Trump explica por qué Nueva York podría no recibir primero la vacuna contra el virus del PCCh

El presidente Donald Trump presenta una actualización sobre la “Operación Warp Speed” en el Rose Garden de la Casa Blanca en Washington, el 13 de noviembre de 2020. (Mandel Ngan/AFP a través de Getty Images)

El presidente Donald Trump dijo el sábado que Nueva York podría recibir la vacuna contra el coronavirus después que otros estados porque el gobernador Andrew Cuomo sugirió que el Empire State podría no comenzar a usar el medicamento de inmediato.

“¡YO AMO NUEVA YORK! Como todos saben, la Administración Trump ha producido una VACUNA excelente y segura mucho antes de lo programado. Otra Administración habría tardado cinco años. El problema es que el @NYGovCuomo dijo que él retrasaría su uso, y otros estados LO QUIEREN AHORA”, escribió Trump en Twitter el 14 de noviembre.

“No podemos perder el tiempo y solo podemos darles a aquellos estados que usarán la vacuna de inmediato. Es por eso el retraso de Nueva York. Hay muchas vidas para salvar, pero estamos listos cuando ellos lo estén. ¡Dejen de jugar a la política!”, añadió el presidente.

Trump mencionó a Nueva York el viernes durante una conferencia de prensa sobre la iniciativa de la administración “Operation Warp Speed “, diseñada para distribuir rápidamente una vacuna contra el virus del Partido Comunista Chino (PCCh), comúnmente conocido como coronavirus. Cuomo “tendrá que avisarnos cuando esté listo para ello porque de lo contrario, no podemos entregarlo a un estado que no se lo dará a su gente de inmediato”, dijo el presidente.

Cuomo ha dudado en repetidas ocasiones sobre la eficacia de una vacuna desarrollada bajo la administración Trump. Él dijo en CNN el viernes, que aunque los estadounidenses confían en las empresas que desarrollan versiones de la vacuna, ellos temen que el proceso de aprobación se ha politizado.

“Ahora estamos en una situación en la que la mitad de la gente del país dice ‘No sé si debería confiar en la vacuna’”, dijo Cuomo.

La semana pasada, el gobernador de Nueva York le dijo a ABC que está hablando con otros gobernadores sobre arreglar o detener el plan de distribución de vacunas del presidente. En septiembre, el gobernador formó una junta independiente para revisar la eficacia y seguridad de una vacuna contra el COVID-19. Desde entonces, California, Washington, Oregón y Nevada han realizado esfuerzos similares.

Pfizer anunció el 9 de noviembre de que los datos de un estudio de última etapa muestran que su vacuna tiene un 90 por ciento de efectividad para prevenir una infección por el virus del PCCh.

El gobierno de Estados Unidos llegó a un acuerdo con Pfizer y BioNTech en julio, acordando pagar USD 1950 millones por las primeras 100 millones de dosis de BNT162, la vacuna candidata de las empresas. El acuerdo estaba sujeto a la aprobación o autorización de uso de emergencia de la Administración de Alimentos y Medicamentos, la cual sigue pendiente.

Ivan Pentchoukov – La Gran Época.