Starbucks despide a empleada cristiana por no usar camisa de apoyo a los LGBT

La demandante espera, de ganar la demanda, que la compañía aprenda a respetar «sinceramente» la fe de sus empleados.

Una cristiana de Nueva Jersey ha presentado una demanda contra Starbucks por despido injustificado, alegando que la compañía de bebidas la echó luego de que ella se negara a usar una camisa LGBT «Pride» que iba en contra de su fe y creencias.

La mujer, llamada Betsy Fresse, comenzó trabajando en Starbucks como barista en una sucursal de Hoboken.

Según NBC News, su gerente para aquel entonces estaba consciente de su fe cristiana y se mostró comprensivo con ello; pero luego de un tiempo se transfirió a la mujer a una sucursal de la compañía en Glen Ridge.

De acuerdo con la demanda presentada este 19 de noviembre por Fresse, en junio del año pasado ella vio en la oficina de su gerente una caja con camisetas de «Starbucks Pride» (relacionadas al apoyo de la comunidad LGBT).

La creyente le preguntó a su gerente si a ella se le pediría que usara una, pero este respondió que no, puesto que «no era necesario».

Pero al parecer un mes después, un gerente de distrito le dijo que su empleo había sido revocado, señala también la demanda, introducida en un Tribunal de Distrito de Nueva Jersey.

«Un aviso de separación de Starbucks citado en la presentación dice que Fresse fue despedida por violar los ‘valores fundamentales’ de la compañía y que dijo que sus colegas ‘necesitan a Jesús’ cuando le dieron la camiseta», citó el New York Post.

La demanda presentada por la mujer asegura que fue discriminada, y busca recuperar sus pagos atrasados, daños punitivos y el pago de los honorarios de sus abogados.

También señala una orden judicial para que Starbucks pueda respetar las creencias religiosas de los empleados sinceramente.

Por otro lado, un portavoz de la compañía de café afirma que están listos para el caso y que pueden «comprobar que las declaraciones de la cristiana son falsas».

El 22 de agosto de 2019, según la demanda, se confirma el despido de Fresse porque «su comportamiento no cumplía con los valores fundamentales de Starbucks».

Para este punto, la acción legal alega que debido a lo ocurrido, Starbucks exigía que la mujer usara una camiseta del Orgullo LGBT como requisito de su empleo.

Fresee por su parte, declaró que «todas las personas necesitan a Jesús» y que los cristianos están llamados a «expresar con palabras y hechos el amor de Cristo por todos».

Bibliatodo Noticias.