019 condenando a Israel.

En la misiva el demócrata comparaba a Israel con “regímenes opresivos”. También comparó la valla de seguridad de Cisjordania de Israel con el “Muro de Berlín”.

Si bien Warnock puede asegurar que hoy “está con Israel”, queda la duda de los electores en Georgia. Emerson y Swindle se preguntan: ¿puedes realmente confiar en que lo hará mañana cuando, tan recientemente como el año pasado, se sintió cómodo firmando su nombre con la afirmación de que Israel era comparable a múltiples estados racistas y totalitarios?

¿Warnock socialista?

El socialista senador Bernie Sanders ya manifestó públicamente su respaldo a Warnock; asimismo el aspirante a senador apoya la expansión de la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio.

En una entrevista para Atlanta Magazine, el candidato habló de una especie de control de precios de medicamentos: “(…) Esperaría trabajar al otro lado del pasillo para reducir el costo de los medicamentos recetados a través de negociaciones de precios, lo que incluye presionar para que los Centros de Medicare y Medicaid tengan el poder de negociar precios de medicamentos más bajos”.

“Esperaría trabajar al otro lado del pasillo para reducir el costo de los medicamentos recetados a través de negociaciones de precios”: Warnock.

Warnock habló también de presionar a las grandes compañías farmacéuticas: “A nivel federal, podemos presionar para que el Congreso reduzca el poder de intereses especiales, como las grandes compañías farmacéuticas”.

Los demócratas depositan sus esperanzas en Georgia para definir el papel que jugarán en el Senado. La carrera por ese estado es la oportunidad de los republicanos de poner freno y controlar las iniciativas de la izquierda radical.

De hecho, si los demócratas lograran ganar los escaños del Senado en Georgia, normativas como el control de armas podrían hacerse realidad, sobre todo si Kamala Harris llegara a romper con un empate en el Parlamento.

Los republicanos han controlado la Cámara Alta durante los últimos dos ciclos, lo que limitó la agenda de Barack Obama e impulsó la de Donald Trump. De estas elecciones dependerá entonces el “libre” desenvolvimiento del próximo presidente de Estados Unidos.

Sabrina Martín Rondon – El American.


Comparte este artículo: